Opinión

22 Feb 2019
Opinión | Por: Juan Carlos Méndez

ARENA y el FRENTE están condenados a renovarse

En un mundo que avanza rápido, el que no cambia se queda.

Ya tres semanas han pasado desde las elecciones presidenciales que dieron por ganador, de forma rotunda, a Nayib Bukele en primera vuelta. Su estrategia fue simple, tan simple que los que tenían “el sartén por el mango” la ignoraron.

Nayib se arrimó al uso de sus redes sociales en vez de apariciones públicas que le podían costar caro, dado que, como ya vimos su fuerte no son las entrevistas televisivas ni los foros con preguntas y respuestas. Su fuerte fue lo NO tradicional: Facebook Live, Twitter. Segundo, atacó la corrupción de los partidos políticos. Esto no lo podían hacer el frente y ARENA, ya que en sus filas han estado expresidentes, y funcionarios bajo la lupa, otros ya con sentencia como Saca y otros huyendo (asilado) en Nicaragua; Pues como dicen popularmente: “chucho no come chucho”, y es por esa razón que ni el Frente, o ARENA no pudieron usar la bandera de la anticorrupción. Esa fue la estrategia de Nayib.

Entonces, cómo explicar que ARENA en 2018 ganó para las elecciones municipales al menos 144 de las 262 alcaldías, pero para 2019 en las presidenciales, solo ganó en 35 municipios de 262. Mientras que GANA, partido por el cual corrió Nayib, se agenció la victoria en 195 municipios para esta última elección. Quiere decir que, en un año, GANA gracias a la influencia de Bukele, pasó de tener una influencia electoral en 23 municipios (ganados en 2018) a tener 172 municipios más electoralmente hablando, sin mencionar que municipios importantes como San salvador y Santa Tecla, dirigidos por Neto y R. D’Aubuisson, los perdieron.

Lo anterior, pone en discusión el paradigma de que el trabajo territorial es todo para ganar la elección y que las redes sociales no conectan a los votantes. Adicional a esto, el discurso anticorrupción le favoreció más que el discurso de la prosperidad económica, la seguridad, la educación y la salud; esto demostró lo que las encuestas nos venían diciendo sobre la desconfianza y la falta de representatividad en los partidos políticos, tanto así que a algunas personas no les importó que Bukele se moviera cuatro veces de partido en menos de un año, puesto que le creyeron que abanderaba ese deseo de quiebre de los partidos actuales y de no querer ver más en el poder a quienes tuvieron la batuta para hacer los cambios, y no lo hicieron.

ARENA y el Frente deben renovarse estructural, y filosóficamente. Ya no hablamos de terminar con el comunismo y ni siquiera con el socialismo; ahora nos enfrentamos a nuevas demandas en cuanto a derechos, eficiencia estatal, crecimiento económico y cambio climático, a la vez que debemos enfrentarnos a políticos populistas que buscan hacer y deshacer la república. Si en realidad desean ganar un poco la confianza en la población, estos partidos deben:

  • Denunciar y sacar a sus militantes corruptos, aunque solo se queden con 50 militantes, solo por decir un ejemplo.
  • Hacer una reingeniería de su marca partido renovando sus filosofías.
  • Darles espacio a nuevos liderazgos. Los espacios no solo con huecos sino con voz y decisión notable para irlos adaptado al relevo generacional.

No es que Bukele tenga razón en todo lo que diga y haga, es que la desconfianza en el resto es bastante grande, por eso deben renovarse porque si no se quedarán atrás.

29 Mar 2019
Mercurio retrógrado
Opinión | Por: Verónica Ruiz

Mercurio retrógrado

28 Mar 2019
Mil gracias (noviembre 2015 – marzo 2019)
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Mil gracias (noviembre 2015 – marzo 2019)

15 Mar 2019
Segunda oportunidad anual
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Segunda oportunidad anual

4 Mar 2019
Frases JMJ 2019 para la juventud
Opinión | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

Frases JMJ 2019 para la juventud