Sin categoría

21 Jul 2012
Sin categoría | Por: Aída Betancourt Simán

Rodolfo Gonzalez – Magistrado de la CSJ

El Magistrado de la Sala de Lo Constitucional nos recibió  la semana para platicarnos un poco sobre la actual situación y pugna entre la Sala y la Asamblea Legislativa que terminó recientemente. También nos habló un poco de su trayectoria antes de ser magistrado, su experiencia en la docencia y temas como la independencia judicial. Aclaramos que esta entrevista fue realizada la semana anterior a que los partidos políticos llegaran a un acuerdo.

¿Cómo inicia usted su carrera de abogado?

Tengo ya casi 20 años de ser abogado. Tengo una licenciatura en ciencias jurídicas de la  Universidad Doctor José Simeón Cañas (UCA ) de 1993. Durante mis años de estudiante de derecho había trabajado en los tribunales penales y tuve la fortuna de que, casi entero, mi tribunal examinador de tésis fueron nombrados magistrados de la Sala de lo Constitucional en 1994, que fueron el Dr. Enrique Argumedo, el Dr. Hernández Valiente y el Dr. Mario Solano. Me vine como colaborador a trabajar en la Sala desde 1994. Nunca he sido abogado litigante, nunca he tenido una oficina para ver casos particulares, he sido básicamente académico desde que me gradué y mi vida ha estado vinculada a la Sala de lo Constitucional.

¿Cómo fue su camino para llegar a ser Magistrado de la Sala de lo Constitucional? ¿Este fue una meta que usted siempre había tenido o fue una oportunidad que surgió y usted decidió aprovechar?

Hasta 2008 yo no tenía el requisito constitucional de la edad, que son 40 años, entonces no era una opción hasta ese momento. Lo que sucedió en 2009 fue que tocaba renovar 4 de los 5 Magistrados de la Sala de lo Constitucional. Mi experiencia es primera en El Salvador pero ha pasado en Francia, en España en EE.UU., en Costa Rica, Italia, y es que los letrados que son de la casa, que conocen los funcionamientos del tribunal, que tienen experiencia no solo en conocimiento teórico sino de cómo funciona el tribunal, son bien vistos por los parlamentos para llegar a ser magistrados; fue lo que sucedió conmigo en 2009. Así que ha sido una fortuna, y como digo en broma, solo me pasé de la tercera planta donde están los colaboradores a la cuarta planta a un despacho individual.

 

¿Cuál ha sido su momento más tenso durante su mandato como magistrado?

Este es uno de los momentos más tensos. Creo que lo que unos le llaman “desacato” o “incumplimiento” se ha mezclado con intereses político-partidarios, con “pre-pre-pre-campañas presidenciales”, y entonces esto ha enredado mucho las cosas. Es un momento muy tenso. Nosotros hemos seguido trabajando. Recibimos alrededor de 1300-1400 demandas en el año, hay que resolverlas rápido. No podemos parar con lo que llamamos “casos ordinarios”, tal vez no es el TLC o la Ley de Amnistía o casos así, pero igual hay que resolverlos

Si la Constitución da lugar a interpretaciones, qué opinión merece la reforma que se está proponiendo para que se establezca claramente el principio cosas como “legislatura” o “magistratura”?

Ha habido quienes han opinado que eso sería innecesario. Si se necesita más claridad, y los diputados creen que se necesita más claridad, la siguiente legislatura, la que entra en mayo del 2015, es la que deberá decidir si este acuerdo de reforma lo ratifica o no. Ahí tendrá que ser por mayoría calificada de dos tercios, 56 diputados. Aquí ha habido reformas que son bien necesarias, que no hay otro camino más que reformar la Constitución y ha habido otras innecesarias. Si los diputados quieren reformar para que esté más claro, reformar para que una legislatura elija una vez, es decisión de ellos.

Unos abogados que fueron estudiantes suyos publicaron un comunicado manifestando su apoyo. ¿Cuál es el rol que ha tenido la docencia en su vida?

He sido docente desde hace casi 20 años. Me gradué en el ’93 y comencé a dar clases en el ’94. Catedrático de derecho constitucional soy desde hace casi 15 años, en la UCA, en la Universidad Doctor Matías Delgado, en la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN). Es importante por lo que uno estudia derecho comparado, jurisprudencia comparada. Entonces ese intercambio de experiencias es importante y la docencia lo enriquece porque uno estudia las teorías de los autores, estudia la jurisprudencia comparada. Incluso he aprendido mucho de mis alumnos que a veces me plantean y me obligan a ver algunas disposiciones de la Constitución de manera diferente y se los digo “Mire, nunca había visto ese artículo de esa manera, pero ahora que usted lo plantea, si se diera ese caso que usted dice creo que la Sala debería resolver tal y tal cosa”. La docencia ayuda a que las sentencias vayan bien fundamentadas. Ahora se ha resaltado este carácter inapelable de las sentencias y tenemos que fundamentarlas bien, estudiar bien la Constitución, los principios, los derechos, las garantías, de manera que reduzcamos el riesgo de error al mínimo. No es que seamos infalibles.

Usted mencionó el carácter inapelable de la sentencia. ¿Cómo califica la demanda ante la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ)? ¿Considera usted que tiene competencia?

Ya emitimos un pronunciamiento de la Sala cuando la CCJ admitió la demanda presentada por la Asamblea y ordenó la suspensión de nuestras sentencias. Nosotros declaramos inaplicable la sentencia de la CCJ. La CCJ tiene sus competencias, puede darse un conflicto de órganos que puede llegar a la CCJ pero en aspectos relativos a la integración centroamericana.  En este caso, en cuestiones estrictamente Constitucionales no hay apelación, no hay a donde recurrir de las sentencias de la Sala

 

 

Antes de lo sucedido el mes pasado con la actuación de Ovidio Bonilla en la CSJ, ¿cuál era su relación con él y cuál es su apreciación sobre su vida profesional?

El Doctor Ovidio Bonilla es un buen abogado. ¿En qué sentido? Ha sido docente por años, en el Centro Universitario de la UES en San Miguel. En las elecciones de abogados ha quedado entre los más votados, los 15 lugares que entran a la AL en 2006, 2009 y 2012. Como magistrado suplente de la Sala, de 2009 a 2012, ha sido un buen magistrado. Cuando ha venido a suplir por días, a veces por períodos más largos una semana, al que más él ha suplido es a Florentín Meléndez y ha sido un buen magistrado suplente. Lamento mucho la situación que se dio el 16 de julio y esa foto de dos políticos levantándole la mano porque, no estoy diciendo que sea un pecado mortal que los magistrados siquiera saludemos en una recepción a un político, a un diputado, a un ministro, lo que pasa es que tiene que quedar claro ante la población que los magistrados somos independientes en el sentido que no recibimos instrucciones. Si a mí me ponen una viñeta de estar vinculado con un partido, eso pone en riesgo mi imparcialidad ante los ojos de la población.

En cuanto a https://www.viagrasansordonnancefr.com/viagra-achat/ la independencia de los magistrados, ¿usted ha militado en un partido político?

No, no. Y le digo por una razón: porque las opciones políticas que hay en este país, partidarias, no me satisfacen. Tengo mi “corazoncito” ideológico pero las alternativas partidarias que hay en el país, no me animan. Si no estuviera aquí y no tuviera impedimento para tener militancia política, tampoco la tendría porque no me satisfacen.

¿Qué repercusiones prácticas cree usted que tiene en el día a día de los salvadoreños la actual crisis política?

Hay un debate entre los políticos de si la democracia da de comer. Hay unos que dicen que la democracia no da de comer, democracia tiene que ver con que haya varios partidos, elecciones cada cierto tiempo, prensa libre para que el ciudadano se informe y emita un voto informado, sufragio universal: no hay grupos excluidos del derecho al voto. Ahora si luego, eso que permite hacer elecciones y elegir a los gobernantes, ¿este sistema va a permitir que los niños vayan a la escuela y que mejoren las condiciones de vida? Algunos dicen que estos son rendimientos de la democracia, pero no son condición indispensable para la democracia. Aunque un país no tenga buenas condiciones de vida pero si el sistema político permite alternancia y participación política, eso es democracia, aunque en general la democracia va vinculada con un sistema económico que les permita a los ciudadanos una buena calidad de vida. Mi visión, y esto cambia de magistrado a magistrado, es que el trabajo en la Sala de lo Constitucional es proteger la institucionalidad.

¿Ha habido procesos que se encuentren paralizados como consecuencia de esta crisis, de este impasse? Y, ¿qué tipo de procesos son estos?

En las otras tres salas hay mucha mora que se está acrecentando con esta crisis. Nosotros seguimos con nuestro ritmo que tenemos desde hace 3 años, de dos sesiones de sala por semana. Pero en algún momento hablamos y el Presidente en funciones Florentín Meléndez lo hizo público, que no íbamos a sacar sentencias complejas, sentencias de impacto, mientras el país está resolviendo esta crisis. Entonces dijimos: la sentencia del TLC, la sentencia sobre la legalidad o constitucionalidad del nombramiento de dos generales retirados en la Dirección de la Policía y el Ministerio de Justicia y Seguridad no las vamos a resolver estos días. Digamos que hay un cierto atraso; pero en los casos ordinarios que no tienen esta complejidad, en la Sala no ha habido esta mora, pero sí estamos enterados de que en las otras salas no está paralizado pero las cosas van caminando a un ritmo más lento que lo normal.

Tiro al plato

Rodolfo González: juez, soy un juez.

Constitución de la Republica: norma fundamental, si se cumpliera nos iría mucho mejor de lo que nos va ahora.

Sigfrido Reyes: Presidente de la Asamblea Legislativa.

Independencia judicial: fundamental en un Estado de derecho.

ANEP: cámara empresarial.

Yo Me Visto de Blanco: movimiento de la sociedad civil muy interesante.

Cerrajero: fue un acto de fuerza, bastante lamentable que se diera en este palacio de Justicia.

Kelsen: alguien lo calificó como el jurista más importante del siglo XX y creo que sí, tiene el nombre ganado.

Si tuviera la atención de todos los jóvenes del país, ¿qué les quisiera comunicar?

Que se hagan su espacio, que no se dejen capturar, que no se dejen anular por los mayores. Tienen derecho a construir su propio futuro y no tiene por qué pagar los errores o los pecados de las generaciones anteriores. La ilusión que uno tiene cuando tiene 20 años, no deben permitir que nadie se la quite y el empuje que tienen se tiene que canalizar para dar un aporte para tener un mejor país para todos.

 

Los comentarios están cerrados.

26 May 2017
The Upside to Nfl Jerseys
Sin categoría | Por: Álvaro Escolán

The Upside to Nfl Jerseys

22 Ene 2017
Possible Danger Signs on Nfl Jerseys You Must Know
Sin categoría | Por: Álvaro Escolán

Possible Danger Signs on Nfl Jerseys You Must Know

17 Ago 2016
Cambio climático: ¡URGENTE!
Sin categoría | Por: Carlos Segura

Cambio climático: ¡URGENTE!

15 Ago 2016
¿Somos Éticos los salvadoreños?
Sin categoría | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

¿Somos Éticos los salvadoreños?