SV del Mes

5 Dic 2017
SV del Mes | Por: Redacción

Víctor Flores, el barista que ha competido en China, Irlanda y Corea del Sur- Diciembre 2017

Víctor es chef y barista en jefe de Biscuit Factory; además, se describe como apasionado y enamorado de lo que hace día a día y un joven persistente, porque aunque le cueste lograr sus metas, nunca se da por vencido. Sabé más del “Salvadoreño del Mes” de diciembre.

Desde pequeño recuerda haber querido ser chef, ya que siempre se vio rodeado por el mundo de los pasteles, las mieles y las jaleas. “Mi infancia siempre estuvo ligada con la pastelería, a la par de mi mamá cocinando o viéndola cocinar; siempre me involucraron en eso y desde un principio me gustó”.

Su papá trabajó por años en la empresa de su familia, Cakes Carrusel; mientras que, su mamá y su abuela siempre cocinaron delicioso, aunque nunca estudiaron de manera profesional.

“Una anécdota chistosa de mi niñez es que mi papá y yo siempre hemos sido fanáticos del automovilismo. Entonces, en nuestra casa, mi papá tenía su tallercito y yo me ponía a jugar en su taller y a pesar que eran cosas de carros, yo agarraba lubricantes y los ponía en una lata de metal, y comenzaba a freír hojas en aceite de carro”, recuerda Víctor.

Su papá decidió independizarse de Carrusel y su mamá renunciar a su trabajo, y así comenzar su propio negocio familiar. “Comenzamos en el 99, hace 18 años, sin marca comercial, sin fachada comercial” a hacer las tortas de los pasteles, posteriormente este negocio se convertiría en Biscuit Factory.

Después de iniciar su emprendimiento, sus papás decidieron hacer pan dulce de una manera diferente, en miniatura y “sigue siendo nuestro producto estrella, por lo que la gente nos identifica”. Aunque, lo que marcó la decisión de Víctor para ser chef sucedió en el 2005, ya que estaba por salir de bachillerato cuando llegaron de diversas universidades a darles charlas.

“Cuando me tocó el turno de hablar, fui el único que dijo que quería ser chef. Mis compañero se rieron y todo, pero el señor dijo que tuviéramos en cuenta algo, que en un momento de crisis de cualquier tipo, el mundo iba a dejar de comprar carros o zapatos, de ir al banco, cualquier cosa, pero nunca van a dejar de comer”.

Se graduó y estudió en Academia Panamericana de Arte Culinario (APAC) para poder ser chef. Luego, se inscribió en la licenciatura en Turismo en la Universidad José Matías Delgado (UJMD) y cuando estaba en segundo año, decidió convertirse en un barista profesional.

“Nosotros desde antes veníamos buscando diversificar nuestro negocio, y bajo la lógica de que pan dulce y café siempre van de la mano, dijimos vendamos café. Pero, nos quisimos especializar en la preparación de un buen café”, comenta Víctor.

Tiro al plato

Edad: 30

Hijos: uno

Estado Civil: casado

Arroz o maíz: Arroz

Café: pasión

Postres: delicia

Comer: amor

China: reto

 

“En 2011 comienza mi historia como barista y con quienes me entrené en el mundo del café es con Academia Barista Pro, también aquí en El Salvador, y me doy cuenta a través de ellos que aquí en el país existe un Campeonato Nacional de Baristas”. Para el 2012, Víctor pidió que lo aceptaran como ayudante en los entrenamientos para la competencia y “a mí me quedó que quería aprender a competir”.

“Entendí que al entrenarme y competir, iba a mejorar, a volverme más profesional; entonces en el año 2013 yo les dije a la Academia Barista Pro, que quería competir en el Campeonato Profesional Nacional. Esa, entonces, sería mi primera experiencia de competencia”.

Y así fue, en ese año Víctor se inscribió en el campeonato y quedó en sexto lugar. Un año después, Víctor se convirtió en juez del campeonato y unos meses después le contactaron a través de Academia Barista Pro para que compitiera profesionalmente en Harbin, China.

“En el mismo 2014, la entidad de café de China Continental se contactó con Academia Barista Pro y les dijeron estamos organizando un campeonato de baristas por invitación. Yo cumplía con el perfil y así fue como me invitaron, con todos los gastos pagados, a China, a una competencia con solo 12 baristas alrededor del mundo; y quedé en tercer lugar de esa competencia. Para mí, fue la primera experiencia de campeonato internacional y me encantó”

Para Víctor, ir a China le abrió la mente de cómo la gente en el mundo ve y respeta el café de El Salvador porque cuando llegó con su café Pacamara, y le dijeron que querían probar su café. “Me di cuenta el respeto que el mundo entero tiene por el café de El Salvador. Y nosotros teniéndolo a nuestro alcance todos los días no lo parecíamos y preferimos otros”.

Luego, en el 2015 volvió a participar en el Campeonato de China, enfocado esta vez en el latte arte quedó en quinto lugar. Y “el año siguiente, 2016, me metí al Campeonato Nacional y ganamos, y me convertí en el representante oficial para el Campeonato Mundial de Baristas en Dublín, Irlanda”, recordó Víctor.

Tiro al plato

 

Seúl: experiencia

Autos de carrera: pasión

Música: única

Hobbie: escuchar música

Cantante o banda favorita: Amy Winehouse y Pink Floyd

El Salvador: maravilla

Jóvenes: futuro

Biscuit Factory: sueño

 

En este 2017, Víctor volvió a ganar en la Competencia Nacional y compitió en el mundial de Seúl, Corea, donde quedó en el lugar 26 de 58 baristas en el Primer Lugar de Centroamérica, y en empate en Primer Lugar de Latinoamérica con Colombia.

“Consideramos que fue un campeonato exitoso y más aún para el país, porque el que quedó como campeón mundial de este año ganó con café de El Salvador, con una variedad de SL28 de la Finca Las Brunas del productor Ernesto Meléndez, de Santa Ana”.

A pesar de toda su trayectoria compitiendo como barista, Víctor afirma que su primer amor fue la cocina y que el primer amor “nunca se olvida”. “Ser chef siempre está en el corazón. Con este negocio tengo la oportunidad de mezclar mis dos pasiones, el mundo del café y el de la cocina”.

Dentro de cinco o diez años, Víctor afirma que posiblemente entrenará a algún barista que desee competir, o posiblemente entre como juez y que para Biscuit Factory ve la posibilidad de otorgar franquicias. “Me juré a mí mismo no volver a competir, porque última competencia fue un entrenamiento durísimo para mí, pero siempre voy a estar en el medio”, afirma Víctor.

“A los jóvenes les aconsejo persistir siempre y soñar porque soñar nada cuesta, y mucho ayuda. Y nunca perder la esperanza porque los sueños siempre se cumplen. Tenerlos siempre en mente y trabajar muchísimo por ellos”.

Además, recalca que es muy importante que “todos los salvadoreños nos apoyemos entre “nosotros”; “consumamos lo que nuestro país produce, lo que emprendedores se han atrevido a hacer. Si usted apoya a un emprendedor, le toma cariño a una marca local, usted está haciendo país sin tener que meterse a ser diputado”.

7 Nov 2017
Sandra Martínez, la salvadoreña que desde los 4 años sabía leer, ahora trabaja como meteoróloga – Noviembre 2017
SV del Mes | Por: Redacción

Sandra Martínez, la salvadoreña que desde los 4 años sabía leer, ahora trabaja como meteoróloga – Noviembre 2017

3 Oct 2017
Marcelo Acosta, el nadador salvadoreño que se destaca entre los grandes – Octubre 2017
SV del Mes | Por: Redacción

Marcelo Acosta, el nadador salvadoreño que se destaca entre los grandes – Octubre 2017

5 Sep 2017
Eugenia Folgar, la emprendedora en moda deportiva salvadoreña  -Septiembre 2017
SV del Mes | Por: Redacción

Eugenia Folgar, la emprendedora en moda deportiva salvadoreña -Septiembre 2017

1 Ago 2017
Paulina Valdez, una salvadoreña en la OEA y en Londres / Agosto 2017
SV del Mes | Por: Redacción

Paulina Valdez, una salvadoreña en la OEA y en Londres / Agosto 2017