SV del Mes

5 Mar 2013
SV del Mes | Por: José Mario Ávila

Melvin Gómez – Marzo 2013

Esta historia sirve como una lección de vida para todo joven que quiera superar los desafíos. Hay veces en la vida que sentimos que todo nos sale mal. Algunas veces, nos deprimimos, nos molestamos y hay momentos que pensamos que no habrá ninguna forma de salir de esos estados de desesperación. En este mes de marzo les presentamos a un joven luchador, optimista, que a pesar de tener todo en contra suya, aprovechó esos infortunios para crecer.

 

Su nombre es Melvin Ricardo Gómez, un joven pintor de 19 años, quien recalca que “la vida es un tesoro y hay que valorarla”. Lo más interesante es que su historia no refleja ningún tipo de resentimiento, al contrario, sus anécdotas demuestran un agradecimiento hacia la vida y unos grandes deseos de  optimismo y superación.

 

“Lo que más admiro de Melvin es la alegría que él irradia, no solo es su alegría, sino que contagia a la demás gente. Es un joven optimista con una grandes ganas de querer salir adelante” Rodrigo Torres, amigo de Melvin.

 

Melvin es un joven con discapacidad, quien quedó parapléjico al sufrir en carne propia los efectos de la delincuencia. El 16 de noviembre del año 2009, a la edad de 16 años, como es de costumbre en su pueblo natal, Huizucar, en el departamento de La Libertad, salió a bañarse a la orilla del río a festejar un nuevo logro junto a sus amigos. Desafortunadamente, mientras jugaba con sus pares, una bala alcanzó su columna vertebral,  produciéndole una lesión medular, lo que causó la pérdida de la movilidad de sus piernas.

 

Hijo de madre soltera, con los pocos ingresos que recibe por sus pinturas, sostiene su vocación artística y aporta con ello a su hogar. Desde pequeño siempre tuvo esa inquietud por aprender a pintar. En un principio le llamaba la atención la parte del dibujo, por lo que, con la ayuda de un amigo pintor, le fue agarrando a la técnica de cómo agarrar el pincel y de cómo mezclar y sacar las combinaciones de la luz y las sombras de las figuras que pinta.

 

 De ahí empezó a leer libros, a buscar técnicas y, prácticamente, el resto lo aprendió por su propia cuenta. Al graduarse de bachillerato, en el Centro Educativo San Bonifacio, en su ciudad natal, decide dedicarse de lleno a la pintura. Su día a día se limita a pocas cosas que llevan bastante tiempo. Se levanta, se baña, hace ejercicio y pinta. En la tarde lee, y a veces sale a distraerse junto a su novia. Los fines de semana va a la iglesia y pasa tiempo con su familia.

 

“El don que Dios le ha dado es bien grande. Espero que se supere más y que logre sus sueños. Admiro esa valentía, optimismo que tiene, que a pesar de todo no se quedó frustrado, él ha luchado, sigue adelante y sigue luchando para alcanzar las metas que se propone” Gloria Alicia Gómez, madre de Melvin.

 

Cuando pinta, su centro de inspiración es su gente, la gente del campo. “Soy una persona optimista, llena de sueños y creo que lo que hago en cuanto a la pintura es esa parte que me hace encontrarme” afirma Melvin. En los tres años que lleva dedicándose por completo a la pintura ha pintado decenas de obras, las cuales reflejan fuertes mensajes sociales. “Me inspira esa parte y me gusta también pintar a la gente del mercado, me atrapa esa parte de ver cómo esa gente lucha día a día para llevar ese sustento a sus hogares” recalcó el joven artista.

 

En el mes de febrero de este año, la conocida Casa del Artista Plástico, en la colonia Miramonte en San Salvador, exhibió una muestra de Melvin, de “figura humana”, la cual estuvo basada, en palabras de Melvin, “en la realidad social que atravesamos hoy en día”. Además, está buscando oportunidades de estudios universitarios fuera de su país y ahora es un aspirante a una beca del programa “Colegios Unidos del Mundo”.

 

A futuro sueña con formarse en el ámbito artístico, académicamente, y poder llevar su trabajo a otros países. A los jóvenes les recomienda a que no desistan, “no se den por vencidos nunca, es preciso poder ver que nosotros llevamos esa fuerza interior, que nos levanta día con día y que nos hace movernos” aclaró el joven pintor. A lo que adiciona que es necesario ver la vida como una bendición, “es necesario hacer lo correcto, más si le damos un lugar a Dios, ahí puedes ver la vida diferente, puedes entender muchas cosas que lejos de él no podrías comprender”  agregó el joven ejemplar.

 

El caso de este joven pintor es un ejemplo de una persona que, a pesar de su discapacidad, tomó su limitación como una oportunidad para crecer y logró salir adelante. Muchas veces puede que haya un ‘gigante’ en la vida que no nos deje salir adelante. Pero con la constancia, el optimismo y la valentía, que nos ha enseñado Melvin Gómez, si somos constantes y creemos en nuestros sueños, podemos derrotar a ese gigante sin que nada nos detenga.

 

2 May 2017
Liliane Reyes, la promotora de la solidaridad  / Mayo 2017
SV del Mes | Por: Redacción

Liliane Reyes, la promotora de la solidaridad / Mayo 2017

4 Abr 2017
William Navarro, el diseñador salvadoreño en Dubai / Abril 2017
SV del Mes | Por: Redacción

William Navarro, el diseñador salvadoreño en Dubai / Abril 2017

7 Mar 2017
Elena de Alfaro, la empresaria con conciencia social / Marzo 2017
SV del Mes | Por: Redacción

Elena de Alfaro, la empresaria con conciencia social / Marzo 2017

7 Feb 2017
Manlio Argueta, el escritor impaciente por relatar la realidad / Febrero 2017
SV del Mes | Por: Redacción

Manlio Argueta, el escritor impaciente por relatar la realidad / Febrero 2017