SV del Mes

5 Dic 2018
SV del Mes | Por: Redacción

Ledy de González, una salvadoreña con corazón solidario

Ledy de González, de 55 años, se describe como una salvadoreña que ama su país, madre de tres hijas que la motivan a agradecer lo que ha recibido de la vida. Conocé más de la Salvadoreña del Mes de diciembre 2018.

Ledy, además, es una profesional en administración de empresas que, junto a sus hijas y su esposo, ha creado la organización sin fines de lucro “Corazones Comprometidos”, que buscan ayudar a las personas más necesitadas en todo el país, siendo su labor más destacada el ayudar a los padres de los niños del Hospital Bloom. “Tengo muchísimas bendiciones, pero también me gusta ayudar, en familia, porque nos gusta devolver a los demás”, aseguró esta salvadoreña.

Y es que el deseo de ayudar a los demás, comenzó en Ledy desde que era pequeña, con sus padres, quienes se caracterizaban por ser “muy dados a ayudar. Mi papá era un hombre que, si a la vuelta de la esquina encontraba a un hombre que necesitaba un par de zapatos, se bajaba y le compraba un par de zapatos, o le daba lo que podía”. De acuerdo con esta salvadoreña, fue en su hogar que aprendió lo que era vivir ayudando a los demás.

De pequeña, junto a sus padres conocían una familia que todos los años tenían un bebé en diciembre; entonces, recuerda que sin falta llegaban a ver la cara de felicidad de los niños. “Era bien bonito porque los niños siempre estaban con todos nosotros, como una familia”, explica esta salvadoreña.

Ledy asegura que comenzaron a trabajar de la mano con el Hospital Bloom cuando su hija menor fue ingresada, ya hace seis años, para que le hicieran exámenes y descartarle un cáncer linfático. Para ese entonces, la hija menor de Ledy tenía 14 años y ahí fue cuando se dieron cuenta de la verdadera necesidad que tenían los padres de los pacientes del hospital.

“Estuvimos 10 días en el hospital y nos dimos cuenta de la necesidad tan grande que tienen los padres de los niños ingresados en el Hospital Bloom. Necesidades de todo tipo, hasta que los escuchen, porque están pasando momentos bien difíciles; y, obviamente, la parte económica desde no tener para comprar un plato de comida, lavar su ropa o dónde bañarse”, explica Ledy.

Para esta salvadoreña, dichas necesidades muchas veces los salvadoreños las dan “por sentado”, puesto que las tienen en sus hogares, pero hay personas que necesitan un poco de ayuda. Por esto, al salir, Ledy recuerda que fue su hija menor quien les pidió a ella y a su esposo, Jaime, que comenzaran a ayudar y así fue como en 2013 dieron 12 platos de comida a los padres necesitados del hospital, un sábado por la mañana.

 

Tiro al plato

Ledy de González: mujer

Corazones solidarios: bendición de Dios

Hospital Bloom: Lugar para vivir la experiencia de dar

Barra Salada: Mucho potencial

Hijos: lo mejor que me pudo pasar en la vida

Salvadoreños: Un orgullo

Comida Favorita: Pupusas

Película Favorita: Lion King

Música Favorita: Salsa

Poco a poco, Ledy y su familia se dieron cuenta que en el hospital había muchas más necesidades y gracias al apoyo de más personas, lograron cubrir todo el octavo piso en un solo día. “Empezó nuestra hija a pedirle ayuda a sus tíos, vecinos, primos, amigos de escuela y logramos ir creciendo para dar un poquito más”, explica esta salvadoreña. De esta manera, se lograron expandir hasta llevar 24 platos y kits de limpieza y de repente, relata Ledy, fueron nominados al programa Cosas Buenas.

“Con esos spots que ellos ayudan tanto a la comunidad, muchas personas, incluso amigos que no sabían lo que estábamos haciendo empezaron a llevarnos, a llamarnos y decir, mira tú lo que estás haciendo, por favor, permíteme que te ayude y así fuimos creciendo”, comenta Ledy. Ahora, “Corazones Solidarios” es una asociación sin fines de lucro debidamente establecida y reparten alrededor de 4 mil platos de comida en todo el edificio del Hospital Bloom, “desde el octavo piso hasta la emergencia”.

Ledy explica que ahora también colaboran con la Fundación Ayúdame a Vivir. “Se llega a cada piso, llevamos alimentos para estos padres y le llevamos un poquito de alegría a cada niño, porque también como le decía en el camino se han ido uniendo corazones solidarios, tantas personas, salvadoreños que hay en este país, entre ellos jóvenes, hemos tenido la bendición de trabajar con ellos, diferentes colegios que nos acompañan a repartir la comida,  a entretener a los niños”, detalla esta salvadoreña.

A veces, índica Ledy, que no es que den mucho a los padres, sino solamente la comida y el hecho de escucharlos, y ver qué sienten para que se puedan desahogar de sus problemas; “simplemente prestarles un hombro y que lloren porque la situación que están pasando es difícil”.

Incluso, esta salvadoreña detalla que tanta ha sido la confianza que se ha depositado en “Corazones Solidarios” que en el Hospital Bloom les pidieron ayudaran con la restauración del albergue; este edificio está en el área del anexo de la torre grande del hospital. Entonces, “a pura venta de chocolate de tablilla reunimos para terminar de rehabilitarlo, y ahí los papás pueden llegar a comer o tomarse algo. Nosotros estamos pendientes de arreglar cualquier cosa que se arruina”, explica Ledy.

En tiempo navideño, “Corazones Solidarios” entrega regalos y dan pastel a los niños, y es que Ledy asegura que jamás les dice que no a los que ofrecen llevar alegría al Hospital Bloom. Son tantos niños que yo les digo, ustedes están tocando 4 mil personas al mes, están tocando miles y miles de personas diarias porque es una rotación grande de niños que están en el hospital”.

Tiro al plato

Padres: Un reto

Política: Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

Propósito: Ser feliz y hacer feliz a los demás

Ayudar: Parte de mi vida

Dios: Mi querido amigo

Serie Favorita: Friends

Cualidad: Amorosa

Futuro: Incierto

Jóvenes: Respuesta a solventar sus problemas

 

A parte de ayudar a los niños y padres en el Hospital Bloom, Ledy junto a su familia hace obras en una comunidad en Barra Salada, Sonsonate, donde apoyan al centro escolar y a mujeres. Una comunidad costera, donde tenemos más de 20 años de ayudar a los niños para decirles que pueden salir adelante. Llegamos con un plato de comida o material didáctico con alegría a decirles a estas personas que hay alguien fuera que piensa en ellos”.

En un futuro, Ledy indica que como “Corazones Solidarios” trabajan con base a pilares, siendo uno de ellos el darle de comer a los padres de los niños del Hospital Bloom, por lo que esperan al menos dar un día más de comida saludable; así como, lograr tener un espacio donde puedan atender a los padres; y para la comunidad de Sonsonate darles “más material didáctico para las escuelas y que los niños aprendan y culminen su bachillerato; que sean personas que tengan valores, que sean mejor cada día, para nosotros esa es nuestra meta”.

Cortesía: Corazones Solidarios

A los salvadoreños, Ledy aconseja que ayuden y es que de esta manera sentirán la alegría de los niños cuando reciben sus regalos, pastel o lo que sea. “Entonces, siempre estamos pidiendo, porque es increíble cuando vamos y llevamos una bolsita de papel y dos crayolas para que los niños se entretengan, para hacerles un poquito menos difícil de llevar.”

Hay jóvenes que me dicen mire ¿podemos cantarles y bailarles? Vamos, todo el que quiera llegar es más que bienvenido, es divertido, porque nos ayudan a continuar ayudando a esas personas”, finaliza Ledy.

2 Oct 2018
José Barahona, el empresario salvadoreño que brinda oportunidades en Estados Unidos
SV del Mes | Por: Redacción

José Barahona, el empresario salvadoreño que brinda oportunidades en Estados Unidos

11 Sep 2018
Romeo Majano, el doctor que cura el corazón sin operaciones / septiembre 2018
SV del Mes | Por: Redacción

Romeo Majano, el doctor que cura el corazón sin operaciones / septiembre 2018

7 Ago 2018
Bryan Pérez, el surfista estrella – Agosto 2018
SV del Mes | Por: Mariana Arévalo

Bryan Pérez, el surfista estrella – Agosto 2018

3 Jul 2018
Rodrigo Bolaños, el salvadoreño detrás de una fábrica de oportunidades- julio 2018
SV del Mes | Por: Mariana Arévalo

Rodrigo Bolaños, el salvadoreño detrás de una fábrica de oportunidades- julio 2018