SV del Mes

6 Nov 2013
SV del Mes | Por: José Mario Ávila

Héctor Rivera – Noviembre 2013

 

Esta es la historia de un niño trabajador, sacrificado, entregado completamente a su familia. Una persona que, a pesar de las adversidades que se le han ido presentando en la vida, ha sabido sobrellevarlas, sin mirar para atrás y siempre saliendo adelante. Su nombre es Héctor Elías Rivera, de 11 años, quien trabaja lavando lanchas, de manera incansable, en el muelle del Puerto de La Libertad. Su amor hacia su abuelita y sus dos hermanos, con quienes vive, lo ha llevado a una vida luchadora y llena de sacrificios, pero que poco a poco han ido formando a una “hormiguita”, como le dicen en el Puerto, trabajador y deseoso de batallar todos los días por ser feliz y salir adelante. 

 

“Me dicen hormiga porque soy muy trabajador. Me gusta trabajar mucho y soy muy feliz”.

Todas las semanas sale a las seis de la mañana a emprender una caminata de casi una hora para llegar al Puerto a lavar las lanchas, recolectando entre cinco y diez dólares por día.

“Cuando lavo lanchas las lavo bien, para que me queden limpitas y que sean las más bonitas del muelle”, menciona Héctor.

 

Cuando tenía seis años, su madre abandonó el hogar dejando el cuidado de Héctor y sus dos hermanos a su abuela. Debido a la responsabilidad que el destino le ha fijado, estudia tres veces por semana y los otros días los dedica a lavar lanchas.

A pesar de trabajar en el mar, no lo conoce. Su inspiración es ser pescador, para navegar por el mar y ser dueño de una lancha. Cuando Héctor sale del muelle, se va caminando de regreso hasta su casa. Se baña y luego se va a la escuela. En la casa tienen tres perros, una gata y otras mascotas.

 

“Cuando llueve tenemos que arreglar la casa, porque se dentra el agua por las láminas y el piso se vuelve lodo” comenta Héctor. Por las tardes, su abuelita, doña Myriam Rivera Flores, les hace el almuerzo. 

 

Debido a la avanzada edad de doña Myriam, Héctor ha asumido las riendas de mantener el hogar. Según ella, “Héctor me ayuda para que pueda comprarles el pan de la mañana, porque toman cafecito, francesito y frijolitos fritos. Ya veinte para la una se va para la escuela ya comidito”, agrega su abuelita. Luego de almorzar, Héctor sale para el colegio.

De acuerdo con Elsa Lorena Posada, subdirectora del Centro Escolar La Libertad, Héctor es un alumno con muy buena conducta, disciplinado y dedicado.

“Es un niño que se ubica muy bien en su proceso educativo“, a lo que agrega que siempre está muy interesado en aprender. “Aprovecha el tiempo al máximo, siempre se dedica a trabajar y a ponerle ganas”. Además, es un niño muy amigable, según Juan, amigo de Héctor. Pero Xiomarra, otra compañera de Héctor, que es un niño “admirable y muy trabajador; es un muy buen amigo”. 

 

Hace tres semanas el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador había organizado un concurso de cine, en el cual participaron 46 producciones de todas las universidades del país. En dicho concurso, un jurado, en el cual figuraba el productor y director de cine, André Guttfreund (único salvadoreño y centroamericano en ganar el máximo galardón de la cinematografía: el oscar), eligió a los 8 mejores rodajes. Entre ellos se encontraba un grupo de estudiantes, de la Universidad Doctor José Matías Delgado,  quienes fueron premiados por la cancillería salvadoreña, como finalistas del concurso, por la realización de un documental sobre la vida de Héctor, el cual titularon “La hormiguita del puerto”.

 

En su evaluación sobre el documental, al jurado le llamó tanto la atención la historia de superación de Héctor que decidieron invitarlo a la premiación de los finalistas. En este acto, le entregaron un diploma y unos regalos como reconocimiento. Según Irma, hermana menor de Héctor, lo admira porque “juega conmigo, trabaja y nos lleva comida. Además es muy bondadoso y amigable”.

 

 

Como consejo, Héctor le recomienda a los niños y jóvenes a que no anden vagando por las calles y que estudien. “Miren cómo pueden sacar a su familia adelante, también háganle caso a sus padres. Saquen una carrera, así tal vez puedan conseguir más adelante un trabajo mejor”, recalcó la hormiguita del puerto.

La historia de Héctor refleja cómo un niño tan pequeño puede ser capaz de luchar todos los días por ser feliz mediante el trabajo y sus estudios. Si trabajas día a día por buscar esa felicidad que Héctor ha encontrado, definitivamente tendrás una vida plena, llena de muchas bendiciones y éxitos. 

7 Ago 2018
Bryan Pérez, el surfista estrella – Agosto 2018
SV del Mes | Por: Mariana Arévalo

Bryan Pérez, el surfista estrella – Agosto 2018

3 Jul 2018
Rodrigo Bolaños, el salvadoreño detrás de una fábrica de oportunidades- julio 2018
SV del Mes | Por: Mariana Arévalo

Rodrigo Bolaños, el salvadoreño detrás de una fábrica de oportunidades- julio 2018

5 Jun 2018
Danilo Leiva, el docente de matemáticas inspirador – Junio 2018
SV del Mes | Por: Mariana Arévalo

Danilo Leiva, el docente de matemáticas inspirador – Junio 2018

1 May 2018
Celina de Sola, la salvadoreña que sabe que trabajando juntos se pueden transformar realidades
SV del Mes | Por: Mariana Arévalo

Celina de Sola, la salvadoreña que sabe que trabajando juntos se pueden transformar realidades