SV del Mes

5 Jun 2012
SV del Mes | Por: José Mario Ávila

Carlos López – Junio 2012

Fotos por Clifford Escalón de Cámara 8

Hace más de 40 años, en un restaurante cercano a una “marginal” ubicada en Los Planes de Renderos, un niño llegó a pedir auxilio ya que su madre estaba pronta a dar a luz. Entre las personas que se encontraban en el restaurante estaba un joven, de pies descalzos y con una gran energía, que se vio sumamente interesado en ayudarle al niño. De manera inmediata acompañó al niño adonde estaba su madre mientras esperaban que llegara La Cruz Roja a atenderla. Luego de unos minutos de espera, llegó la Cruz Roja y con mucho éxito se ocuparon del parto. En ese momento, el joven sin zapatos y con poca experiencia, colaboró en lo que estaba a su alcance pero quería ayudar más por lo que se interesó en formar parte de una organización en la que pudiera dedicar su vida al servicio de los demás. Fue así como Carlos López Mendoza, Salvadoreño del Mes de Junio 2012, entra a la Cruz Roja con el objetivo de brindarle la mano a los más necesitados.

A sus 73 años, “Don Carlitos”, como le dicen sus amigos y colegas, no se cansa de trabajar y ayudar. Actualmente, es el vocero de la Cruz Roja Salvadoreña, institución en la cual ha vivido hasta lo inimaginable, llegando a salvar la vida de muchas personas, las cuales le agradecen y nunca se olvidan de él.

“Es un hombre muy inteligente que siempre ha llevado a la Cruz Roja en su corazón. Admiro mucho su sencillez, su humildad y su conocimiento de la Cruz Roja, es como un hito en la institución,” Dr. Benjamín Ruiz Rodas, Presidente de la Cruz Roja Salvadoreña.

Si de experiencias se trata, Don Carlitos las transforma en sabiduría. Cuando se le pregunta sobre sus anécdotas, la cara se le ilumina con mucho entusiasmo y con el excelente sentido de humor que lo caracteriza, nos contó algunas historias que ha vivido en la Cruz Roja. Cuenta él que una vez, el 15 de abril de 1974, en su primera semana de trabajo como brigadista, le dijo su jefe que le iba a tocar atender un parto. Don Carlitos confiesa que entre tanto entusiasmo también tenía un poco de miedo, ya que era su primera labor en la institución. “Me decía: ‘Dios mío que no vaya a nacer,’ ” menciona Don Carlos entre risas.

Meses después llegó una señora a su oficina de la cual Don Carlos no se acordaba. En sus brazos, la señora tenía a la niña que él vio nacer en su primera experiencia como brigadista. En honor a Don Carlos y a la Cruz Roja, nombraron a la niña Carla. “Esa experiencia para mí tiene un gran valor, ya que de ahí dependió que continuara y llegara a la cantidad de años que tengo de estar en La Cruz Roja,” comenta Don Carlos.

Otra increíble experiencia fue una que vivió durante la guerra civil de El Salvador. El 28 de Febrero de 1983 le tocó socorrer a unos soldados heridos. Al llegar al lugar se dio cuenta que había una balacera entre ambos bandos. Cuando estaba cerca de un herido vio que un uniformado le estaba apuntando con un fusil, disparando una ráfaga de proyectiles los cuales iban dirigidos hacia él. Inmediatamente se tiró al suelo, logró esquivar los tiros y se rompió la camisa, para enseñarle el emblema de la Cruz Roja y que así ya no le dispararan. A los segundos, se paró con el pecho en alto a mostrarle al uniformado que era de La Cruz Roja, lo que detuvo los disparos del uniformado. “Creía que me había matado. Después de ese acontecimiento soñé por varias semanas que me había caído la ráfaga,” recuerda el héroe.

Meses atrás, mientras impartía una charla, le preguntaron si él se sentía triunfador en la vida, a lo que respondió que sí. “Me siento triunfador porque hago lo que me gusta,” explica Don Carlitos. Una prueba de su éxito al servicio de los demás se refleja en los honores que ha recibido. En el año 2001 fue nombrado por el PNUD, Embajador de los Voluntarios de La Cruz Roja ante Las Naciones Unidas; ha obtenido la medalla de protección civil del Ministerio de Salud, así como un nombramiento honorífico por parte del Club Rotario, entre otros. Según su amiga, Marta Alicia Guerrero, Don Carlitos es una persona noble y ejemplar en la vida humanitaria, “espero que así como él, muchos de nosotros podamos seguir el ejemplo de nobleza y humildad que lo caracteriza,” agregó su admiradora.

Este héroe salvadoreño es una clara demostración que una de las mejores maneras para ser felices y llegar al éxito es sirviendo a los demás.

 

3 Ene 2017
Rodrigo López, el artista entusiasta por excelencia/ Enero 2017
SV del Mes | Por: Redacción

Rodrigo López, el artista entusiasta por excelencia/ Enero 2017

9 Dic 2016
Los 12 Salvadoreños del Mes que demuestran amor por lo que hacen
SV del Mes | Por: Redacción

Los 12 Salvadoreños del Mes que demuestran amor por lo que hacen

6 Dic 2016
Gerardo Bojórquez, el ultramaratonista de montaña/Diciembre 2016
SV del Mes | Por: Redacción

Gerardo Bojórquez, el ultramaratonista de montaña/Diciembre 2016

1 Nov 2016
Frank Villalta, el músico y productor excepcional-Noviembre 2016
SV del Mes | Por: Redacción

Frank Villalta, el músico y productor excepcional-Noviembre 2016