Política

13 May 2015
Política | Por: Luis Trejo

Yo sí creo en una tregua entre pandillas

Una tregua puede funcionar en nuestra sociedad siempre y cuando sea un proceso dialogado, pensado estratégicamente e incluyente con todos los sectores que han resultado afectados por estos grupos.

Para nadie es un secreto que los altos índices en los homicidios dependen en gran medida de las pandillas. Aunque la delincuencia y violencia siempre han estado presentes en nuestras sociedades, en las últimas décadas han evolucionado de diferentes maneras, principalmente por el fenómeno de las pandillas. Esta tiene sus orígenes desde los finales de la guerra civil aproximadamente y año con año han ido empoderándose de más terrenos salvadoreños. No sabemos si esos grupos sean los responsables de los cientos de asesinatos que se cometen, pero al menos así nos lo han hecho ver. Por eso creo que es importante dar el beneficio de la duda.

Mi punto no es debatir sobre si los pandilleros son culpables o no; más bien, es el de poner sobre la mesa la discusión de viabilidad de una tregua entre (y con) pandillas. He escuchado un sinfín de comentarios en contra de lo que fue la tregua impulsada por el gobierno del expresidente Mauricio Funes y pocos se han dado a la tarea de ver más allá del “apretón de manos” entre las autoridades y los pandilleros. Y tienen toda la razón, porque fue un proceso viciado, a escondidas, con mucho secretismo y sin diálogo entre todos los sectores que han sufrido las consecuencias de dichos grupos.

Sin embargo, yo sí creo que una tregua puede funcionar en nuestra sociedad, siempre y cuando sea un proceso dialogado, pensado estratégicamente e incluyente. ¿Recuerdan la baja en los homicidios que hubo cuando se realizó la tregua anterior? ¿Cuántas muertes se podrían evitar si tratáramos de relacionarnos con los pandilleros y solo el hecho de intentar dialogar con ellos, sin estigmas ni prejuicios? ¿Qué preferimos: que continúen los asesinatos o  llegar a un acuerdo?.

Para quienes no conocen, en América Latina se han dado varios procesos de negociación entre pandilleros. Pero una de las experiencias que ha recibido mayor atención mediática es la ecuatoriana. Se trata de los Latin Kings y Los Ñetas, quienes firmaron distintos acuerdos de paz entre sí, pero también con los gobiernos de Cataluña, en España, y con Ecuador, hasta obtener la personería jurídica en ambos países.

Las pandillas en Ecuador y España transitaron por varios procesos que las condujeron a ser las organizaciones que son ahora, reconocidas legalmente y con proyectos en pro del desarrollo de sus ciudades. Así, los pandilleros fueron paso a paso: entregaron las armas de las que disponían, pidieron perdón a las víctimas y pidieron que se les diera trabajo, porque querían formar parte de la población económicamente activa. Por parte de los mediadores, se dieron a la tarea de entender los escenarios en los que se mueven las pandillas, conocer a los líderes, impartir cursos académicos, interactuar con ellos e incitarlos a convivir con otros pandilleros, así como su aceptación y adaptación a la sociedad.

Si esos grupos pudieron hacerlo, ¿por qué no intentarlo en El Salvador? Al final, vale más ceder un poco que seguir lamentando las muertes de más personas, algunas incluso que no tienen nada qué ver con las pandillas. ¿Acaso preferimos saber que han matado a un policía en lugar de decir que se está hablando con un pandillero para evitar más muertes? Este tema debe verse como un ganar-ganar y no como un “favor” a las pandillas. Al final, somos los ciudadanos quienes perdemos más, porque vivimos en zozobra y nuestra calidad de vida va en disminución. Como reza el dicho, démosles el beneficio de la duda y si vemos que las cosas funcionan, pues es tiempo de empezar con nuevas estrategias de seguridad ciudadana.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN