Política

2 Oct 2015
Política | Por: Carlos Alejandro Morales

Yo no gano lo mismo que ustedes, señores gobernantes

 

Es hora de tocarse el corazón y de verdad velar por la población que les dio el voto, ya basta de querer vivir a costillas de los demás.

 Desde hace unos días me ha surgido una duda que nadie me ha logrado resolver de forma adecuada: ¿si el gobierno actual no cuenta con los fondos necesarios para combatir la delincuencia de dónde saca fondos para poner una publicidad abrumadora para convencernos de que necesita nuestra contribución especial? Sería muy interesante tener una administración transparente que pudiera aclararnos semejante duda. Sin embargo, eso quedaría corto ante otras dudas como ¿cuántos préstamos van aprobados? ¿Qué ha sucedido con ellos? Vámonos un poco más allá: ¿cuántos impuestos se recaudan y cómo se administran?

Rematemos con algo aún más fuerte: ¿cuánto gastan los “padres de la patria” en viajes, viáticos, cenas, reuniones y demás cosas que hasta la fecha no han proporcionado un beneficio real a nuestro país? Un diputado no viaja para aprender algo nuevo a otro país y si lo hacen no es con su dinero sino con el nuestro. Acá en El Salvador la Asamblea Legislativa tiene una muy bien proporcionada tabla de viáticos y les pagan dependiendo del destino y tiempo que estén fuera, es decir, reciben cheques por viajar, no importa si es al país vecino de Honduras les dan 300 dólares por dos días.

Pero ahora vayamos a una realidad que por alguna razón ustedes, señores gobernantes, ignoran, o aparentemente tratan de ignorar: ¿cuánto gana el ciudadano “de a pie”? ¿Cuánto tiempo serían ustedes capaces de vivir con el salario promedio que no va más arriba de lo que ustedes obtienen como viáticos en un viaje infructífero? De mi salario gran parte, que yo sabría usar de mejor manera, se va para impuestos que se convierten en mini vacaciones para ustedes, bonos y comidas que muchos de nosotros, los que les dimos nuestros votos, no podríamos costear. ¿Y nosotros qué recibimos?

Supongamos que alguien gana lo antes mencionado (300 dólares), a eso se le resta lo que nos quitan las AFP, dinero sobre el que ustedes quieren ir tras de él también, luego el seguro social, donde recibimos muchas veces una pésima atención casi indiferentemente sea cual sea el estado de salud que presentemos, ¿ustedes pasan consulta en esos lugares? Ah no, ustedes tienen un seguro privado que muchos no pueden costearse. Agreguémosle que esa persona tiene por algún medio o endeudamiento un vehículo, ¿recibimos los mismos vales de gasolina que ustedes reciben? Para nada y a pesar de que el barril de petróleo ha bajado, ninguno ha movido un dedo por dar un precio que de alguna salida a la economía de los que pueden costearse la necesidad de un carro, porque déjenme decirles que no es un lujo sino una necesidad, de lo que pagamos de gasolina pagamos el FOVIAL.

¿Están las calles acorde a la recaudación que el estado recibe? Quieren nacionalizar ALBA para pagar su deuda como si fuera nuestra. ¿Acaso ellos tienen más barata la gasolina? Y si para evitar regalarles ese dinero usamos el transporte público, ¿ya se han subido ustedes a cualquier unidad? ¿Ya han llevado un bebé en sus brazos en un bus? ¿Ya los han asaltado o micro extorsionado pidiéndoles una colaboración casi obligatoria? Ahora todavía debe sobrar para pagar la vivienda, el préstamo del carro, los recibos de agua, luz y teléfono, alimentación y entretenimiento y con esto último hablo de llevar a los niños a algún lugar que se puedan distraer, no como ustedes que viajan de gratis con dinero que no es suyo. De ese salario hipotético antes mencionado gran parte va para las arcas del Estado y el salvadoreño promedio jamás ve los beneficios que debería.

Ese eslogan de “Combatir la delincuencia es tarea de todos” parece que solo se enfocan en nuestra billetera y no en la suya. Es hora de tocarse el corazón y de verdad velar por la población que les dio el voto, ya basta de querer vivir a costillas de los demás. Este es nuestro país el cual ustedes están destruyendo.

 

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN