Política

18 May 2016
Política | Por: Carlos Alejandro Morales

¿Y si me mandan a comprar pan y traigo churritos ? 

Cuando de pequeños nos mandaban solos a la tienda, es porque nos consideraban lo suficientemente responsables para confiarnos el vuelto que nos iban a entregar, aunque más de alguno se “embolsó” alguno que otro centavo pero igual siempre teníamos que rendir cuentas ante la responsabilidad que se nos había encomendado  

¿Qué pasaba o habría pasado si cuando nos daban para comprar el pan para la cena regresáramos con una bolsa grande de churritos? No solo nos esperaba un justo regaño y castigo, sino también terminaríamos afectando a los miembros de nuestra familia que esperaban lo que nos habían pedido que trajéramos para la comida.

Hoy la mayoría de nosotros deberíamos ser esos padres molestos , somos los que aportan a la economía para que este país siga moviéndose , son nuestros impuestos los que hacen que El Salvador tenga una posibilidad de salir del agujero en el que se está hundiendo pues estos impuestos deberían ser para tener más seguridad  (si es que hay alguna) , más oportunidades de empleo, mejor alimentación y servicios de salud, sin embargo el gobierno y la mayoría de políticos nos están trayendo chucherías cuando les pedimos que nos traigan el pan de la tienda. Se les ha encomendado una tarea, la cual es velar por el bienestar de una nación, se depositó en ellos la confianza que no se iban a “embolsar el vuelto” que nos iban a dar los resultados que merecemos por lo que proveemos a las arcas del Estado.

Volviendo al ejemplo inicial ¿Y si nos hubiéramos enojado cuando nos pidieran el cambio de la tienda o el pan para la cena? Esa actitud se pudo traducir en un seguro y severo castigo , salvo si el padre o madre fuera alcahueto y lastimosamente eso es lo que estamos siendo: Alcahuetos , consentidores permisivos de aquellos que no están dando los resultados esperados, peleándonos entre nosotros y defendiéndolos , pero solo a los del partido que apoyemos , avalándoles su irresponsabilidad, su mediocridad, su descaro solo porque son “el partido que apoyamos” , algo así como tener un hijo favorito que resulta ser un vivían. Exigir una rendición de cuentas o que nos informen que hacen con nuestros impuestos no debería ser la posición de un partido de oposición, debería ser la actitud de todos los salvadoreños que merecemos saber si realmente es necesario el dinero que se está invirtiendo, para que se usa y cuál es el beneficio de lo que se gasta.

¿Cuánto gasta la asamblea en boquitas para los diputados? ¿En cenas o cócteles? ¿Cuánto gasta cada diputado en asesores? ¿Cuánto gastan en viajes? ¿Cuánto gasta el Gobierno en contratar familiares versus cuánto gasta en contratar doctores, comprar medicinas, seguridad ? ¿Cuánto de todo eso es para beneficio de la población? Ya cambiemos esa actitud de ignorar que se estén riendo en nuestra cara, ya dejemos de permitir que otros se vuelan ricos gracias a nuestro trabajo, ya dejemos de evitar que nos manipulen antojadizamente para quedarse con nuestro dinero, porque hoy por hoy no se trata del vuelto de la tienda, se trata del esfuerzo conjunto de un país trabajador con gente que puede pensar diferente pero que todos desean lo mismo: Un país donde podamos vivir y desarrollarse en paz.

20 Nov 2017
El costo político de la corrupción
Política | Por: Fernando Colocho

El costo político de la corrupción

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política