Política

2 Jun 2012
Política | Por: Mauricio González

¿Y dónde quedó la memoria?

Constantemente nos quejamos de los políticos que actualmente se mantienen en el poder y que en principio nos representan. Sin embargo, no debemos de olvidar que fuimos nosotros quienes los elegimos basados en información por demás subjetiva y que las agencias publicitarias se encargan de preparar de forma estratégica para que tenga el mayor impacto posible en una población –en su mayoría-   influenciable por los medios de comunicación, quienes anteponen sus sentimientos a los hechos acaecidos en el pasado.

A continuación cito cuatro casos de políticos que han realizado acciones que en cualquier otro país del mundo significarían el final de su carrera política. Y es que los salvadoreños olvidamos rápido, pero quizá más importante aún, somos indolentes ante situaciones que deberían interesarnos y no solo protestar en el momento, así como dice el dicho popular: “no ser llamarada de tusa”.

1. Francisco Merino, el entonces jefe de fracción del PCN y ex Vice presidente de la República disparó a una agente de la Policía Nacional Civil identificada como Flor Meléndez con una Beretta 9 mm en pleno estado de ebriedad. El hecho ocurrió en agosto de 2000 alas 2:30 AM, luego de tres meses de discusión en la Asamblea Legislativa “el caso no prosperó y fue archivado”, como lo dice una publicación de El Diario de Hoy de diciembre del año 2000.

2. Roberto Silva Pereira, ex diputado suplente también del PCN estuvo involucrado en delitos de narcotráfico, además de ser uno de los principales sospechosos intelectuales en la muerte de los parlamentarios salvadoreños ocurrido en Guatemala en el año 2007 como lo dice La Prensa Gráfica. Después escapó hacia Estados Unidos, país donde fue capturado por el FBI y donde se acogió a un programa de testigos.

3. Ciro Cruz Zepeda es uno de los políticos con más trayectoria y más criticados en el país, ocupó la Presidencia de la Asamblea Legislativa, Presidencia de la Corte de Cuentas además de ser reelecto diputado en varias ocasiones. En las pasadas elecciones no fue reelecto, sin embargo fue nombrado diputado en el PARLACEN (Parlamento Centroamericano), burlando con tecnicismos jurídicos el sentir del pueblo salvadoreño. A finales de 2011 mientras presidía una sesión en la Asamblea Legislativa se le captó en aparente estado de ebriedad y realizando movimientos erráticos. Acciones que tuvieron que ser investigadas para determinar si era culpable de tan grave falta.

4. Rodrigo Samayoa ha protagonizado el último escándalo parlamentario, en el cual golpeó a su esposa, acto seguido tratando de rescatar su “dignidad” renunció a su fuero parlamentario, no obstante decidió abandonar el país rumbo hacia Estados Unidos. La Asamblea Legislativa todavía no le ha realizado un juicio político debido a contratiempos como la falta de Cuórum para abordar el tema. Lo cierto es que el diputado Samayoa debe ser enjuiciado por tan cobarde acto y de ser posible perder su cargo de elección popular.

Algunos de estos políticos ya no están en la escena pública, sin embargo los otros se encuentran sin mayores consecuencias. Estos actos deberían ser castigados con todo el peso de la justicia debido a que son electos para ser dignos representantes de la ley, no para violarla.

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?