Política

29 May 2015
Política | Por: Roberto Alfaro

Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

Como lo escribí hace algunos meses, los salvadoreños estamos “fregados”, y en las últimas semanas la mayoría lo hemos comprobado. Tenemos a mareros en cada esquina cometiendo sus fechorías sin que nadie les diga nada, a mujeres cambiándose el color de pelo por rumores divulgados, profesionales que ya no pueden utilizar sus uniformes en público porque son de ciertos colores y a diputados recetándose más viajes a tan solo tres semanas de haber iniciado su gestión.

Todo esto me recuerda al famoso programa del “Chapulín Colorado”, valeroso héroe mexicano que salvaba a los desprotegidos con sus ocurrencias cuando estos más lo necesitaban. Pero la comedia muere cuando volvemos a la realidad y nos preguntamos: “y ahora, ¿quién diablos va a salvarnos?”

La respuesta es sencilla: nosotros. Habrán muchos que le echen la culpa al gobierno y sus movimientos ineficientes, sin embargo, eso mismo es producto de haber dejado que el leviatán creciera a magnitudes demasiado grandes. En El Salvador, lo que menos necesitamos es a un gobierno más grande, porque al final se alimenta de nosotros. Lo que es realmente preocupante es que los salvadoreños nos hemos metido tanto en la cabeza que el gobierno debe ser quien nos resuelva los problemas que nos hemos olvidado que ellos trabajan para nosotros. ¡Ellos se deben a nosotros!

No existe gobierno sin ciudadanos, y no es posible que miles de salvadoreños quieran vivir a expensas del Estado. Se les olvida que el papá Estado quiere vivir a expensas de todos nosotros. En este sentido, somos nosotros quienes nos debemos salvar sacando de las distintas instituciones gubernamentales a tanto oportunista que se vale de su puesto para obtener favores personales. ¿O es que no les duele ver que existen exfuncionarios que llegaron hasta la frente de deudas pero salieron millonarios gracias a sus puestos?

Es totalmente inaceptable que hayamos llegado al punto que estamos hoy: solamente el 3 por ciento de las inversiones en Centroamérica fueron destinadas a nuestra nación, y a nuestros “gerentes” poco parece importarles. Si, tal parece que a nuestros diputados les interesa más temas como ver a quién enviarán a su siguiente misión oficial (especialmente el bloque FMLN-GANA), o a qué exdiputado pondrán como nuevo asesor de sus diputados electos (si, indignante el movimiento que piensa hacer Arena). Tal parece que a nuestro país ya no queda nadie que lo defienda; así como otras naciones lo vivieron hace décadas.

Pero algo bueno hay que rescatar. Como dicen muchos, lo bueno de tocar fondo es que no existe otro camino que empezar a ver hacia arriba. No es esencial que nos apeguemos al pésimo papel del gobierno, nosotros debemos empezar a hacer que las cosas sucedan. No vayamos tan lejos, nuestro vecino Guatemala ha iniciado un proceso de despertar ante tantas abofeteadas de sus funcionarios públicos, estoy seguro de que en El Salvador somos capaces de más.

Entonces, como verán, no hay Chapulín Colorado que pueda defender a nuestra patria. Tampoco existe un San Bukele que arregle la nación. Somos nosotros, los ciudadanos responsables, quienes haremos que las cosas sucedan. Pero para que esto ocurra debemos tener el coraje de decirle ‘basta a las malas autoridades que nos han dirigido hasta donde estamos’. El Salvador es capaz de más y merecemos algo mejor, solo falta unirnos y empezar a actuar como si fuéramos un equipo y dejar de velar por las migajas del pan que nosotros le damos al gobierno.

 

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN