Política

23 Feb 2015
Política | Por: Andy Failer

Votemos por rostro

Nos encontramos a pocos días del primero de marzo, o como muchos le han llamado: “El día D”. Los más importante es que debemos tomar la decisión de elegir a los candidatos que en verdad consideremos nos puedan representar.

En mi opinión, al momento de tener las tres papeletas estando en la urna, marcaré la bandera de un partido para la alcaldía del municipio que me corresponde pensando en el candidato y no en la bandera por la que corre; con la papeleta de diputados al PARLACEN seré sincero con mi intención y juicio propio y no votaré por ninguno, y con los candidatos a la Asamblea Legislativa votaré por rostro, seleccionaré a los candidatos que considere preparados, honestos, originales y que me puedan representar. Por consiguiente, las marcas que haré serán menos de las diez que tendré permitidas realizar.

El día que los partidos políticos deseen evolucionar en nuestro país, será cuando ARENA y el FMLN estén dispuestos a cambiar la letra de sus marchas. A nivel comunicacional también sería adecuado refrescar los logotipos que posee cada partido político. El voto por bandera no merece ser tomado en serio, simplemente los partidos políticos de nuestro país no valen la pena, cada vez se vuelven más obsoletos y populistas, necesitan salir del arcaísmo y evolucionar. Deben acoplarse a nuestra realidad, una realidad globalizada.

Muchos estarán diciendo que si bien no vale la pena votar por bandera, ¿por qué votar por rostro sí vale la pena?, si al final esos rostros que seleccionamos corren bajo una bandera política. Lo importante es analizar al candidato y diferenciar cuando éste solo corre bajo una bandera o cuando vive para una bandera política.

Nuestro país requiere de funcionarios que estén dispuestos a trabajar por el bienestar de cada salvadoreño. No necesitamos funcionarios que se dejen cegar por una ideología política, pues cuando lo hacen pierden toda razón y lógica del bienestar común.

La decisión está en nuestro poder. Es cierto que los partidos políticos ofrecen más de lo mismo, pero nosotros no les demos el gusto de elegir más de lo mismo. Que nuestras pocas marcas en las papeletas denoten que no estamos de acuerdo con la oferta de candidatos. Si queremos que los partidos políticos evolucionen, exijámoslo este primero de marzo, la decisión que llevemos a cabo dentro de las urnas puede marcar una gran diferencia para las elecciones a futuro. Estas elecciones son clave para alzar la voz de unos pocos jóvenes.

Votar por rostro es la mejor decisión que podemos tomar este primero de marzo; no olvidemos que también podemos votar cruzado, seleccionando los rostros de candidatos de distintos partidos políticos sin exceder las marcas que podemos hacer según el departamento que nos corresponde.

Este primero de marzo debemos ejercer el voto con inteligencia, nosotros, la sociedad civil, también tenemos la obligación de no dejarnos cegar por una ideología política y votar haciendo todo uso de la razón y lógica. Votemos por rostro, votemos por los candidatos que valen la pena, elijamos a gobernantes que posean la capacidad de representarnos.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN