Política

6 Feb 2015
Política | Por: Roberto Alfaro

Una elección… ¿populista?

Es peligroso tener razón cuando el gobierno está equivocado” – Voltaire.

Durante las últimas semanas he escrito acerca del populismo en El Salvador y sobre ciertos personajes dentro del sistema político que perfectamente podrían ser llamados “populistas”.

¿Por qué siempre insisto en hablar sobre el populismo? ¡Fácil! Porque un populista se presenta como un Batman, alguien que va a resolver tu vida. Un populista es alguien que te ofrece la pena de muerte en vez de buscar eficiencia en las instituciones de seguridad. Un populista, por ejemplo, te ofrece una computadora gratis en vez de disminuir gasto corriente y destinarlo a inversión en el sistema educacional. Un populista es alguien que sigue valiéndose del tema de seguridad cuando durante su gestión no pudo disminuir el problema que hoy más achaca a la sociedad salvadoreña.

La cuestión es sencilla: o los salvadoreños le apostamos a un país donde existe institucionalidad antes que populismo, o nos ponemos de rodillas y esperamos que estos personajes que se presentan como Batman  le resuelvan la vida a toda la nación. El populismo es un tema que merece ser analizado durante las campañas políticas y hasta ahora NADIE lo ha hecho. Por el contrario, todos han abordado el mismo tren, se han puesto la misma camiseta y están vendiendo castillos en el aire a todos, especialmente a los más necesitados.

Como dijo Mariano Grondona, periodista y sociólogo argentino, el populismo ama tanto a los pobres que los multiplica. Y acá una cosa se debe tener claro: los populistas no buscan tu bienestar, ellos buscan maximizar votos durante una elección y después beber de la leche de mamá Estado. El fin de un populista nunca va a ser el de empoderar a los ciudadanos, porque si estas personas dejan de necesitar esas bolsas solidarias o las escobas que les regalan cada tres o cinco años ¿cómo el populista va a poder ser electo nuevamente?

Las elecciones de marzo en El Salvador van a ser cruciales. Aún nadie habla sobre la crisis del sistema de pensiones; nadie habla sobre cómo se espera alcanzar a países como Costa Rica o Panamá en materia de educación. Nadie habla sobre cómo incentivar a emprendedores a que inicien sus empresas. ¡Nadie habla los temas que urgen en El Salvador!

Por eso decidí escribirte a ti que me lees hoy: esto es un llamado a frenar el populismo. Somos nosotros, los jóvenes, que queremos ver a nuestros hijos en un mejor país, los que debemos empezar a apartar a estos personajes e impulsar a verdaderos líderes que no busquen maximizar el beneficio de su partido, sino que busque el desarrollo de la nación a través del esfuerzo y la dedicación.

Este es un llamado a todos los partidos políticos de mi país. ¡Basta de promesas falsas, empiecen a generar un debate de altura! Ya no estamos en los tiempos de la guerra fría donde la polarización entre dos bandos dividía a los países.

Siempre recuerda: el populista llega hasta donde la sociedad se lo permite. En El Salvador ya se probó buscar soluciones con presidentes populistas, diputados populistas, alcaldes populistas, y ¿dónde estamos parados hoy? ¿No hemos tenido ya suficiente?

 

 

0
22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN