Política

10 Jul 2015
Política | Por: Roberto Alfaro

Un poco de optimismo

 

Durante los últimos días he puesto mi atención hacia el nuevo proyecto que lidera el alcalde Nayib Bukele en todo San Salvador: “Una obra por día”. Me di cuenta de la misma a través de redes sociales. No miento, con mis labores diarias es poco el tiempo que tengo de poder ver noticias, pero lo que llamó mi atención, más allá del proyecto en sí, fue la división que ésta causa en todas las redes que consulté.

Dicho lo anterior, y teniendo en cuenta que la mayoría de comentarios negativos y positivos provenían de adultos – jóvenes (más jóvenes que adultos), me hice la pregunta: ¿será que los salvadoreños siempre estaremos divididos en dos bandos? Tal parece que la Generación Y (mi generación) estamos destinados a repetir los mismos errores que cometieron nuestros padres. Y ese error es fomentar la división sin llegar a un consenso.

Algo está claro entonces. Como alcalde, Nayib Bukele algo está haciendo y es lo que todos esperan de él. Ahora bien, no estoy del todo de acuerdo con la publicidad excesiva que se ha hecho para estas obras, puesto que, como dije anteriormente, es el trabajo del alcalde: realizar obras para todos los capitalinos. Mi lógica me dice “si me contratan, yo debo cumplir con mi trabajo de la mejor manera”. Hasta cierto punto, por como veo la vida, me hace pensar que es un tanto populista para mi gusto, pero para gustos los colores. Por ello escribí tres puntos personales relacionados al tema.

En primer lugar, mencionar que por primera vez veo con mucho optimismo un proyecto liderado por un alcalde. Llama mi atención que la información se ha hecho pública: los montos de inversión, lugar de ejecución, labor que se realiza y otros puntos más. Digo que veo el proyecto con optimismo porque esperaría que, al cumplir su tiempo, las obras que se están ejecutando estén realmente finalizadas y los montos de financiamiento sean reales sin tener las finanzas de la comuna capitalina por los suelos.

Segundo, El Salvador atraviesa por una racha de violencia sin igual en la que la mayoría nos vemos afectados de una u otra manera. Hay muertes, desempleo y poca inversión. Por ende, veo sumamente importante que desde los gobiernos locales se inicie una gestión enfocada en la reactivación de los sectores económicos de manera responsable, ya que desde el gobierno central poco se está haciendo. Por lo que si el modelo del alcalde Bukele funciona, esperaría que más alcaldes inteligentes tomen ideas y comiencen a usar las finanzas de sus comunas de manera estratégica y no destinarlo solo a creación de plazas innecesarias que fomentan la mediocridad.

Como último punto, es importante reconocer que a pesar de que hay muchos proyectos buenos en ejecución, aún falta que se fomente el emprendimiento capitalino y se desarrollen planes que hagan surgir a nuevos líderes sin una bandera partidaria. Quienes apoyan el proyecto de “Una obra por día” deben velar porque se cumpla de la manera más transparente posible, generando resultados palpables para la capital. Quienes no están del todo convencidos, esta es la oportunidad de sumar sus puntos de vista para mejorar aquellos vacíos que posee.

De verdad, veo con buenos ojos que desde San Salvador se esté haciendo un esfuerzo por impactar en la población salvadoreña. En fin, si desde el gobierno central poco o nada se ha hecho durante un año de gestión, cuando leo nuevamente el proyecto de Nayib Bukele me vuelvo a preguntar: ¿por qué no?

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN