Política

15 Dic 2014
Política | Por: Andy Failer

Un brindis político

Que la esperanza se transforme en acciones que gesten un mejor presente capaz de enriquecer nuestro futuro político.

Después de todo, este 2014 no ha sido tan nocivo. Un inevitable espíritu navideño ayuda a ver el año que se agota con mejor cara. Si bien es cierto, la política, la seguridad, y la economía del país han dado mucho de qué hablar, de distintas formas, aunque es relativa la diferencia. Sin duda alguna, ha sido un año muy criticado por muchos, pero el sistema ha sobrevivido una vez más.

Hemos tenido de frente un año de carácter abrupto. Hoy en día es muy común escuchar la frase: “estos son tiempos difíciles”. Solo necesitamos voltear para poder ver la toma de posesión de Sánchez Cerén, la disputa de las frecuencias televisivas, el caso del expresidente Flores, la venta de tierras donde está involucrado Sigfrido Reyes y mucho más. Lo cierto es que estamos por cerrar un año intenso, de una naturaleza para nada distinta a la de otros años.

La realidad es esta: una sociedad que lucha por sobrevivir, con inseguridad ante tanta delincuencia, con carencia de buenos líderes, con redes de corrupción, funcionarios con falta de ética, una deuda pública que aún no puede caminar sin muletas. El Salvador depende de un sistema que se ahoga ante su propia negligencia. La crítica ha tenido más pauta, ya no se habla de esperanza, y es que simplemente el contexto no lo permite.

Ante lo ya planteado parece difícil ver este año con una buena cara, más aún después de mencionar hechos de tan alto impacto. Entonces es aquí cuando de alguna forma nace una luz al final del túnel, un nuevo contexto, compuesto por jóvenes que poco a poco franquean sus derechos ante la democracia, dejando ver nuevos líderes. Estos jóvenes deben involucrarse y se involucrados en el actual contexto político,

Es muy importante que la sociedad no olvide a las nuevas generaciones, que la política no recicle sus ideas y que empiece a escuchar las nuevas, que escuchen a los jóvenes. Es indiscutible que la política se ha vuelto un espectáculo, carece de veracidad y transmite sensacionalismo. Deben surgir nuevas estrategias, nuevos políticos, gente con ideas frescas, gente joven, visionarios, jóvenes que busquen un mejor país, que ofrezcan soluciones ante aquellos problemas que nunca se resuelven, que hagan crecer El Salvador y le otorguen un verdadero cambio.

Quiero compartir un brindis con aquellos que tienen las ganas de participar; aquellos emprendedores, aquellos soñadores, aquellos con la suficiente humildad de compartir su visión de un mejor futuro. El Salvador necesita saborear la esperanza, escuchar a la juventud. Que la esperanza se transforme en acciones que gesten un mejor presente capaz de enriquecer nuestro futuro político.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN