Política

16 Sep 2014
Política | Por: Ernesto Hernández Otero

Terminemos lo que comenzamos

Si queremos orden, seamos ordenados. Si queremos progresar, no actuemos abruptamente. Es hora de comenzar por terminar lo que se ha empezado.

Los salvadoreños tenemos un problema social que debemos cambiar: la desagradable costumbre de dejar las cosas a medio hacer. Esto va más allá de lo que creemos; pues no consiste únicamente en la incapacidad de llevar los proyectos hasta los objetivos planteados, sino que hemos aceptado esa naturaleza cultural como algo normal, cuando no es normal. Eso, al contrario, demuestra la falta de madurez que no permite tomar las responsabilidades que corresponden, asumir las consecuencias por el error de planeación y, finalmente, conseguir lo proyectado a pesar de todo.

Solo observemos el caso del Sitramss en San Salvador. Desde hace meses debería estar funcionando, transportando a miles de personas dentro de la capital con un sistema innovador de transporte colectivo, facilitando el tráfico en las zonas con mayor densidad poblacional de la ciudad y permitiéndoles a muchas personas que tengan mejores condiciones de vida en el país. Sin embargo, a esta fecha los trabajos se encuentran prácticamente paralizados, los buses especialmente comprados para este sistema siguen asoleándose, las estaciones construidas presentan graves problemas técnicos, el tráfico sigue siendo insoportable y los capitalinos a duras penas logran pasar de un lado a otro después de mucho tiempo perdido en esas calles.

Lo peor del asunto es que a pesar de haber fallado en el tiempo proyectado, el Ministro de Obras Públicas (MOP) si bien ha aceptado el considerable atraso en las obras, no ha dejado claro ni cuándo ni cómo estarán finalmente terminadas. Pero sí ha manifestado la premura con la que quieren empezar a construir el paso subterráneo en el redondel Masferrer, presentando este proyecto con maquetas poco ajustadas a la realidad del terreno, pues se ven 6 carriles, en donde solo existen 4, y promoviendo rutas alternas sin la capacidad para soportar alto tráfico; por lo tanto, inservibles para tal demanda.

Esta manera de llevar a cabo proyectos de tan gran dimensión ha hecho que al fallar en sus proyecciones, tenga que derrocharse mucho dinero en las continuas inauguraciones que celebran los funcionarios para hacer creer a la gente que cumplen con sus promesas. Si no, tan solo recordemos las continuas inauguraciones que realizó el expresidente Mauricio Funes de pequeños tramos de la reconstrucción de la carretera Panamericana; en donde prácticamente todas las semanas se celebraba la finalización pero donde nadie sabía qué era exactamente lo que se había completado.

Seamos claros; la única manera de generar una cultura de logros es dejando de celebrar metas a medias, de respetar las fechas, cumpliendo los plazos previstos o, en todo caso, asumiendo la responsabilidad en los atrasos y planteando soluciones reales. Si queremos orden, seamos ordenados. Si queremos progresar, no actuemos abruptamente. Y si como yo, están cansados de vivir todos los días el tráfico mal guiado de San Salvador, y si temen lo que va a pasar cuando cierren el redondel Masferrer, exijamos que primero se concluyan todos los proyectos empezados.

Que no vuelva a pasar un Diego de Holguín, que cuando ya fue inaugurado, lo fue hasta con nombre diferente y muchos millones desaparecidos. En pocas palabras, es hora de comenzar por terminar lo que se ha empezado.

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata

14 Oct 2016
65 años de integración regional centroamericana
Política | Por: Fernando Colocho

65 años de integración regional centroamericana

25 Ago 2016
Elecciones internas en ARENA
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Elecciones internas en ARENA

18 Ago 2016
¿Quién debe liderar ARENA?
Política | Por: Kevin Sánchez

¿Quién debe liderar ARENA?