Política

9 Mar 2016
Política | Por: Abner Alvarenga

¡Renuncie, presidente!

Presidente Salvador Sánchez Cerén, en nombre de mi sufrido pueblo le exijo su renuncia, lárguese a seguir venerando la figura de un presidente fallecido que llevó al total fracaso al país con las mayores reservas petroleras del mundo. Valientemente renuncie, si de verdad ama a éste país y si verdaderamente aún le queda un poco de amor por los supuestos ideales por que peleó en la guerra.

Siendo un dolor en el alma al ver que mí amando país se está hundiendo en un lago de sangre. ¡Me duele El Salvador! Al ver la incapacidad del gobierno del FMLN y de todos los partidos políticos, pero me duele más ver como un niño desea morirse al ver el cuerpo de su padre que fue asesinado el jueves pasado.

Me duele ver que el presidente pongas antes sus intereses ideológicos y le valga un pepino la vida de sus compatriotas, me indigna ver que en mi país los gobernantes toman decisiones equivocadas en busca de beneficios personales o más bien de intereses ideológicos extranjeros.

Nunca antes le política había dividido tanto a El Salvador, como ahora, dos docenas de muertes al día demuestran la decadencia moral, visionaria y sobre todo demuestra la cobardía de un gobierno corrupto y mafioso que solo le interesa el bienestar de sus funcionarios y el de sus familias.

¡Me duele El Salvador! Al ver como madres lloran porque sus hijos han desaparecido, esposas e hijos llorando a sus esposos y padres porque murieron en una masacre y al cual el gobierno ni tan siquiera el pésame dio, porque no le interesa el bienestar de gente.

Me llena de rabia ver como altos funcionarios del gobierno del FMLN culpan de financiar delincuentes a las empresas que están cerrando por ser extorsionadas y por altos índices de delincuencia que ponen en peligro a sus empleados ¿¡Por Dios! acaso piensan que están jugando con la mente de un pueblo cansado de la corrupción, incapacidad y delincuencia? ¿Acaso piensan en terminar su último periodo en casa presidencial culpando a los demás de su incapacidad para gobernar?

Me llena de impotencia ver la incapacidad del presidente que lo único que hace es mostrar más su torpeza día a día con sus apariciones públicas.

Presidente Salvador Sánchez Cerén, en nombre de mi sufrido pueblo le exijo su renuncia, lárguese a seguir venerando la figura de un presidente fallecido que llevó al total fracaso al país con las mayores reservas petroleras del mundo. Valientemente renuncie, si de verdad ama a éste país y si verdaderamente aún le queda un poco de amor por los supuestos ideales por que peleó en la guerra.

El Salvador está cansado de que se quede dormido en las cumbres, entienda profe que para los salvadoreños es una vergüenza tener a un presidente que defiende más a sus funcionarios que al pueblo que le da de comer.

Acaso no se da cuenta que mi país cada día se está hundiendo más, no hay oportunidades laborales, ni esperanzas de nada, lo que impera es la frustración y la tristeza y eso se nota en los rostros de cada niño, joven, anciano, rico o pobre, de derecha o de izquierda.

Como joven realmente ¡Me duele El Salvador! Lleno de tristeza y de lágrimas, de la sangre de valientes ciudadanos que lo único que quieren es llevar el sustento para sus familias y que sus hijos tengan un futuro prometedor y un país en donde prevalezca la cordura, la paz, la democracia, el estado de derecho, donde prevalezcan las instituciones que hoy agonizan a causa de aquellos que las han atropellado y siguen afanados en hacerlas perecer.

Es el momento que como país nos unamos y demostremos que verdaderamente la soberanía reside en el pueblo y no más en los políticos, debemos dejar de lado las vendas ideológicas y luchar por el bienestar común, en favor de las actuales y futuras generaciones.

¡Ya Basta!, ya no podemos seguir divididos, es momento de levantar nuestro clamor y exigir un alto a la corrupción e incapacidad de éste gobierno y sobre todo al circo al que el FMLN nos ha llevado.

Unámonos y luchemos, en memoria de los que ya no están y por las futuras generaciones, con una sola bandera, el azul y blanco de El Salvador.

 

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN