Política

18 Feb 2015
Política | Por: Ernesto Hernández Otero

ReAsamblando-Paso 2

Los dos primeros pasos para un reasamblaje son vitales, pues habiendo cambiado a los jugadores y las reglas, el juego podría ser diferente.

El primer paso para volver a unir la Asamblea Legislativa es retirar a los malos funcionarios, aquellos que con su trabajo no han devengado sus salarios y que no representan a la mayoría de población. Esta columna trata del segundo paso, aún más difícil, pero que nos acercará a tener la Asamblea que como salvadoreños merecemos.

Todos los grandes imperios -independientemente de su calidad social-, han tenido una cosa en común: gobernantes visionarios con ansias de poder y un pueblo valiente. Ahora es nuestro turno de usar el coraje que tenemos, no para hacer guerras, sino para demostrar democráticamente que nuestra política la hacemos nosotros. Los salvadoreños que podemos cambiar la realidad nacional somos todos los que creemos que vivir en este país vale el esfuerzo de ir a votar por los nuevos alcaldes y por una nueva Asamblea Legislativa.

El reasamblaje puede verse como la reconstrucción de un edificio, donde después de haber quitado los muros agrietados y el techo flojo, es necesario cambiar los planos viejos, usar materiales más eficientes y trabajar con técnicas vanguardistas, sin gastar los miles de dólares para ver la iluminación de los españoles, como hicieron un par de diputados salientes. Deben construirse las bases para que el nuevo edificio se sostenga, es decir, que tras haber quitado a los diputados incompatibles a la función pública, el siguiente paso es cambiar las reglas de juego.

El fin de la política somos todos nosotros; así que por qué hemos de conformarnos con decir que los demás hacen las cosas mal. Los salvadoreños queremos diputados que conozcan las calles, que hablen con la gente, que recuerden de donde vienen y lo que prometieron mejorar. Hablar de motivar el agro no significa nada sin saber lo que está pasando actualmente en el campo. Dar herramientas de trabajo a los jóvenes no es tomarse fotos con ellos en mitin de campaña, sino negociar directamente con los empresarios presentando una propuesta clara.

Por ejemplo, el contrato generacional como opción de empleo, donde los “seniors” forman a un estudiante o recién graduado dentro de la empresa para al momento de jubilarse la plaza quede bien cubierta. Para promover leyes útiles, las candidaturas deben tener un sentido social y operativo, para que trabajando dentro de las comisiones puedan aplicar su conocimiento técnico y realmente exista una sinergia entre la experiencia de los diputados históricos con la innovación de los jóvenes.

Imaginemos una de las muchas Asambleas que utópicamente podrían existir. Podría tener 15 diputados, uno por cada departamento y uno que represente a todos los expatriados que viven en el extranjero. Un cambio de esta naturaleza palearía el grave problema de la falta de compromiso que los diputados tienen actualmente con los departamentos que les eligen, pues únicamente funcionan bajo una premisa de aritmética partidaria. Si el cargo de diputado fuese a la vez una Gobernación departamental, los esfuerzos tendrían una lógica territorial y al mismo tiempo facilitaría medir el desempeño de cada diputado.

La sobrepoblación de diputados en la Asamblea Legislativa no permite que desde sus curules trabajen con una dinámica estratégica de política ciudadana, pues desde sus curules, sus funciones han sido limitadas a una mera participación burocrática. Este cambio representaría el ahorro de unos 500 millones anuales al presupuesto nacional, todo sea en honor a la austeridad.

Los dos primeros pasos para un reasamblaje son vitales, pues habiendo cambiado a los jugadores y las reglas, el juego podría ser diferente. Pero revalorizar la política necesita el valor y las ganas de trabajar por nosotros y para todos los demás; por eso el tercer paso es el más difícil de todos, ya que de espectadores vamos a pasar a la acción.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN