Política

22 Ago 2014
Política | Por: Roberto Alfaro

¿Qué harías con 100 mil dólares?

El título de mi columna es la pregunta que me hice al escuchar las noticias sobre la costosa vida que llevan nuestros padres de la patria. Placeres de la vida que se resumen en una fiesta navideña que costó a los salvadoreños aproximadamente 100 mil dólares, lo que ganaría en 30 años alguien que gana el salario mínimo en nuestro país. Sí, en una noche se gastaron el equivalente al salario mínimo de más de 30 personas, lo que a su vez equivale a unas seis o siete flotas nuevas para la PNC o a unas tres ambulancias para la Cruz Roja. ¿No les da pena?

Esa pregunta me hago hoy que reflexiono la penosa situación en la que cayeron, señores diputados. ¿NO LES DA PENA? ¿Nunca les enseñaron en la universidad que NO EXISTEN ALMUERZOS GRATIS? Es increíble cómo, literalmente, saquearon las arcas del Estado para derrochar el dinero en una noche de vinos y regalos financiados por nosotros. Lo más gracioso es que quienes les financiamos la fiesta nos hemos dado cuenta del costo más de un año después. Entonces, les vuelvo a preguntar, ¿no les da pena?

¿No les da pena ir a una escuela y ver a cientos de niños con hambre?, (si es que han ido a alguna luego de elecciones) ¿No les da pena que países hermanos avanzan “lento pero seguro” mientras El Salvador permanece en el mismo hoyo de siempre? ¿No les da pena que en una noche gastaron lo que pudo haber sido capital semilla para el nacimiento de nuevas empresas?

Lo divertido de todo este circo es que a última hora decidieron elaborar prensacorbatas con el escudo nacional. No quiero sonar “malcriado” (como dice mi mamá), pero… señores, ¡ustedes no merecen portarlo! Muchos de los diputados que ahí están sentados lucharon durante la guerra, no durmieron muchas noches, todo por un fin: la justicia. ¿Qué es lo que están haciendo hoy? ¿Ya se olvidaron por la causa que luchaban? Aquí no se vale si son de derecha o izquierda. Ambos han cometido errores monumentales y deben ser lo suficientemente maduros para reconocerlo.

Fue un error derrochar más de 100 mil dólares en comida, vinos y regalos. Suena tan absurdo como ir a sacar de la cuenta de alguien más el dinero para pagar mi fiesta de cumpleaños, y de paso sacar un poco más para mis obsequios. Pues eso mismo hicieron ustedes, con la diferencia de que seis meses después pidieron más deuda porque se quedaron sin dinero para las verdaderas obligaciones del Estado.

¿Qué pudieron haber hecho con 100 mil dólares? Quizá pudieron donarlo al Hospital Rosales para comprar camas y medicina. A lo mejor lo pudieron invertir en comprar libros y donarlos a las escuelas más pobres del país, más de algún niño se los hubiera agradecido desde lo más profundo de su ser. O bien, pudieron simplemente no utilizarlos por respeto a los miles de salvadoreños contribuyentes.

Ya en este punto del partido no se trata de buscar culpables. Ya lo pasado en el pasado, y a ustedes solo les quedan ocho meses. Ahora somos los salvadoreños quienes debemos tener respeto por nosotros mismos y no volver a elegir a una Asamblea de tan bajo perfil como la que tuvimos estos tres años, porque como mencioné en mi última columna: ya no es tiempo de dar votos a cambio de escobas, delantales o lapiceros.

 

 

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata