Política

6 Oct 2015
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Que gasten menos y mejor

El servirse y no servir como verdaderos representantes del pueblo, es lo que nos lleva siempre a pensar que la política es mala, cuando en realidad son los políticos los malos.

El problema del gobierno es que gasta demasiado o no sabe invertir bien los fondos. Esas son dos típicas frases que normalmente nos hacemos cuando no vemos resultados claros de las políticas públicas que hacen. Sumémosle el uso desmedido de los recursos que como clase política tienen, sean: viajes, fiestas, aumentos de sueldos, comidas, entre otros beneficios, cuando la mayoría de la población viviendo en condiciones no tan buenas como ellos. Y cuando viene la crisis y no hay más recursos, quien debe apretarse el cincho y pagar los platos rotos es la población.

La deuda del país es del 63 por ciento del PIB, es decir, que de toda la riqueza que el país produce, ese porcentaje va para pagar las deudas, por lo que el margen para que el gobierno pueda incidir en temas como la seguridad, la educación o la salud es muy poco. Pero cuando se trata de que los políticos se den una vida de lujos, vemos gastos como los 90 mil dólares en una fiesta navideña hace tres años, 13 mil dólares en licor y 24 mil dólares en viajes en un solo mes. Como sociedad civil, contribuyentes, estamos en nuestro derecho de exigir un mejor gasto, reclamar transparencia, porque al final quien siempre rescata al Estado es el ciudadano con sus impuestos.

Impuestos sin ningún sentido es lo que nos daña. Por ejemplo, el impuesto a los servicios telefónicos, que lo consumen tanto ricos como pobres, genera un impacto negativo en la economía de las personas. “Estratégicamente” para imponer esta contribución, deciden que bajarán la tarifa del servicio a un porcentaje equivalente al impuesto para que “no sintamos” el impacto. Si el propósito es recaudar dinero, con esta reducción tarifaria más el impuesto, no estarían recaudando más que con sólo poner el impuesto. El gobierno actúa de manera ignorante, con doble moral, para dejarnos establecido un impuesto para 10 años. Actualmente se gasta 17 por ciento del PIB para seguridad ($422, 721,000 de presupuesto anual, más $138, 000,000 en crédito que no ha ocupado) y aun así no le alcanza. El plan del gobierno en seguridad no tiene nada nuevo. Necesitamos alianza entre el sector público y privado, más iniciativa ciudadana; resolver la seguridad tiene que llevar muchos enfoques de vista pero con planes efectivos que ataquen la raíz del mal.

Todos quisiéramos que se resolviera el problema de la inseguridad, o que las oportunidades de ingresar a una educación superior (universidad) estén al alcance de todos, que las medicinas no escaseen, pero obviamente para eso necesitamos más recursos y que no salga ningún político aprovechado a robárselo. Pero no solo de más recursos, sino que los recursos que se dirijan sean con objetivo sean eficientes para que no exista despilfarro.

Que gaste menos y mejor significa que el gobierno debe invertir estratégicamente en proyectos que generen rendimientos positivos en el largo plazo, por ejemplo: creación de hospitales, acceso a tecnología desde niños, programas de creación de empresas, por mencionar algunos.

El servirse y no servir como verdaderos representantes del pueblo, es lo que nos lleva siempre a pensar que la política es mala, cuando en realidad son los políticos los malos, los que no son capaces de ponerse de acuerdo para orientar los gastos de un presupuesto que genere desarrollo. La falta de consciencia y de visión es lo que no hace crecer a nuestro país y profundiza la polarización, haciendo que la sociedad civil se destruya.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN