Política

2 Dic 2015
Política | Por: Abner Alvarenga

Punto final al Socialismo del Siglo XXI

Revivir el verdadero sueño de Simón Bolívar de convertir a América Latina en la patria grande llena de libertad y democracia, donde las mayorías elijan a sus gobernantes, donde sus niños y jóvenes son los protagonistas del desarrollo.

El próximo domingo 6 de diciembre se marcará la historia en Latinoamérica y se le pondrá fin al más de una década de populismo, fraudes electorales, pero sobre todo se le pondrá punto final al sufrimiento de millones de venezolanos.

La victoria de la oposición venezolana no solamente es deseable sino absolutamente necesaria, porque se le pondrá un punto final al Socialismo del Siglo XXI que tanto daño ha hecho en América Latina. Estoy seguro que el próximo  domingo los venezolanos harán la última fila y la única con tanta fuerza, pasión y coraje para sacar del poder al régimen Castro-Chavista. Venezuela es un país tan rico en recursos naturales como el petróleo, pero tan pobre por los pensamientos e ideologías absurdas de su gobierno.

La victoria de la oposición en Venezuela no solo debe representar un triunfo más en el devenir histórico de cualquier país. También representa una absoluta responsabilidad en la reconstrucción del tejido social, económico y político de un gran país.

Los venezolanos en general deben tomar la valentía y el coraje de los argentinos y sacar de su gobierno a los que tanto daño, destrucción y estancamiento han causado en su país. Los jóvenes deben tomar protagonismo en la reconstrucción de la mejor Venezuela.

La defensa de la libertad y democracia en nuestros países no solo la debe representar Venezuela, sino también América Latina entera, que debe forjar un renacer del optimismo y un nuevo amanecer para las actuales y futuras generaciones que son y deben ser siempre las más importantes.

Mi llamado a los jóvenes en América del Sur es a que tomen activismo y hagan personal el levantamiento de la bandera de la democracia y de las libertades que representan el desarrollo social y económico de los países. Deben dar la vida misma si es posible por la libertad de sus presos políticos injustamente, por las familias separadas, por las largas filas para comer, por los estudiantes caídos en manifestaciones, pero sobre todo por los niños a quienes se les deben heredar un mejor país, con condiciones de vida acordes al mundo actual, con mejores salarios, con oportunidades de estudio y empleo, con el privilegio de elegir libremente a sus gobernantes.

Argentina ya demostró que cuando se quiere, con unidad y lucha, se puede recuperar a nuestros países que no quieren avanzar hacia el comunismo, por nuestros países que quieren respeto a la propiedad, pero sobre todo retornar a la verdadera democracia.

Argentina y Venezuela deben ser bastiones de la democracia y las libertades, deben convertirse en el punto final del Socialismo del Siglo XXI y el punto y seguido del desarrollo y la prosperidad. Yo veo a partir del próximo domingo a una Venezuela convertida en economía emergente, rebosantes de dinamismo económico, cultural, turístico y educativo.

Latinoamérica debe convertirse en una potencia económica, generadora de riqueza, donde los jóvenes no deben irse de sus países por miedo a la delincuencia o porque no hay trabajo donde desarrollarse como profesionales. América Latina debe ser un símbolo de la lucha contra la corrupción, contra el narcotráfico, contra las pandillas y contra el comunismo carnívoro.

Revivir el verdadero sueño de Simón Bolívar de convertir a América Latina en la patria grande llena de libertad y democracia, donde las mayorías elijan a sus gobernantes, donde sus niños y jóvenes son los protagonistas del desarrollo.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN