Política

17 Oct 2013
Política | Por: Julio Saravia

¿Propaganda por conveniencia o convicción?

Durante la Segunda Guerra Mundial uno de los métodos más utilizados para adoctrinar y reclutar personas fue la propaganda. Existen 11 principios de propaganda que fueron desarrollados por el alemán Joseph Goebbels; estos principios estipulan estrategias a seguir para poder lograr el triunfo. La propaganda ha sido y es una herramienta utilizada bastante por políticos en periodo de elecciones por todas partes del mundo. Ahora que ha empezado la carrera hacia Casa Presidencial nos encontramos invadidos de propaganda política. Al analizarla, pareciera que vemos muchos de los principios que impulso Goebbels durante la guerra. Cabe aclarar que no se puede comparar en lo más mínimo el contexto histórico que se vivía durante la Segunda Guerra Mundial con la actualidad de nuestro país, en la que vivimos en una imperfecta pero existente democracia, y donde hay libertades.

Uno de los principios afirma que los propagandistas deben de tener acceso a la inteligencia sobre los eventos y la opinión pública. Durante la Segunda Guerra Mundial se obtenía información sobre enemigos y aliados a través de espías, teléfonos monitoreados y otro tipo de información clasificada. Esto lo estamos viendo en nuestro país durante esta contienda electoral que de cierta forma muchos la manejan como campaña sucia. Hace un par de meses, salieron a la luz pública diferentes grabaciones donde se escuchaba al diputado arenero Edwin Zamora despotricar en contra del vicepresidente de ideología de su partido. Por otra parte, la diputada y ex vicepresidenta de la república Ana Vilma de Escobar, ha señalado en distintas ocasiones que lleva meses con su teléfono intervenido. Siendo así al igual que Zamora víctima del espionaje político. Este espionaje funciona como una herramienta para generar propaganda, en este caso en contra del partido ARENA. Busca dividir y debilitar al partido al sacar a la luz conflictos internos de sus altos dirigentes, para así, restarle votos. Los resultados buscan la reacción inmediata del enemigo y un desbalance dentro de la agrupación a la que pertenece. En este caso, el partido ARENA y sus dirigentes.

Goebbels argumenta dentro uno de sus principios que la propaganda del enemigo se analizaba, y si el objetivo era provocar una respuesta, él se mantenía callado. Sin embargo, se daba una respuesta si él consideraba que estaban transmitiendo falsedades obvias. Parecería que esta estrategia la vemos reflejada en el candidato por el movimiento UNIDAD, Antonio Saca y la campaña de ataques que existe en su contra. Saca ha decidido no contestar ninguno de las fuertes declaraciones que le hace ARENA ya que él, dice aspirar a debatir con altura y no escuchar los insultos de los demás. Saca guarda silencio cuando lo provocan o cuando reconoce que son batallas que indiscutiblemente perderá. El expresidente es vulnerable cuando se toca el tema de la supuesta corrupción durante su pasado mandato, es un tema el cual él prefiere guardar silencio y no responder ya que no existen pruebas en su contra. La mayoría de ataques que se hacen los partidos entre si no tienen base alguna son verdades a medias o mentiras que parecen verdades que solo confunden, atemorizan al electorado y buscan debilitar a sus opositores.

Otro principio similar en la propaganda política de nuestro país es, que ésta misma debe de ser facilitada por líderes con prestigio a nivel nacional. Esto se ha visto en el movimiento UNIDAD cuando el ex canciller, Francisco Laínez se sumó a la campaña de Antonio Saca como candidato a la vicepresidencia. Laínez tiene un alto prestigio dentro de muchos sectores del país y en el exterior, que al unirse a UNIDAD le suma credibilidad al candidato y a su plan de gobierno. De la misma forma en ARENA, Rene Portillo Cuadra y Miguel Ángel Siman han tomado puestos claves para manejar y diseminar propaganda a favor de Norman Quijano. La intención de poner en primera fila a estos líderes es para sumarle credibilidad y fuerza al partido.

Es sorprendente como se pueden semejar los principios de la propaganda de Goebbels de hace alrededor unos 73 años dentro de la propaganda política actual que se vive en nuestro país y las estrategias utilizadas por los partidos. Nuestros partidos políticos hacen uso del espionaje, de la credibilidad de sus líderes y de la manipulación de la verdad para hacer propaganda. Sin embargo, ninguno nos da propuestas claras y concretas sobre lo que proponen para sacar adelante a El Salvador.  Simplemente buscan reclutar, adoctrinar y obtener el voto del pueblo a través de la propaganda y el populismo. Goebbels dijo: “Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad.” Sin duda alguna esto es algo que nuestros políticos y gobernantes tienen bastante claro a la hora de hacer propaganda durante periodos electorales, ya que para ellos, la verdad no es una cuestión de moral, sino que de conveniencia.  

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?