Política

4 Dic 2015
Política | Por: Joshua Alfaro

Presidente reprobado

Nada nuevo sucederá en los tres años y medio que restan del período presidencial. Incluso la inseguridad y la falta de empleos seguirán agudizándose, porque el FMLN no está interesado en disminuir la pobreza. Su gran obsesión casi infantil siempre ha sido y será constituir una “nueva oligarquía de izquierda” y consolidar un proyecto de riqueza y poder para sus dirigentes.

A un año y medio de iniciado el periodo presidencial de Sánchez Cerén del cual recordemos resultó electo solamente por 6 mil 634 votos de ventaja, en otras palabras fue electo presidente con apenas el 0.22 por ciento de la población en una elección muy cuestionada por un Tribunal Supremo Electoral (TSE) atestado de señalamientos e irregularidades.

Ante uno de los márgenes más estrechos en la historia electoral del país, Sánchez Cerén estaba obligado a buscar consensos con los sectores de derecha y productivos del país. Sin embargo, continuó imperando la falta de diálogo político similar a la de su antecesor, el endeudamiento fiscal y la incapacidad para hacerle frente a los problemas del país.

Para muestra un botón: la más reciente encuesta de la Unidad de Investigación Social de La Prensa Gráfica (LPG Datos) que refleja el enorme descontento de la ciudadanía de un gobierno que no acaba por despegar.

Según los salvadoreños, la crisis económica y la inseguridad pública son los dos grandes males de nunca acabar. Existe incluso una resignación general por parte de la población más vulnerable que se ve impotente ante la corrupción política, el aumento de los impuestos y el acoso de las pandillas, mientras se consuela en el dicho popular “solo Dios con uno”. Así lo reveló un reciente documental realizado por el canal digital Vice News y subido a Youtube.

El plan del oficialismo está más encaminado a un proyecto político por consolidar el poder de sus dirigentes que a un verdadero plan de nación para un desarrollo sostenible en los próximos años. Mientras todos los indicadores sociales y económicos nos muestran la realidad de un país amenazado con romper el ya debilitado tejido social, el presidente y sus ministros parecen vivir en otra realidad, argumentando que todo es cuestión de percepción y El salvador va por buen camino. Como dicen, no hay peor ciego que el que no quiera ver.

Nada nuevo sucederá en los tres años y medio que restan del período presidencial de Sánchez Cerén. Incluso, la inseguridad y la falta de empleos seguirán agudizándose, porque el FMLN no está interesado en disminuir la pobreza. Su gran obsesión, casi infantil, siempre ha sido y será constituir una “nueva oligarquía de izquierda” y consolidar un proyecto de riqueza y poder para sus dirigentes.

¿Cuántos años El Salvador continuará en el subdesarrollo? No existe verdadera inversión en grandes proyectos de infraestructura para el país, al contrario de lo que vemos en nuestros vecinos de la región como Panamá, que invierten ambiciosos proyectos de infraestructuras en la ampliación de su canal y la construcción del metro de Panamá.

El país no puede continuar a la deriva y sin un rumbo definido, donde se despilfarra el dinero en burocracia, funcionarios corruptos y políticas populistas que prolongan la pobreza. Las próximas elecciones en 2018 y 2019 aunque parecen todavía lejanas serán claves para definir el futuro del país.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN