Política

14 Jul 2014
Política | Por: Andy Failer

Plutocracia, Obama y la exportación de salvadoreños

No seamos consumistas, no favorezcamos a la plutocracia, no dependamos de acciones extranjeras.

La plutocracia es la misma democracia disfrazada, prevalece cuando en un Estado el poder lo ostentan quienes poseen grandes fuentes de capital económico, son ellos las más grandes influencias dentro de un Estado.

Desde hace años se vive en El Salvador una gran crisis social y de seguridad pública. Miles de salvadoreños, entre ellos muchos niños, huyen hacia los Estados Unidos. Huyen de la inseguridad pública que hace sombra a El Salvador; huyen de las maras; huyen del pésimo servicio de salud pública; de la inevitable pobreza que asecha a sus vidas. Existen estudios que demuestran que un aproximado del 42 por ciento de los salvadoreños viven en Estados Unidos. En las últimas dos décadas, esos hermanos lejanos han enviado billones de dólares en remesas al país.

Exportar salvadoreños vulnerables se ha convertido en un gran negocio en nuestro país. Ese negocio contribuye a la plutocracia de nuestro sistema político, pero lo más triste es que ese gran negocio lo han permitido aquellos salvadoreños que reciben su remesa. Muchos han permitido que esos envíos se conviertan en una economía exclusiva de consumo, donde las ganancias terminan en los bolsillos de aquellos mismos que poseen el poder económico y también político de nuestro país.

A mi criterio, aquellos que pertenecen a este sistema plutocrático no tienen intenciones de ayudar a reducir la emigración. Este problema de las mayorías ha hecho más ricos a una gran minoría. En El Salvador se vive la falta de empleo, se vive el miedo en el que cada vez nos sumergen las pandillas, pero aun así los centros comerciales se amplían cada vez más y grandes empresarios se expanden a nivel regional. Y claro, ¿porque no ir a Guatemala u Honduras? Si el círculo vicioso de las remesas y el consumo son el mismo potencial de ganancias para estos hombres de negocios.

Ante esta crisis, el presidente Obama ha solicitado 3 mil 700 millones de dólares al Congreso de los Estados Unidos. Esa cantidad de dinero no va a frenar esta crisis migratoria, únicamente la va a atender de momento. Lo que verdaderamente se debe frenar, y con freno de mano, es el problema de consumismo que hay en nuestro pequeño y pobre país. El consumismo genera poca productividad y este, a su vez, genera mayor desempleo; este último provoca que la delincuencia les abra las puertas a sus nuevos miembros desempleados.

Es increíble que Obama tenga mayor protagonismo y mayor deseo de atender a estos emigrantes centroamericanos (la mayoría salvadoreños), a esos niños que viajan solos y que requieren atención las 24 horas del día, mientras en nuestra Asamblea Legislativa tienen mayor prioridad los roces políticos. ¡Diputados!, propongan y actúen ante nuestra molesta y triste realidad. Basta de favorecer a la plutocracia.

Sigamos el ejemplo de Costa Rica y Panamá. Estos países no tienen altos índices de inseguridad pública y su economía se mantiene creciente. No exportan a sus compatriotas, por lo contrario, los requieren laboralmente, y son los dos más grandes atractivos turísticos de Centroamérica. Para finalizar no está de más en hacer la invitación para que esas remesas se aprovechen al máximo. No seamos consumistas, no favorezcamos a la plutocracia, no dependamos de acciones extranjeras, analicemos, critiquemos y seamos más proactivos.

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata