Política

28 Nov 2014
Política | Por: Roberto Alfaro

Para usted, señor/a populista

El populismo, estimados lectores, es una corriente que está sumiendo en la miseria a nuestro pequeño país.

La semana pasada tuve el honor de presenciar de primera mano una ponencia de Gloria Álvarez, una guatemalteca que nos habló a todos los asistentes sobre el populismo en Latinoamérica y cómo dicha corriente está arrastrándonos al peor de los destinos.

No entraré en detalle sobre todo lo que hablamos (estoy seguro de que más de alguno que me lee estuvo en el mismo salón que yo), pero sí considero necesario y relevante traer el tema del populismo para el caso de El Salvador. Nos acercamos a una época crucial en la historia del pulgarcito de América: estamos a menos de cuatro meses de vivir elecciones para alcaldes y diputados y, sin duda alguna, nuestros políticos han iniciado a sudar populismo por todos los poros de su cuerpo.

Como mencionó Gloria, esto ya no se trata de derechas ni de izquierdas. En El Salvador ya ambas han demostrado su incapacidad para llevar las riendas del país. Más allá de estos pensamientos tan cerrados, los salvadoreños debemos empezar a pensar entre populismo barato versus República. ¿Qué es mejor para nuestro país? Debemos ser un poco más inteligentes; nuestros políticos son expertos en ponerse una máscara tal cual fiesta de Halloween con tal de ganarse un voto, pero nosotros debemos ser mucho más inteligentes y cerrarles la puerta en sus narices.

Durante las últimas semanas he escuchado los mismos discursos de hace tres años: las mujeres ya no estarán solas, nuevas ideas, por el mañana que tú quieres… ¡Incluso se escuchan spots sobre el Parlacen! (Incluyendo a quien aspira a ser político, pero se denomina un político menos). Señores, ¡esto es populismo puro! El Salvador no necesita más de esto. Lo que nuestro país realmente necesita es gente que intercambie ideas, que respete los argumentos y dejen de lado esos mensajes bañados de polarización.

El populismo, estimados lectores, es una corriente que está sumiendo en la miseria a nuestro pequeño país. Y a falta de educación, las personas no han logrado entender que no hay cosa tal como un almuerzo gratis. Todo lo que se les “regalan” es producto de todos los contribuyentes, y el problema se agrava cuando nos damos cuenta de que de cada 10 unidades destinadas a proyectos sociales, nueve sirven para viajes de nuestros queridos populistas y solo una unidad se destina a estos proyectos. No se invierte en educación, salud o tecnología, ¡no se invierte en nuestro futuro!

Así es como te invito a ti que me lees en esta ocasión, a que denuncies a un populista. Dalo a conocer por todos los medios: Facebook, Twiter, YouTube o cualquier red social. Argumenta bien y convence a otras diez personas a hacer lo mismo, porque nuestra nación ya no puede seguir dejando pasar este comportamiento tan miserable. Digamos NO a los discursos sobre el Sitramss gratis hasta antes de las elecciones, NO a regalar escobas a cambio de votos, NO a los discursos de “tú estás mal porque alguien más está bien”.

Termino citando una frase que mencionó Gloria Álvarez en su discurso en Zaragoza, España: “el populismo ama tanto a los pobres que los multiplica”. No dejemos que personas sin escrúpulos jueguen con la dignidad de nuestros hermanos salvadoreños.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN