Política

5 Sep 2012
Política | Por: Mauricio González

Nuevo reto de los Aliados por la Democracia

Han sido culpados de defender a la clase empresarial del país y de mantener nexos con el partido de derecha, ARENA. No obstante, los Aliados por la Democracia han contribuido a que se respete la separación de poderes a través de recursos de inconstitucionalidad que aseguraron el sistema de pesos y contrapesos con que está regulado el Estado salvadoreño.

Necesaria fue la interposición de recursos de inconstitucionalidad por parte de los Aliados para que la Asamblea Legislativa no tuviera la vía libre en su objetivo de colocar funcionarios a la medida en la Corte Suprema de Justicia, aunque al final el legislativo y el ejecutivo terminaron por imponerse.

Es ante este y otros temas coyunturales en la política nacional que surgió este grupo que reúne alrededor de 120 organizaciones de diferentes signos políticos y que su último fin es buscar respetar la institucionalidad del país a través de movilizaciones y demandas, garantizando así el Estado de Derecho.

Cuando se habla de los Aliados por la Democracia hay quienes consideran que la organización defiende los intereses de la derecha.

Sin embargo, los aliados han criticado la poca transparencia en el tema sobre el financiamiento de los partidos políticos –de cualquier signo- y además durante el presente año promovieron recursos contra la elección de magistrados de 2006 cuando ARENA era la primera fuerza política del país.

Sin embargo, el tema subyacente dentro de los Aliados por la Democracia es qué sucederá ahora cuando la elección de magistrados llegó a su final.

¿Se disolverá la agrupación? Este sin duda es uno de sus principales retos con miras al futuro, lograr perdurar en el tiempo, manteniendo los ideales con los que hasta ahora han venido trabajando sin dejar ser influenciados por ninguno de los partidos políticos.

Los retos no son fáciles; sin embargo, en el momento actual en que se encuentra el país se necesitan de liderazgos apartidarios que representen los intereses de diversas organizaciones y que compartan un fin en común: asegurar la institucionalidad y democracia en los tres órganos del Estado.

El trabajo de los aliados ha sido criticado ampliamente por parte de algunos diputados, quienes han encontrado en ellos un contrapoder que no solo teoriza sobre leyes y política, sino que lleva esa teoría a la práctica a través de concentraciones y demandas de inconstitucionalidad, las cuales son observadas con prepotencia por algunos padres de la patria.

Deplorable fue la elección de magistrados en 2006, pero más lamentable aún fue la primera del 2012. El éxito de los aliados a largo plazo consistirá en asegurar la democracia e institucionalidad del Estado a través del escrutinio de sus diferentes órganos.

Esa misión solo podrá conseguirla con el apoyo de diversas instituciones de la sociedad civil, donde deben encontrar sus cimientos y el apoyo necesario para trascender en el tiempo legislaturas, funcionarios y partidos políticos que se aferran a controlar todos los órganos del Estado.

Como siguiente punto deberán plantearse la próxima elección del Fiscal General de la República, salvaguardar su legalidad y velar porque este cargo no sea infiltrado por partidos políticos que buscan ocultar delitos en los cuales pudieran haberse visto involucrados.

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata

14 Oct 2016
65 años de integración regional centroamericana
Política | Por: Fernando Colocho

65 años de integración regional centroamericana

25 Ago 2016
Elecciones internas en ARENA
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Elecciones internas en ARENA

18 Ago 2016
¿Quién debe liderar ARENA?
Política | Por: Kevin Sánchez

¿Quién debe liderar ARENA?