Política

4 Jun 2018
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN

“Pasaron nueve años del Gobierno del FMLN y el discurso presidencial conlleva ingredientes de fantasía, falacia y exageración”.

Después de 20 años de gobiernos de ARENA, la gente que cansó de lo mismo, se hartó de un partido político que no modificó sustancialmente el rumbo del país, al menos, no para beneficio de la mayoría. Aprovechando el descontento generalizado, el FMLN vendió su imagen de aire fresco, se presentó como el cambio que urge para la población y se le dio oportunidad de gobernar en 2009.

Al Gobierno 2009-2014 se le pueden aplaudir los programas sociales en los centros educativos, la entrega de computadoras, la planta de ensamblaje de computadoras, la creación del proyecto insignia Ciudad Mujer y la construcción de un par de hospitales.

Pero, los desaciertos multiplican los aciertos. Al saborear el poder, su cúpula olvidó los propósitos de su lucha en el conflicto armado, se demostró que disfrazó su consigna de campaña, sembró falsas esperanzas, ignoró las necesidades del país y utilizó a sus votantes como trampolín para lograr su beneficio personal. Su presidente pasó de ser querido y esperado, a causar repudio por sus eternos pleitos contra diferentes sectores, sus actos de corrupción y enriquecimiento a costillas del erario público. Su descaro le permitió asilarse en un país de Gobierno autoritario para esconderse de la justicia, del reclamo popular y se quedó dando patadas de moribundo en redes sociales.

A su lado, caminaban personajes que hacían trocitos al pueblo. Extrañamente, un ex presidente de la Asamblea Legislativa reunió mucho dinero para crear sociedades, comprar propiedades y construir casas. Un poderoso personaje dentro de la cúpula fue uno de los autores intelectuales de la incursión de ALBA Petróleos, ALBA Alimentos, VECA, Tu Financiera, y es señalado por muchos medios como narcotraficante. Y otros políticos que usaron el aparato estatal para recetarse excesivos lujos.

En 2014 no habían salido a la luz las prácticas oscuras de esos funcionarios. Aprovechando la ignorancia popular, se vendieron como el seguimiento de una transformación profunda, de un cambio positivo. Y a otros que no les creyeron tanto, les dijeron que el primer presidente no era de sangre roja, no era histórico, no tenía el partido en el corazón, desligándose de ciertas acciones que no les favorecían, creando la pantomima de llevar al candidato nacido y educado en el partido, y por eso, ahora sí tendremos el verdadero cambio.

Recién se cumplen cuatro años del actual Gobierno y el descontento masivo va aumentando.  Vamos escarbando en índices económicos, las rutas de enfoque de desarrollo se están desperdiciando (Caso Puerto de La Unión), y solo estamos generando alzas en violencia hasta en sus mismas instituciones. Lo más delicado: la mayoría de los actos delincuenciales están quedando impunes. No tienen la diligencia suficiente de investigar la desaparición de una agente policial y están encubriendo a sus pesos pesados.

Pasaron nueve años del Gobierno del FMLN y el discurso presidencial conlleva ingredientes de fantasía, falacia y exageración. Lo bueno: le queda un año y saben que no tiene posibilidades de ganar un tercer período presidencial. Máxime con un candidato que, a pesar de manejar la diplomacia, ser conciliador y negociador, también es títere. Basta recordar que consintió la expedición del pasaporte diplomático de “La Michy”, se quedó callado ante el nombramiento de José Luis Merino como “Embajador” y su pronunciamiento en asuntos externos continúa siendo pro Hugo Chávez-Maduro, pro Ortega, pro represión. En fin, nada nuevo. No será un candidato diferente.

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

30 May 2018
Muchos problemas, muchas oportunidades
Política | Por: Erick Hernández

Muchos problemas, muchas oportunidades

25 May 2018
Al diputado Parker y sus prioridades
Política | Por: Verónica Ruiz

Al diputado Parker y sus prioridades