Política

18 May 2018
Política | Por: Karen López

No me alcanzará la vida para agradecerle, señor Parker

Si sus grandes gestiones se pagarán con darle las gracias, uniría a la sociedad civil a que me ayudará a pagarle cada obra que realiza en pro del país. Lo digo como respuesta a su fehaciente queja, en la que expresó lo siguiente, “No te quiero contar la cantidad de peticiones que reciben los diputados, que no es parte del trabajo legislativo, pero el pueblo exige que se construyan… que se reparen… y de esas exigencias nadie te va a decir ‘gracias’”.

Quisiera contar las innumerables iniciativas creadas en el Órgano Legislativo, impulsadas por su persona, el resultado de sus gestiones. Pero, no las encuentro, o no las suficientes, para pagar, lo que usted considera, se merece.

Sin embargo, dos periodos ejerciendo su papel como diputado, ¿no le ha sido suficiente para darse cuenta el módico salario que gana una persona en su puesto? Se lo pregunto para ayudarle a despejar sus dudas y hacerle saber que su sueldo se encuentra por encima de la mayoría de trabajadores, formales e informales, de doctores, abogados, docentes, electricistas, personal de limpieza, en fin…

Hay muchos allá afuera ganando un suelto que no es más que $300 dólares mensuales. ¿Qué hacemos con ellos? ¿A quién le damos prioridad? Ojalá pudiese resolver este tema. No queremos que usted se sienta inconforme, pero tampoco pretendemos que los cientos de familias que tienen que arreglárselas ganado un salario mínimos se queden así. ¿Es en eso en lo que trabajan también, cierto? Porque esperaríamos que lo hicieran.

Le daré otro dato, esas miles de personas, toda su vida se han presupuestado con lo que tienen, porque saben que diputados como usted, priorizarán más sus interesen antes que la ellos.

No se moleste conmigo, porque no lo digo yo, lo dicen sus acciones. Porque en la entrevista que le realizó un canal de noticas así  lo aseveró, afirmando que los legisladores en El Salvador son los peores pagados en Latinoamérica.

Lo invito a que de no estar de acuerdo con el salario designado a su puesto, avísenos, porque no estaremos pensando en elegirlo un periodo más. Pero, si tanto le afecta a su economía personal, lo invito a demitir. Renuncie ya que no es lo que esperaba. Porque le advierto que nadie está pensando en aumentarle su sueldo, señor Parker.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN