Política

6 Feb 2013
Política | Por: Gerardo Torres

¡No más confrontación!

No queremos más confrontación. Nuestro anhelo es que los diversos grupos políticos dediquen su esfuerzo y talento a intentar organizar los recursos del país de una manera eficiente, no en intentar destruir a los adversarios.

 

La guerra civil ya terminó, pero lastimosamente aún quedan personas que piensan que seguimos inmersos en el conflicto y, por desgracia, algunos de ellos tienen poder y dinero. Es crucial que ciertos líderes salvadoreños dejen de lado sus estrategias de combate y empiecen a pensar en vías alternas para gobernar el país

 

Por el bien del país, es necesario que terminen los enfrentamientos entre los diversos actores de la vida pública. Algo que me da tristeza es que nuestro Presidente de la República sea protagonista en la mayoría de conflictos de gran escala. Su afán de protagonismo es insaciable, cree que una pelea donde no esté involucrado él, no es pelea. Tiene muy claro que los conflictos con otros líderes o sectores nacionales le darán popularidad y lo harán quedar como el héroe de El Salvador.

 

Si viviéramos en un país sin mayores problemas, como por ejemplo Suiza, vería más razonable que el máximo líder se dedicará más a meterse en líos que a gobernar. Pero, estamos en El Salvador y hay cuestiones graves que requieren la atención inmediata de  nuestro mandatario. No vale la pena malgastar recursos y tiempo en peleas que no llevan a nada.

 

En lo personal, creo que en El Salvador no nos hacen falta gobernantes que se crean héroes, por el contrario, nos sobran. Lo que nos hace falta son instituciones fuertes. Es decir, un sistema maduro en el que no sea tan importante quién gobierna sino que respete las leyes.

 

El reciente conflicto entre ANEP, el FMLN y el Presidente Mauricio Funes por el supuesto lavado de dinero de ALBA es otro ejemplo de la dinámica que ha venido sucediendo en nuestro país durante los  últimos años.

 

Lo lamentable es que la pelea por ALBA no tiene solución, solo veremos críticas y amenazas que no llevan a nada. Porque, aunque la ANEP presentara pruebas, falta mucho tiempo para que en nuestro país sea posible que condenen a directivos de una empresa con un vínculo tan fuerte con el gobierno y con el partido político en el poder. Por tanto, las acusaciones públicas no servirán para que la Justicia actúe sino para iniciar una “guerra fría”.

 

Con esto no quiero decir que la ANEP, u otras organizaciones, no deban ejercer la labor de oposición y denunciar lo que creen que está mal, por el contrario, necesitamos que se mantengan vigilantes para supervisar la labor del gobierno.

 

Lo que le pido a la ANEP, y a toda la oposición en general, es que cambien de táctica, porque con la actual no conseguirán resultados positivos. Se necesita un nueva táctica que sea capaz de acorralar a  nuestros gobernantes y obligarlos a pasar del conflicto al diálogo.

 

El Presidente Funes y el FMLN se han vuelto unos especialistas en hacerse las victimas ante cualquier crítica y en devolver los ataques con más ataques. Los enfrentamientos con otras organizaciones les favorecen, son especialistas en pelear. La oposición está luchando en el campo favorito del gobierno, por tanto, deben cambiar de escenario y llevarlos al propio.

 

Podemos concluir que no tenemos ni un partido ni un presidente dialogante, no hacen caso a nadie más que a ellos mismos; creen que son los dueños de la verdad y, por tanto, no dejaran que nadie les diga que están haciendo las cosas mal. La realidad es dura, pero bueno, debemos tener la esperanza de que en el futuro las cosas pueden mejorar; está en nosotros presionar para que los gobiernos futuros tengan la humildad de escuchar a otros, la decencia de aceptar sus errores y la cortesía de tratar a los demás, aunque sean de la oposición, de una forma respetuosa.

 

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?