Política

27 Feb 2017
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

La polarización en la política solo nos debe dictar las opciones que tenemos, más no debe ser una aceptación. Como ciudadanos, tenemos el deber de vigilar lo que pasa en el país, porque ser “gobernado por los peores hombres, es el precio de desatenderse de la política”, según Platón.

Una buena parte de la población concuerda que, uno de los grandes problemas del país es la polarización. En política, polarización es cuando la opinión pública está divida en dos extremos. En nuestro país, rápidamente pensamos en ARENA y el FMLN, y llegamos a la conclusión que acá no hay “acuerdos de país” por culpa de ellos.

La polarización no es mala, al contrario, ya que sería raro que todo el país se declinara por una sola opción partidaria o ideológica, y sería peor si esta inclinación se hiciera a la fuerza, como sucede en Venezuela y Cuba. Obviamente, los partidos políticos o los grandes líderes idealistas en el mundo desean llevar a cabo sus ideas, pero es decisión individual el poder optar por una.

Los acuerdos de país nada tienen que ver con la polarización, sino que estos tienen que ver con la capacidad de diálogo y propuesta que los liderazgos políticos tengan. Los acuerdos de país son buenos, siempre y cuando sean consultados a la ciudadanía y se respeten en el tiempo, así como no sean para perpetuar el poder de alguien, algunos o solo estén haciendo el “juego de la silla”. Si hasta el momento no hay acuerdos, ya se sabe el por qué; porque los liderazgos actuales han fracasado en ideas y en diálogo, ya que solo han buscado su beneficio personal.

Lo que está mal son las ideas y los intereses.

¿Cuánto tiempo lleva dizque dialogando el gobierno con las distintas fuerzas políticas? Prácticamente desde que Sánchez Cerén, en 2014, dijo que llamaría a los partidos a un “gran acuerdo de nación”. Sin lugar a duda, nadie puede negociar cuando existen incoherencias entre lo que se platica en las mesas, y lo que hace en el diario vivir político; tampoco se puede negociar con hipocresía y cinismo, pues es necesario que exista voluntad para que haya consensos y disensos.

¿Por qué el Gobierno no tiene dinero? Porque el Gobierno gasta más de lo que tiene, y no en pro del país como dicen, sino en pro de una burocracia gubernamental; con mucha gente empleada, sin que genere réditos en el sector educativo con paupérrimas escuelas y hospitales sin equipo, ni medicina. Dirán algunos que los resultados son a plazo, pero igual es incoherente cuando se nota que la población emigra cada vez más y los territorios son asediados por pandillas, señalando así que ni en el corto plazo prevén los problemas.

Tampoco los problemas del país no los va a resolver una figura que se ponga al medio de los polos, ese político revolucionario que ofrezca la intermediación y pareciéndose casi a una figura de un “mesías”. Personajes como esos solo buscan protagonismo y muchas de sus propuestas están llenas de populismo y sin ningún raciocinio. Por ejemplo: atentar contra la vida y pedir pena de muerte porque la violencia es insoportable u ofrecer beneficios desde la institucionalidad pública, justificando que es la única salida a la desigualdad.

No es la polarización política el problema, son las ideas y los intereses de quienes buscan liderar y, por otro lado, somos los ciudadanos quienes nos desatendemos e ignoramos el poder que depositamos la confianza en un candidato.

 

 

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata