Política

12 Ago 2015
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Necesitamos mejores ciudadanos

El gobierno invierte más dinero en defendernos de la violencia que en darnos condiciones para crear mejores ciudadanos. El desarrollo del país vendrá con ciudadanos capacitados y conscientes de buscar lo mejor para sus vidas.
Cuando tenemos situaciones como las que tuvimos hace dos semanas, con el paro de transporte que organizaron las pandillas, muchos nos preguntamos: ¿dónde está el gobierno que prometió seguridad? ¿Dónde están los líderes de este país? El presidente se ausenta cuando El Salvador está en caos y los demás políticos se tiran la bola del problema, y al final los más dañados somos todos menos ellos. No son serios.
La violencia siempre ha existido en nuestro país y en el mundo. Esto no es algo nuevo que apareció dado un gobierno. Lo que sí podemos decir es que la violencia se vive menos en países donde la prosperidad es notoria, y entiéndase por prosperidad donde los ciudadanos tienen acceso a educación y salud de calidad (no solo cantidad), donde los ciudadanos son libres para tomar las decisiones que los hagan sentir cómodos, y en su más estricto caso donde el gobierno casi no se mete a decidir por los ciudadanos lo que creen que está bien o está mal. En otras palabras, hablamos de países donde los gobiernos son facilitadores de oportunidades de desarrollo y se camina bajo la visión de crecimiento.
Recientemente un medio extranjero colocó a El Salvador en un segundo lugar, por debajo de Costa Rica y arriba de Panamá, como el segundo país con tasa de pobreza extrema más baja de la región centroamericana. Los programas sociales que se empezaron a implementar desde 2004 en nuestro país han tenido impacto hoy, a 10 años, no obstante, en la medida que se liberalice a la población del asistencialismo y estas se vuelvan productivas, entonces sí estaremos saliendo de la pobreza y generando riqueza.
La pobreza es, sin lugar a dudas, la primera causa por la que se genera la violencia. Hogares desintegrados por falta de fuentes de empleo, sueños profesionales frustrados por falta de acceso a educación superior, haciendo de esta manera un debilitamiento de la base de la sociedad, que es la familia. Los políticos y los gobiernos no han entendido que el cese de la violencia se encuentra en la creación de oportunidades, pues tenemos a varios jóvenes que con suerte lleguen al bachillerato y no emigran del país, no tienen una oferta accesible que les haga continuar sus estudios, y optan por trabajar porque no pueden costear sus estudios superiores. ¿A dónde conseguirán un trabajo, si afuera hay varios profesionales desempleados? Una persona, un joven, no tendrá necesidad de delinquir si tiene asegurada su educación y un empleo que en el futuro lo haga independiente. Pero como no es así, entonces es más fácil delinquir para sobrevivir.
El mismo medio publicó hace poco también el gasto que hacemos en seguridad, donde también nos situamos como el segundo país de la región que más gasta en combatir la violencia con un 17 por ciento del PIB. Mientras que la inversión en educación es 3.5 por ciento del PIB, menos de la media que la región aplica a sus países, que es de 4.5 por ciento. Esto demuestra que gastamos más en protegernos de la violencia, que haciendo de nuestro país mejores ciudadanos para el futuro. Por eso es que otros países nos ganan en competiciones deportivas, académicas y acceden a mejores oportunidades que nosotros. Estos invierten en su gente y los liberan de su condición de una manera que puedan decidir mejor sobre su futuro.
Este gobierno quiere resolver lo urgente: la violencia. Sin embargo, lo urgente no le está dando tiempo para lo importante: sus personas y sus necesidades. Bien dijo Don Bosco: No hay jóvenes malos, sino jóvenes mal orientados. Necesitamos mejores ciudadanos.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN