Política

16 Oct 2015
Política | Por: Eduardo Moz

Mi país, con ambición emprendedora

El ser humano ya nace con esa necesidad de superación, de buscar soluciones certeras, de salir siempre adelante, con la ambición de querer ser mejor cada día y sobresalir ante los demás.

Ante tantos miles de problemas que atraviesa el país, por un lado el tema de las pandillas que se ha convertido en un cliché por afectar a casi toda la población, y por el otro están los altos funcionarios, quienes por no verse afectados directamente de los problemas sociales actuales no buscan solución alguna para erradicarlos, preocupándose más por lucrarse de las arcas del Estado, es común que la mayoría de los jóvenes se dediquen a solo formar parte de la expectación de lo que está aconteciendo, ver el problema desde afuera y pocas veces, o en el peor de los casos nunca, nos involucramos de manera directa.

Pero como personas optimistas, que nos proyectamos un futuro, buscamos cambiar nuestra realidad, convertir las ideas en algo mejor, llevarlas a cabo. El ser humano por naturaleza busca su estabilidad y por eso precisamente nos caracterizamos los salvadoreños: por ser personas luchadoras, creativas, que de una piedra o una teja sacamos un producto artesanal para comercializarlo, y a partir de esto podemos analizar que una persona desde que está en el vientre de la madre ya es emprendedora, porque está luchando por nacer, por el derecho a la vida. Desde sus primeros años lucha por buscar solución a lo que se le imposibilita, y eso es ser un emprendedor: la persona que de acuerdo a las adversidades que esté atravesando quiera romperlas y buscar una solución viable.

El ser humano ya nace con esa necesidad de superación, de buscar soluciones certeras, de salir siempre adelante, con la ambición de querer ser mejor cada día y sobresalir ante los demás, con el anhelo de tener algo que ofrecerle a sus futuras generaciones, logrando de esta forma “buscarle lado a la vida”. Si algo no funciona de una forma, le encontramos otra opción y si no vuelve a funcionar seguimos insistiendo sin enfrascarnos en una sola decisión hasta que pegamos en el blanco.

Porque soñar es fácil, escalar tampoco, pero mantenerte en la cúspide es mucho más difícil, pero no imposible, todo se logra con dedicación, entrega, dinamismo, pero sobre todo con la confianza puesta en uno mismo y con innovación y creatividad en cada acción que decidamos emprender. Hay que recordar que la misma idea que alguien tenga la tienen miles de personas más, pero para que sea emprendedora tiene que tener ese plus diferenciador que la identifique y por la que debe ser recordada ante las demás ideas que nada más han subido una estadística, la de ser siempre del montón, de esas que se han quedado a medio camino sin cumplir ese sueño anhelado por la comodidad y falta de interés de la que hablaba al inicio.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN