Política

25 Sep 2015
Política | Por: Joshua Alfaro

Más impuestos, más pobreza

Mientras se siga despilfarrando el dinero de los contribuyentes y el gobierno no se comprometa a un verdadero pacto fiscal de austeridad, más impuesto solo creará más pobreza. Al final, la “contribución especial” lo pagaría el más pobre, pues a la larga las empresas aumentarían los precios de los productos y servicios para compensar la pérdida por un nuevo tributo.

La “Contribución Especial para la Seguridad Ciudadana y Convivencia” es el eufemismo con que el gobierno implementará (de ser aprobado por la Asamblea Legislativa) un nuevo impuesto a las telecomunicaciones que pretende recaudar 140 millones de dólares anuales, con los cuales se financiarían la ejecución del plan El Salvador Seguro. Por supuesto que la sociedad civil manifestó un rechazo total a más tributos, a tal grado que el gabinete del Ejecutivo realizó hace unos días una cadena nacional donde expuso la necesidad del nuevo impuesto para combatir la delincuencia. Estas acciones son más bien una declaración de bancarrota estatal y fracaso en los planes de seguridad.

La demanda de más impuestos es solo el reflejo de un caos en las finanzas del Estado, una absoluta falta de disciplina fiscal y un cínico despilfarro de los fondos públicos. Es fácil gastarse el dinero de otros, es fácil pedir más dinero cuando otros lo han producido, pero ¿qué garantías tenemos los salvadoreños de que nuestros impuestos serán invertidos en el combate a la delincuencia y no terminarán en manos corruptas? ¿Qué solvencia moral tiene un gobierno de pedir más dinero a sus ciudadanos cuando vemos que la presidenta de la Asamblea Legislativa planea gastar $400 mil dólares en la instalación de aire acondicionado en el actual edificio legislativo? Mientras los hospitales siguen sin medicinas y muchas escuelas en condiciones deplorables.

Recordemos el último impuesto que implementó el Estado a las transacciones financieras que ya lleva más de un año desde que entró en vigencia y ha reportado una nueva entrada de 80 millones de dólares a hacienda. El gobierno aseguró que ese impuesto solo afectaría a las transacciones mayores de mil dólares, pero al final termina afectando a los más pobres ¿cómo? Trasladando el costo de los impuestos a los precios de los productos y servicios básicos, pues  la canasta básica ha aumentado hasta 15 por ciento de acuerdo a datos del Consejo Nacional de la Pequeña Empresa.

Pretender gravar un impuesto del 10 por ciento sobre la factura de telefonía, cable e internet del cual ya pagamos el impuesto al valor agregado (IVA) sería como pagar un doble tributo, solo pensemos en las miles de micro y pequeñas empresas que usan diariamente para sus operaciones los servicios de telefonía y con la difícil situación económica que atraviesa el país solo vendría a generar más pobreza e incertidumbre.

Desde la democratización de las telecomunicaciones en los años 90 muchas empresas vinieron a El Salvador a invertir creando una amplia infraestructura que hoy conecta al país y del cual millones de salvadoreños hoy tienen acceso a servicios con precios más baratos y competitivos y en la actual era informática, quienes tienen más acceso a la información, los servicios digitales y las redes sociales tienen más poder ciudadano tal como vimos en Guatemala donde el poder paso de los palacios presidenciales a las plazas públicas en gran parte gracias a las redes sociales.

Pareciera que con cada quinquenio se recaudan más impuestos pero también el gobierno aumenta más los gastos, en economía básica si uno tiene más gastos que ingresos al final tendrá un déficit, la solución es de sentido común: implementar un plan de austeridad fiscal para sanear las finanzas, pero mientras no haya la voluntad política para ello, mientras se siga despilfarrando el dinero de los contribuyentes y el gobierno no se comprometa a un verdadero pacto fiscal de austeridad más impuestos solo creará más pobreza, al final la “contribución especial” lo pagaría el más pobre pues a la larga las empresas aumentarían los precios de los productos y servicios para compensar la pérdida por un nuevo tributo.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN