Política

11 Mar 2015
Política | Por: Carlos Gutiérrez Argüello

Marketing político versus Código Electoral

El actual Código Electoral demuestra  vacíos desde la perspectiva del marketing -comunicación política, los cuales llegan a ser aprovechados por los directores de campaña.

En ocasiones la práctica del asesoramiento político puede incurrir en acciones éticamente cuestionables, a pesar de que su objetivo principal es ganar la carrera electoral, por lo que haré mención de algunos ejemplos, demostrando las ventajas del marketing político ante un Código Electoral sin rigor científico en el ámbito comunicacional y mercadotécnico de las campañas.

Un caso muy conocido fue la colocación de candidatos y bandera del FMLN al lado derecho de la papeleta con una separación considerable del resto de partidos. Podrá parecer un insignificante cambio al diseño, aunque la regla de los centros de atención, ley de los tercios y puntos de intersección, dentro de la teoría general de la imagen demuestran los efectos del mensaje sobre el público al concentrar y aislar la atención en una sección de las papeletas electorales por medio de su diseño, brindando una ventaja sobre el resto de contendientes.

Este sistema es muy conocido en los medios impresos de comunicación para gestionar la venta de espacios publicitarios, atribuyendo un mayor valor a la página del lado derecho, variando su precio según la sección, tamaño y colores, tomando en cuenta la forma occidental de lectura.  Ninguna de estas consideraciones se refleja en el Código Electoral.

En el artículo 175 se prohíbe a los partidos políticos, coaliciones y a todos los medios de comunicación, personas naturales o jurídicas hacer uso de publicidad política tres días anteriores a la elección y el propia día de la misma. En el psicoanálisis estructural de Jacques Lacan y la teoría de Ferdinand de Saussure, expresan que el símbolo puede ser adjudicado a uno o varios referentes.

Utilizando estos dos estudios se encuentra como modelo principal la figura  comunicacional y pauta televisiva de ALBA Petróleos, denotando su relación y significado con el FMLN. De igual forma, estos parámetros pueden ser ocupados a los movimientos ciudadanos  y empresariales provenientes de otros partidos. Este accionar lleva la batalla electoral  al campo mediático, donde el ganador será el partido con mayores fuentes de financiamiento y la cantidad de medios de comunicación a su favor.

La campaña negativa es la clásica forma para discriminar o desacreditar a los oponentes políticos; sin embargo, el artículo 173 menciona la prohibición de injurias, difamación y calumnias en período electoral. Una de las maneras que puede ser realizada es mediante la creación de grupos, aparentemente sin ninguna vinculación partidaria. La realidad es que muchos de estas asociaciones SÍ forman parte de una estrategia electoral y debido a un marco legal deficiente no pueden ser recriminados.

En Estados Unidos la Ley Federal de Campañas imposibilita cualquier referencia a partidos/candidatos políticos, dentro de un perímetro afuera de los centros de votación y adentro de ellos, con la excepción de los candidatos políticos que podrán utilizar una prenda pequeña (pulseras y botones) en el momento de votación. Aun así, deben salir inmediatamente del recinto y área estipulada.  Esta misma actitud debería ser incorporada al Código Electoral de El Salvador.

Como dato interesante, la revista Campañas y Elecciones y otros estudios revelan que en América Latina alrededor del 30 por ciento de los votantes deciden en las últimas 24 horas su voto y el 6 por ciento de los votantes confirma su decisión al momento de ver la papeleta.

Por lo que cualquier tipo de estímulo en el proceso electoral puede incidir en el juicio del elector, considerando que arriba del 75 por ciento de los votantes se inclinan ante una variable emocional y no racional.

El TSE debe de replantear su marco legal en campañas electorales teniendo en mira el ámbito comunicacional. De no ser así, pueden haber abusos causando daños sociales, mayor división entre grupos partidarios, deficiencia de cooperación entre la clase política y falta sensibilidad ante el elector.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN