Política

17 Mar 2016
Política | Por: Carlos Alejandro Morales

Los políticos hipócritas salen de una sociedad hipócrita.

¿De dónde sacan los políticos tanta hipocresía? Y la respuesta no requiere ninguna ciencia: Del pueblo que los ve nacer, crecer y les educa para que lo sean, dicho más simple, la gran mayoría de NOSOTROS.

Imagino la sensación y reacción de muchos simpatizantes del partido ARENA al ver el encabezado del periódico digital ElFaro donde se mostraba a dos dirigentes de dicho partido en un ahora llamado “dialogo” con pandilleros cuando en algún momento parecía que ellos jamás harían algo así , y golpea aún más duro cuando muchos salvadoreños ya sentían pena al saber que el gobierno del ex presidente Mauricio Funes había realizado la misma tarea también a escondidas de todos los salvadoreños, la cual negó en muchísimas ocasiones, pero que para nadie es secreto que a pesar de negarlo fue a jactarse de ello hasta con el mismo Papa. La pregunta valida que sigue es ¿De dónde sacan los políticos tanta hipocresía? Y la respuesta no requiere ninguna ciencia: Del pueblo que los ve nacer, crecer y les educa para que lo sean, dicho más simple, la gran mayoría de NOSOTROS.

Hace un año atrás inicie un pequeño negocio en un área a la que nadie le había prestado mucha atención en bastante tiempo, fue difícil iniciar, al punto de quedarme en ocasiones sin mi propio salario, pero gracias al apoyo de buenos amigos y con mucho esfuerzo comenzó a prosperar al punto de ser algo reconocido por aquellos fans de los artículos que comercializo, pero de repente personas que durante años nunca se les había ocurrido la idea un día se levantaron y dijeron “yo quiero vender lo mismo”, conocidos y personas cercanas dijeron de repente “yo también voy a vender eso”, fue hasta chocante, hubieron deslealtades, pasaron cosas que me dejaron preguntándome “¿ es posible confiar en alguien en este país?”, no estoy hablando ni de políticos, ni de empresarios, estoy hablando de personas comunes, no hablo de personas en las que no confié en algún punto, sino personas que de un modo u otro podían ver mi entorno. Y pongo mi ejemplo para ilustrar que no podemos esperar tener grandes personas por políticos si no tenemos grandes personas como ciudadanos, cuando la deslealtad, egoísmo, hipocresía, envidia son la regla a seguir de nuestro modo de vida ¿Cómo esperamos que los que están en el poder actúen diferente?

Y así como yo he compartido mi experiencia, así podría citar otros casos donde los ciudadanos “honestos” simplemente son hipócritas que creen que solo robar y matar son delitos o acciones repudiables. Ejemplos hay muchos: Cuando usted trata de sobornar a un policía para que no le ponga la multa de la infracción que cometió, cuando usted pide dinero a cambio de favores que no le van a costar nada, cuando usted no cede el paso a otro vehículo que también viene de tener un día pesado, cuando usted insulta a alguien en la calle, cuando usted no le quiere pagar a quien le hizo un trabajo, cuando usted es un jefe supervisor y estresa más a las personas que están a su cargo solo porque puede y tiene poder, cuando usted le desea la muerte a otra persona por no apoyar al mismo equipo de fútbol o partido político que usted apoya, cuando usted le niega unos centavos a aquella persona que le dice que no ha comido en todo el día, en fin…cuando usted como todo buen político corrupto piensa primero en su propio bienestar que en el del prójimo.

No esperemos que sean los políticos el “ejemplo a seguir” sino más bien seamos nosotros una sociedad ejemplar que pueda por fin producir personas de bien para ocupar de la forma debida los cargos que se les otorgan.

George Carlin dijo: “Si tú tienes ciudadanos egoístas e ignorantes, lo que tú vas a tener será lideres egoístas e ignorantes”

  • Juan Perez

    Muy interesante análisis de la gravisima situación en la que ha caído la sociedad salvadoreña. Existen sin duda una cantidad abundante de políticos hipocritas producto más bien del mismo sistema Partidocratico que domina la realidad del pais desde 1982. La mayoría de las personas no están representadas por los políticos actuales sino más bien están olvidadas y condenadas a sobrevivir por su cuenta y a solventar sus problemas de la mejor manera que consideren posible lo cual lamentablemente incluye muchas veces el canibalismo social.

    • Alberto B.

      Totalmente de acuerdo con el analisis escrito,claro no se justifica el comportamiento de politiquitos hypocritas cuando vivimos en una sociedad hipocrita.

20 Nov 2017
El costo político de la corrupción
Política | Por: Fernando Colocho

El costo político de la corrupción

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política