Política

23 Nov 2015
Política | Por: Ernesto Hernández Otero

Libertad o socialismo

No se trata de buscar soluciones apresuradas, pero es necesario que no se deje avanzar a aquellos que quieren permanecer ilimitadamente con el control de nuestro país.

Fotografía destacada propiedad de @frascafrasca

Piotr Kropotkin, pensador político ruso y entusiasta del anarquismo, propuso que todo “somos utopistas, tanto que llegamos a creer que la revolución debe y puede garantizar a todos alojamiento, vestido y pan. “Sin embargo, 100 años después de esa época, en la que se creía que nuestros recursos eran infinitos, nos encontramos en un mundo sobrepoblado, agotado en recursos naturales y con deudas de gobiernos, imposibles de pagar. Por lo que lejos de esa ambición social de creer que todo debe regalársenos, es hora de aclarar algunos conceptos por el bien de nuestras futuras generaciones; para que en lugar de esperar lo imposible con los brazos cruzados, aprendan a labrar su destino desde su juventud.

La política ha ensuciado el “bien común” como fin del Estado, usándolo para una meta innoble y mucho más política. Pues el objetivo verdadero del “bien común” es generar las condiciones para que las personas se desarrollen en plenitud por sí mismas. La gran trampa de la izquierda es ofrecer el bien individual de cada uno de los ciudadanos, pero no como una labor política, sino para arraigarse al poder, controlar el Estado y quitarnos la libertad de elegir lo que queremos.

Quizá para muchos es demasiado complotista esta forma de ver la política, pero a estas alturas tenemos suficientes pruebas para creer que estamos al borde de la línea que divide la libertad de la cohesión. Basta con escuchar los argumentos que recientemente han sido divulgados en los medios, por parte de la cúpula del FMLN, quienes por ese medio han dejado claro que para lograr lo que están buscando “no alcanza con dos periodos presidenciales” . Esa es la más grande señal que a pesar de que muchos lo nieguen, la agenda de la izquierda en El Salvador es cambiar a fondo nuestra Constitución para en algún momento poder permanecer ilimitadamente a la cabeza de los tres poderes del Estado, que desde hace años controlan a su discreción, a pesar de ir en contra de todos los valores que rigen una República.

Como dijera Eduardo Punset, “los hombres movidos por ideales dejan de interesarse por la política” y por esa misma razón, es muy fácil creer que el FMLN, siguiendo la línea ideológica con la que nacieron, son movidos más por su ideal del control total del Estado, más que por el fin social de la política como hacen creer. Sin embargo, esta realidad también merece una contraposición que es la mayor culpable por dejar que suceda; pues es la oposición política – sobretodo en un caso como el nuestro donde vemos una división de casi el 50/50 en preferencia partidaria – la que se supone que debería ir en contra de todas estas fuertes tendencias, levantando a la población y exigiendo un verdadero bien común. Pero como muchos han notado, la falta de una visión de país no ha dejado que los liderazgos políticos se desarrollen, y es por eso que aun habiendo avanzado en la calidad de la elección de candidatos, las oposiciones todavía no tienen la contrafuerza necesaria para impedir que nos controlen.

No se trata de buscar soluciones apresuradas, pero es necesario que no se deje avanzar a aquellos que quieren permanecer ilimitadamente con el control de nuestro país. Mucho puede hacerse con los líderes que no representan los ideales partidarios, pero que tienen la intención de mover la política con el fin que le corresponde, que es de facilitar el desarrollo pleno de los ciudadanos.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN