Política

30 Sep 2014
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Leyes rumiantes

Tenemos leyes rumiantes porque nos las tragamos, casi las vomitamos por inconsistentes, hasta que las digerimos por completo a la fuerza.

Sonará duro, pero ¿qué tienen en común con las ratas, los casos de Francisco Flores, el padre Toño (o Tom como lo llamaban sus “amigos pandilleros”), los amañadores de juegos de la selección de futbol del país y los tipos que vendían a mujeres para prestar servicios sexuales así como sus compradores? Al igual que las ratas, la luz –o sea la verdad- los obliga a salir de donde están escondidos; siempre buscan el camino más fácil para no ser atrapados y burlar del que temen –la ley-; y que son animales indeseables porque transmiten muchas enfermedades y contaminan el ambiente, así como es notorio el descontento de la población, o por lo menos de la mayoría por las cosas de que se les acusa a ellos.

Es decepcionante el modo de operar de nuestras instituciones y es incomprensible cómo las personas pueden fácilmente burlar la ley. Nuestra Constitución dice que todo somos iguales ante ella, pero luego vemos que figuras públicas reciben un trato diferenciado cuando se les acusa de algo. Es más incomprensible cómo un momento de locura puede llevar a perder todo un camino de éxito de una persona. De presidente a acusado por robo al Estado; de sacerdote a acusado por tráfico de influencia; de famosos atletas a acusados por amañar juegos deportivos; de ciudadanos con deseos de superación a acusados por vender y comprar servicios sexuales.

Sobre el caso del expresidente Flores llaman la atención algunas cosas: ¿Si él estaba en el país, por qué nunca lo encontraron las autoridades? –Curiosidad-; segundo, se presenta a pie como “cualquier ciudadano” a los tribunales luego de meses de ser buscado; y tres, ¿por qué darle una celda adecuada a sus necesidades, si todos somos iguales ante la ley? Algunos creen que encarcelarlo fue justicia; pero justicia es aplicar la ley sin restricción… lo demás es circo político.

Gracias a ese sistema jurídico débil, el padre Toño está cumpliendo su condena en España. ¿Cómo una persona que se declare que es la solución y no el problema de la violencia, puede introducir celulares en centros penales para dárselos a pandilleros y utilizar su influencia para hacerlo? En general, solo una mente que piensa de la misma manera que los que están en la cárcel busca burlar la ley.

Nuestra base social está desquebrajada, o sea, nuestras familias no tienen las condiciones necesarias de sobrevivencia. Por tal motivo más gente emigra, más jóvenes entran a pandillas, aumenta el comercio informal y así se sigue generando una sociedad que en vez de unirla se desune. Los amañadores de juegos de fútbol y los acusados por trata de personas tienen algo en común: la falta de principios sociales. Y esto se adquiere principalmente en la familia. Y como la familia está desquebrajada, lamentablemente no podemos exigir integridad en las personas; y por eso la gente falla.

Tenemos leyes rumiantes –como el proceso de digestión de las vacas- porque nos las tragamos, casi las vomitamos por inconsistentes, hasta que las digerimos por completo a la fuerza.

Estos y otros hechos trascenderán y dejarán marcada parte de nuestra historia como país. Pues de nada sirve estudiar mucho o alcanzar posiciones de liderazgo, si no somos personas íntegras y comprometidas con las cosas que deseamos. Debemos ser personas con principios y valores, y trabajar en equipo para lograr nuestras metas, y así ser una sociedad distinta que tome las riendas de las decisiones del país. No hay que ser insensibles ante un sistema inoperante, ni obviar a quienes tienen sus intereses detrás.

 

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?