Política

2 May 2014
Política | Por: Julio Saravia

Las primeras damas

Cuando Estados Unidos se fundó como país, el presidente buscaba un título para su esposa. Un título que fuera el equivalente al de reina dentro de las monarquías europeas. Así fue como surgió la imagen de la primera dama, que con el paso de los años se adoptó por distintos países del mundo.

En épocas pasadas, la primera dama no contaba con mayores responsabilidades, únicamente la de acompañar a su esposo en actividades protocolarias dentro y fuera del país, apoyando causas benéficas o sociales.

Sin embargo, en la actualidad las cosas son bastante distintas para varios países. La figura de la primera dama ya no es una figura decorativa sino al contrario, una figura activa que trabaja por los intereses del país y en muchos casos una figura que se vuelve política.

En El Salvador, la actual primera dama, Vanda Pignato, ha sido un claro ejemplo de una dama activa, trabajadora y política. Desde su puesto como secretaria de Inclusión Social ha llevado a cabo distintos proyectos que han tenido bastante éxito. Uno de ellos, y quizás el más exitoso, Ciudad Mujer.

Este proyecto le ha merecido diferentes reconocimientos internacionales y nacionales debido al éxito acreditado por estos organismos. Asimismo, Brasil, Panamá, México y la India han visitado el proyecto para poder implementar esta idea en sus países.

Pignato, además de ser una figura social, ha sido una política. En la recién pasada campaña electoral, debido al peso de su imagen, se le vio acompañando al presidente electo en distintos eventos e incluso con diferentes spots televisivos en los cuales realizaba propaganda a favor del partido de gobierno. Situación que causó polémica debido a que un funcionario público está inhabilitado para hacer proselitismo.

Pero tener una primera dama activa, trabajadora y política no solo se ha visto en El Salvador, sino en distintos países de América. Hillary Clinton, en Estados Unidos, luego de ser primera dama fungió como senadora, corrió para presidente dentro de las primarias y fue secretaria de Estado para el gobierno estadounidense.

En Argentina, Cristina Fernández de Kirchner pasó de ser la esposa del presidente, a la actual presidenta del país suramericano. La ahora mandataria es constantemente criticada por los medios de comunicación y la oposición de su país. Martha Linares, la esposa del presidente panameño Ricardo Martinelli, corre actualmente como candidata a la vicepresidencia por el partido de gobierno.

Lo mismo ocurre en Perú, donde la primera dama, Nadine Heredia, es considerada pieza clave dentro del gobierno de su esposo y en la toma de decisiones. A la primera dama se le ha visto de manera activa en importantes reuniones internacionales y no solo como acompañante.

Definitivamente, el rol de la primera dama ha evolucionado con el paso de los años y es una señal bastante positiva no solo en nuestro país sino para todo el mundo. Ellas no han trabajado únicamente por ser la esposa del presidente, sino que por su clara capacidad se han aventurado a trascender de su función.

El ser primera dama ha permitido catapultar a muchas de estas mujeres inteligentes y líderes a ser figuras políticas por vocación y capacidad, y no necesariamente por circunstancias. Año con año seguiremos viendo más parlamentarias, mas presidentas, más mujeres luchando dentro de la política para lograr construir un mejor país para las nuevas generaciones.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN