Política

24 Ene 2013
Política | Por: Mauricio González

Las Malvinas son argentinas

En la actualidad las Islas Malvinas forman parte de uno de los dieciséis territorios en todo el mundo que son considerados como colonias y que actualmente se encuentran bajo la supervisión del Comité Internacional de Descolonización. Argentina tomó posesión de las islas luego que en 1820 las reclamara como sucesión de la corona española, posteriormente en 1833 los británicos volvieron a invadir el territorio, como lo habían hecho siglos atrás.

Desde esa fecha se ha mantenido un enfrentamiento diplomático y en ocasiones bélico por el control de las islas como sucedió hace 31 años, cuando los militares argentinos bajo el mando de dictaduras militares retomaron la soberanía de las islas, semanas después Reino Unido envió su flota naval para invadir de nuevo.

Extensa ha sido la historia de este enclave que representa el orgullo y nacionalismo de un pueblo argentino que guarda en su imaginario colectivo la pertenencia de las islas. Como dato curioso en las escuelas argentinas se les enseña a los niños que las Islas Malvinas son territorio argentino, las cuales aparecen en los mapas de los libros de geografía. Desde temprana edad se les inculca que ahora no están siendo administradas por Argentina, no obstante en un futuro volverán a ser parte del país.

Como tema de fondo se esconde la disputa de los recursos naturales, las Islas Malvinas tienen petróleo y una amplia biodiversidad, entre ellas la marítima que sufre la pesca indiscriminada por parte de buques ingleses. Inglaterra está depredando su ecosistema.

Dicho país está obteniendo esos recursos de forma colonialista, dichas actitudes hostiles a la soberanía propias de potencias en decadencia constituyen un anacronismo histórico, ya no estamos en la Edad Media, estamos en pleno siglo XXI. 

Suena ridículo que un país que se encuentra a 12 mil kilómetros, según datos geográficos de las Islas Malvinas, continúe controlando los recursos de otros, al viejo estilo de las colonias. Reino Unido ha sido colonialista, busca recursos naturales para compensar su fría y estéril geografía, así como lo hizo en África, Oceanía, India, Norteamérica.

En vez de rasgarse las vestiduras en el Consejo General de las Naciones Unidas contra países de Oriente Medio, debería enfocar sus esfuerzos en el impulso de relaciones bilaterales que construyan mercados sólidos, amistades sinceras, reactiven su industria, mantener una relación ganar-ganar con Argentina y cualquier otro país.

En la actualidad mantenemos el estereotipo que los países Europeos son refinados y un sinónimo de buen gusto, pero deberíamos preguntarnos con conocimiento histórico cómo han llegado a obtener ese estatus, a costa del colonialismo como el que ahora Francia impulsa en Mali y como el que las economías europeas han practicado como un “modus vivendi” durante siglos.

El pasado 13 de agosto llegó a las costas de las Islas Malvinas un barco militar británico de última generación y cuyo objetivo, según el Ministerio de Defensa Británico, “ejercicios de rutina”, como lo asegura el Correo del Orinoco. Muestras de fuerza como esa no hacen más que tensar las relaciones entre ambos países.    

Finalizo con una frase que Pepe dijo en el canal Telesur, en el programa Mesa Redonda, y del que cito textualmente: “Ténganle miedo al abrazo europeo, porque es un abrazo hipócrita. Mejor hagamos amistad con países que nos traten de igual a igual como los asiáticos”, José Mujica, presidente de la República Oriental del Uruguay.

13 Mar 2018
¿Fueron inclusivas las elecciones 2018?
Política | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

¿Fueron inclusivas las elecciones 2018?

2 Mar 2018
La libertad del voto
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

La libertad del voto

2 Mar 2018
Razones para este 4 de marzo
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Razones para este 4 de marzo

27 Feb 2018
Cuentos fantásticos: Diálogo en El Salvador
Política | Por: Erick Hernández

Cuentos fantásticos: Diálogo en El Salvador