Política

24 Dic 2014
Política | Por: Luis Trejo

Las lecciones que nos dejan Cuba y Estados Unidos

El acercamiento que han comenzado estas naciones nos comprueban que la reconciliación solo se logra a través del diálogo y de pensar a favor de las mayorías.

La semana pasada el mundo se sorprendió (y algunos se exaltaron) con la noticia de que Estados Unidos y Cuba habían decidido reiniciar sus relaciones diplomáticas, entre otros posibles acuerdos que comenzarán a hacer más amistosa la relación de ambas naciones que por décadas estuvieron enemistadas. Muchos se han alegrado mientras que otros se han mostrado indignados por tal decisión. Sin embargo, lo cierto es que la novedad nos ha dejado varias lecciones por aprender.

La primera de ellas, y quizá la más importante hasta el momento, es que solo el diálogo, el consenso y la negociación pueden ayudarnos a solventar cualquier roce que tengamos, independientemente del tiempo que haya transcurrido, de las circunstancias y motivos que lo ocasionaron. La decisión de Cuba y Estados Unidos de retomar sus relaciones diplomáticas solo nos demuestra que el bien de las mayorías debe estar por encima de una ideología, del egoísmo y del beneficio de las minorías.

Otra lección aprendida es que no importa los kilómetros, las millas, los continentes o países que separen a una nación de otra. Lo que en verdad importa es que solo con la conciliación y unidad, las naciones pueden sacar a sus sociedades adelante. La división y la enemistad generan todo lo contario. Pero también nos recuerda que cada país es independiente y que sus decisiones internas no tienen por qué afectar la relación con los demás países, a menos que dichas acciones vayan en detrimento de sus ciudadanos, de los generadores de oportunidades, de la vulneración de derechos y el irrespeto a los ciudadanos de los demás países.

Finalmente, otra reflexión que nos deja esta relación que retoman Cuba y Estados Unidos es que la paz entre naciones es el mejor camino para lograr un mundo más ameno, empático y justo. Las guerras, los conflictos de intereses, las riñas por diferencias ideológicas y la prohibición de transitar libremente en cada país, deben quedar en el olvido. Aunque aún les falta mucho camino por recorrer, enseñanzas que aprender y reflexiones en las cuales profundizar, estos países han dado grandes pasos en pro de sus habitantes. Todavía deben continuar demostrando que sus intenciones son las mejores y que esta decisión se ha pensado para bien de todos, no solo de unos cuantos.

Este ejemplo de reconciliación deben tomarlo naciones como Israel, Palestina y muchas más que se encuentran en guerra o conflictos políticos. En estos tiempos contemporáneos, donde los ciudadanos están más cercanos y conectados entre sí, los líderes políticos y de nación deben pensar en estrategias que nos animen a apoyarnos mutuamente como seres humanos y a dejar atrás el egoísmo, racismo, discriminación, prohibiciones y violaciones a nuestros derechos. Que este sea solo el primer paso de muchos que podamos dar para hacer de este mundo un lugar fraterno, de empatía y con verdaderas muestras de solidaridad y cambios sociales.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN