Política

3 Jun 2014
Política | Por: Andy Failer

La sombra de nuestro sistema político

Los funcionarios públicos no pueden seguir evadiendo la Ley de Acceso a la Información Pública bajo la excusa de que es secreto de Estado.

El mal es el abuso de poder. El abuso de poder se encuentra, por ejemplo, en actos tales como usar un cargo público en beneficio propio. La corrupción política es un hecho tan viejo como el poder político. La democracia tiene entre sus principales funciones combatir el abuso de poder en el ámbito de lo público. La libertad de expresión garantiza que nadie quede fuera de la crítica; solo esta es la luz que puede luchar contra la sombra de nuestro oscuro sistema político.

Día tras día aumenta la desconfianza hacia los políticos y crece exhaustivamente el enojo hacia el actual sistema político. Pero ojo, los consistentes comentarios negativos hacia ellos pueden generar un quiebre de la democracia. Lo cierto es que la confianza del sistema político está en juego. Los comentarios siempre deben hacerse de forma constructiva, sin atacar a nuestra democracia sino a quienes la irrespetan.

Desde mi punto de vista, la democracia es el mejor bien que puede tener una sociedad. Para mí, los políticos resultan extremadamente respetables y necesarios. Lo desagradable de nuestro sistema es la forma de hacer política que se ha implantado en este país. Hace poco, El Faro publicó un artículo impactante que ha generado fuertes críticas de la población salvadoreña hacia el expresidente Funes. En resumen, el artículo viene a decir que Funes ha trabajado estratégicamente una larga cadena de favores y ha beneficiado económicamente e incluso diplomáticamente a Ada Mitchell Guzmán Sigüenza, conocida como “La Michy”. Todo ha sido a beneficio de pocos, a costa de muchos.

Vivimos en un país donde los partidos políticos cada vez se parecen más y donde los mensajes han sido sustituidos por puras apariencias. No existen acciones que beneficien a la sociedad, ni siquiera palabras motivacionales en tiempos de crisis y violencia. Solo emplean sus slogans, trabajan su imagen comercial y procuran salir en los medios (especialmente el FMLN con ayuda de ALBA). Por eso los partidos políticos son cada día más intransigentes.

El primer objetivo que debe trazar el presidente Salvador Sánchez Cerén es el hacerle ver al actual sistema político y a la población que no se permitirá la corrupción y cualquier otro acto que afecte al Estado. Este mal, que se ha vuelto común, estanca cada vez más nuestro sistema político e impide que el Estado supla con las urgentes necesidades de la población salvadoreña.

Es intolerable que los fondos del Estado sean para beneficio personal. La Fiscalía General de la República (FGR) debe actuar ante casos como los que ha investigado El Faro. Nosotros debemos exigir cuentas claras. Los funcionarios públicos no pueden seguir evadiendo la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP) bajo la excusa que cierta información es secreto de Estado.

En fin, nuestros políticos no son los únicos culpables. Nosotros, la población, también formamos parte del problema y debemos actuar cuanto antes. ¡Es nuestro deber exigir el cambio que nos prometieron! Para las elecciones del 2015 exijamos un mejor sistema político, transparente y de cuentas claras.

 

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata