Política

8 Sep 2015
Política | Por: Juan Carlos Méndez

La “sociedad civil”

No se trata de izquierdas ni de derechas, o católicos o evangélicos, ni tampoco ricos o pobres. Somos salvadoreños y mientras no respetemos nuestras diferencias, jamás saldremos adelante. Luchemos por un mejor país.

 

La sociedad civil, sí, esa misma que sale todos los días trabajar, ya sea en carro o en bus, la violencia le atemoriza; que busca la manera de cómo mantener y buscarle un futro a sus hijos o familia; esa misma que en redes sociales se agarra con otros a insultos por defender a un partido político, que trata de meter zancadilla cuando otro avanza más rápido, que está resentido por algo o alguien, o que realmente no hace algo por nadie y menos por él mismo. Sí, esa “sociedad civil” es la que somos y tenemos…

Este sábado se convocó a una marcha para exigir no más corrupción y  el cese de la violencia, y el mensaje era claro: exigir un mejor país, un país que busque de una vez y por todas la forma de crecer, no siendo abanderados por partidos políticos sino por la bandera de El Salvador. No obstante, en medio de la semana, aparece un segundo grupo convocando al mismo lugar donde la primera marcha iba a finalizar. Esta segunda marcha iba con el fin de apoyar al gobierno, mientras que la primera marcha fue sincera, se manifestaba de forma general, sin acusaciones específicas, todo iba a favor de un mejor país; mientras que la segunda, era con el afán de generar choque y hasta discordia, no fue más que un grupo de personas movidas por políticos de izquierda que hoy tiemblan porque una parte de la sociedad civil está despertando y no quieren que exijan. Es totalmente ridículo que quienes antes salían a protestar por cada TLC, hoy no dejen al pueblo expresarse.

A este segundo grupo, convocado por el gobierno y FMLN, que fue utilizado como “carne de cañón” revestidos de “pueblo”, no desalojaron nunca la Plaza Salvador del Mundo y buscaron confrontación con el otro grupo pacífico haciendo que un joven llegara a dizque protestar, pero lo único que hizo fue generar desorden al igual que los pandilleros que llegaron posteriormente, y que obviamente venían mandados de sectores que buscaban desacreditar la manifestación pacífica que se tenía.

Estos hechos de fin de semana nos dejan algunas reflexiones. La primera: es una buena señal que un sector de la población que no está acostumbrado a “salir a la calle” lo haga, puesto que esto respalda el sentir de una sociedad que ya no aguanta el camino por donde el país va y cómo los políticos a cargo lo dirigen. Segundo: es preocupante el nivel de intolerancia de ideas a las que estamos llegando; si Guatemala ha tenido éxito en la calle es porque ellos no están favor ni en contra de un partido político. Ellos están a favor de Guatemala. Acá no hemos podido pasar esa línea, envolviéndonos en desacreditaciones, acusaciones y violencia por el simple hecho de no pensar o vivir como algún otro cree.

Por último, y no menos importante: la polarización y la falta de patriotismo nos divide. Polarización que es encabezada por troles y personas con algún grado de resentimiento social o partidario que en vez de proponer, destruyen. Por tal, urge que los partidos políticos sean sinceros y redefinan su actuar.

No se trata de izquierda ni de derechas, o católicos o evangélicos, ni tampoco ricos o pobres, se trata de todos los salvadoreños que vivimos en este espacio de tierra, donde debemos luchar por exigir que se erradique la pobreza y que todos puedan alcanzar oportunidades que nos lleven a bien; mientras no dejemos de lado nuestra diferencias esa “sociedad civil” nos terminará destruyendo.

  • Joao Cabrales Nuñez

    La primera marcha fuen sincera?? .. jajajajjaaj.. si como no!!.. ahora contame una de miedo!!.. jajajaja—

20 Nov 2017
El costo político de la corrupción
Política | Por: Fernando Colocho

El costo político de la corrupción

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política