Política

13 May 2016
Política | Por: Fernando Colocho

La prospectiva como paradigma de planificación estratégica gubernamental

« La planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentes » – Peter Drucker.

Actualmente, vivimos un momento de la historia de nuestra sociedad donde los cambios suceden a un ritmo completamente imprevisible y la capacidad de respuesta de los gobiernos ante factores exógenos se vuelve únicamente reactiva.

Vivimos en completa incertidumbre. Entonces, ¿cómo los gobiernos son capaces de proyectarse hacia cinco, diez o veinte años si no existe certeza acerca de qué va a suceder mañana?

Es incorrecto afirmar que los Estados no planifican. Sí lo hacen, cada país centroamericano cuenta con un Ministerio, Dirección o Secretaría de Planificación. Lo que es esencial cuestionar es qué capacidad tienen los gobiernos de ejecutar con un mínimo de eficacia sus planes de desarrollo. Que la elegante retórica salte del papel a las calles, donde pueda ser percibida por la población.

¿Cómo planifican los Estados? ¿De qué forma  las instituciones públicas gestionan la incertidumbre de las variables intervinientes? Pues generalmente se proliferan metodologías de planificación gubernamental tales como la matriz del marco lógico o la gestión por resultados.

Sin embargo, dichas metodologías no dejan de ser estáticas, relativamente rígidas y únicamente reactivas. Lo que existe es una proyección basada en un escenario presente con la incidencia de variables conocidas, pese a ello, no debe ser el presente el que determine nuestra perspectiva del futuro que esperamos; debe ser nuestro escenario futurible el que defina las acciones a implementar en nuestro presente.

Para suplir ese espacio vacío en la definición metodológica nace el paradigma de la prospectiva estratégica como una herramienta de análisis del futuro para la toma de decisiones políticas. Pero, ¿qué es la prospectiva? ¿cuál es el papel que cumple la prospectiva en la función pública y los procesos de elaboración de decisión política?

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) define la prospectiva como « el conjunto de tentativas sistemáticas para observar a largo plazo el futuro de la ciencia, la tecnología, la economía y la sociedad con el propósito de identificar las tecnologías emergentes que probablemente produzcan los mayores beneficios económicos y sociales ». La disciplina es relativamente joven –bajo su concepción actual– nace en Francia a finales de la Segunda Guerra Mundial en 1945 cuando la reconstrucción del país implicaba necesariamente una visión de país a futuro.

Su principal elemento diferenciador con respecto a las metodologías tradicionales antes descritas es el énfasis en el estudio de las complejas interacciones entre la ciencia, la tecnología y la sociedad para identificar las tendencias a largo plazo y prever escenarios futuros. Tal como se demuestra a la siguiente línea de tiempo:

lineatiempo

 

Cruz, César Romeo. Ponencia « De la elección racional al análisis prospectivo: aplicación al proceso de integración ». Dictada en el Coloquio Regional sobre Metodologías de Análisis de Centroamérica y el Proceso de Integración. Centro de Formación de la Cooperación Española en Antigua Guatemala. 4 de abril de 2016

 

El paradigma prospectivo no se remite únicamente a cifras y proyecciones, hilvana cuatro elementos indispensables en la planificación estratégica: creatividad, experiencia, evidencia e interacción:

metodos

De esa forma, es posible calificar si el Estado tiene la capacidad política, institucional o económica para hacerle frente a determinado escenario proyectado.

La prospectiva es de relativa juventud en América Latina, con mayor manifestación en Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile y México.

La tarea pendiente, en la cual podemos aportar todos nosotros, es producir investigaciones que incorporen la visión prospectiva en Centroamérica. Estudios que aporten información relevante para la toma de decisiones a futuro.

A título personal, me parece sospechosamente cómodo sentarme frente al monitor de una computadora y criticar indistintamente todo lo que hagan las instituciones públicas dirigidas por el color político que ustedes gusten. Con el tiempo y la energía invertida en tan popular tendencia, podríamos dedicarnos a generar conocimiento que produzca un aporte concreto y real para el alcance del desarrollo en nuestro país y nuestra región.

 

20 Nov 2017
El costo político de la corrupción
Política | Por: Fernando Colocho

El costo político de la corrupción

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política