Política

30 Oct 2014
Política | Por: Ernesto Hernández Otero

Hacia el desarrollo rural

Tomemos en cuenta que el mayor potencial productivo del país lo tienen las áreas rurales, pues el futuro exigirá mejores condiciones para poder producir los productos que ahora consumimos.

Esta semana mientras visitaba una finca de café en el departamento de Santa Ana, pude observar la situación real de vida de las muchas personas que han decidido quedarse trabajando la tierra, de sol a sol y en condiciones que para muchos de nosotros son quizás extremas.

En el campo, un trabajador comienza su día a las 5:00 de la mañana. Su jornada de trabajo normal empieza a las 7:00 para terminar cuando el sol comienza a acostarse, a eso de las 4:00 de la tarde. Durante el día, ha de comer al menos dos tortillas por tiempo para completar los frijoles y el arroz que él mismo sembró, cultivó y cosechó. Y al final de cada semana, recibirá unos 25 dólares con los que deberá subsistir los próximos siete días.

En su mayoría, los servicios públicos como el agua o la luz son algo inexistente, y cuando se cuenta con ellos, tienden a fallar sin preaviso y sin ninguna certitud de que volverán a funcionar. Las redes móviles, así como cualquier medio de comunicación tecnológico, son cosa olvidada o nunca conocida. Las escuelas son probablemente el lugar más atendido de cualquier caserío de todas las áreas agrícolas rurales del país, pues a pesar del deplorable estado de las aulas, tienden a tener una sala informática además de brindar un vaso de leche a los estudiantes, quienes recorren distancias no despreciables para poder asistir a sus centro de estudios.

Las calles, montañas forjadas y moldeadas por el uso continuo, son muy difíciles de transitar, impidiendo en algunos casos el acceso de los habitantes de las zonas más remotas del país. Ninguna señal de transito informa sobre el tipo de terreno, ni las curvas o pendientes tienen muros o bordes que protejan de los barrancos o deslaves frecuentes. Además, la inseguridad nacional está llegando cada vez más rápido a estas zonas vulnerables de nuestro país. Por lo que la incertidumbre del bienestar social se agrava, intimidando a cualquier persona que con proyectos ambiciosos, creativos o ecológicos, pretenden conocer e invertir en las áreas rurales del país.

Considero oportuno hacer mención de esta situación para que como salvadoreños hagamos el esfuerzo de salir de nuestras casas, hacer turismo interno en zonas apartadas de la civilización. Probablemente seremos sorprendidos de ver que aun en esta época, la incivilidad existe en nuestra sociedad y que hay compatriotas que viven en condiciones difíciles, bajo las cuales la mayoría de nosotros seríamos incapaces de vivir. Nada perdemos con conocer la verdadera realidad de nuestra sociedad. Quizá tengamos los medios a través de los cuales podemos ir cambiando para bien la situación de vida de las comunidades relegadas de este convulsionado presente.

Tomemos en cuenta que el mayor potencial productivo del país lo tienen las áreas rurales, pues el futuro exigirá mejores condiciones para poder producir los mismos productos que ahora consumimos. Si no hacemos nada ahora por promover y motivar al mejoramiento de todas estas comunidades, quizá dentro de unos años no solo dejaremos de cultivar granos y otros para exportar y vender en otros mercados, sino que no podremos ni siquiera satisfacer nuestra propia demanda local de esos productos. Promovamos el agro. Cuidemos el agro. Con equidad y visión, saquemos el mejor provecho de nuestra tierra.

 

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?

29 Nov 2016
Educación barata
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Educación barata