Política

21 Nov 2012
Política | Por: Gabriel Gutiérrez Gallardo

GANA, ¿tercera vía o peor vía?

Los partidos políticos son instituciones que en el esquema izquierda-derecha tratan de ganar el voto de todas las personas que se encuentren dentro de su zona ideológica, desde los extremos hasta el centro. Es en función de las condiciones sociales y electorales que un partido decide su posicionamiento estratégico, si se tira más de un lado que del otro como dicen.

Debido a nuestro violento pasado político, los partidos mayoritarios han mantenido posiciones antagónicas con discursos más orientados hacia los extremos que hacia el centro.

Esta polarización ha dejado un vacío en el centro que nunca ha podido ser debidamente aprovechado por ninguna fuerza, ya sea por falta de líderes carismáticos, de maquinaria política, de financiamiento o simplemente de principios e ideales. Prueba de ello son las tentativas fallidas de crear un partido de centro izquierda por los expulsados del FMLN, el naufragio de un PCN y PDC que a cada elección parece que se van a hundir (y si se hunden son rescatados inconstitucionalmente por decretos legislativos) o los esfuerzos incansables de Cambio Democrático por obtener un curul en la Asamblea.

Sin embargo, GANA parece ser el único partido que ha logrado sacar ventaja de este hueco para colarse en el duopolio ARENA-FMLN. El partido naranja tiene dos activos que ningún otro partido “satélite” ha tenido en el pasado: dinero y un líder (no oficialmente declarado) carismático. Esto les permitió adjudicarse diputados no elegidos bajo la bandera naranja en el 2009, colocarlos en puestos de poder, financiar una campaña política para las elecciones del 2012 y volverse la “llave maestra” de la Asamblea con 11 diputaciones (oficiales).

Con dinero en mano, no quedó más que adornar al partido con una postura política y un bonito eslogan: la derecha social, la derecha de a pie, la derecha de los pobres o la tercera vía. Por cierto, dicha postura ha sido retomado por periodistas como Geovani Galeas que abogan por “la necesidad de la emergencia de una tercera vía” representada por Tony Saca quien “no es evidentemente el único político moderado, pero que, en virtud de su trayectoria, experiencia, ideas concertadoras y popularidad, sí es […] el único líder […] capaz de ganar”.

Ante el surgimiento de esta nueva fuerza cabe preguntarse, ¿representa realmente GANA una vía alterna que está llenando el vacío en el centro provocado por los partidos mayoritarios?

Ideológicamente no. Los partidos o los movimientos dentro de éstos que han logrado convertirse en una “tercera vía” han necesitado de un sólido programa ideológico y de gobierno apoyado por diversos sectores. Por ejemplo, los casos de éxito más conocidos son los de Bill Clinton en EEUU o de Tony Blair en el Reino Unido quienes reformaron gracias a la ayuda de intelectuales y economistas la visión de la “izquierda” dentro de sus partidos para adaptarla a la economía de mercado. GANA no tiene ningún contenido ideológico profundo en sus estatutos, ni posturas éticas en sus acciones.

¿Y políticamente? Tampoco. El partido naranja goza de muy poca simpatía electoral. Como mencioné en mi columna ¿Tony 2014?, en las últimas elecciones obtuvo con sus votos a penas DOS diputados. Los nueve restantes los ganaron gracias al sistema llamado de “cocientes y residuos”.

La “tercera vía” no es entonces más que un falso eslogan que supuestamente representa una nueva manera concertadora de hacer política. De hecho, si el vacío político no ha sido llenado en tanto tiempo no es porque a nadie se le haya ocurrido, sino porque nadie ha sido capaz de proponer un camino que va más allá de la izquierda o la derecha, un camino basado en la ética, los principios, la búsqueda del bien común y la rendición de cuentas. Y en ese camino GANA no es la “tercer vía”, sino más bien la “peor vía”.

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política

30 Ene 2017
¿Será posible un diálogo con pandillas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Será posible un diálogo con pandillas?