Política

13 Mar 2018
Política | Por: Gerardo Schönenberg Ávila

¿Fueron inclusivas las elecciones 2018?

El pasado 04 de marzo nuestro país vivió una fiesta electoral, con la cual se garantizó la democracia y la libertad de elegir a nuestros representantes municipales y legislativos. Esos son 2 derechos y deberes que todo ciudadano tiene sin importar la raza, discapacidad, edad, sexo, religión o creencia, y estatus socioeconómico. Es una fiesta que vivimos cada 3 años (para diputados y alcaldes) y cada 5 años (para elegir a nuestro presidente).

Me llamó mucho la atención ver a la juventud dando asistencia de parte del tribunal y partidos políticos a personas con discapacidad y/o alguna necesidad especial para que pudiéramos ejercer nuestro derecho en la urna correspondiente. La PNC también estaba brindando asistencia, ayuda y seguridad fuera, y dentro de los centros electorales para garantizar la inclusión de todas las personas.

Me encantó que en estas elecciones, en la mayoría de los centros de votación, Sí ACUDIMOS personas con diferentes discapacidades, personas de la tercera edad, personas con enfermedades, mujeres embarazadas y/o con niños en brazos, o coche, los jóvenes y muchos sectores de la sociedad que aún son vulnerables, y que, en la mayoría de las veces, cuando los políticos que han sido elegidos y ya están en el poder se olvidan de esos sectores.

Lastimosamente, no todo es perfecto y en la fiesta electoral, por lo menos en mi centro de votación,  CENTRO ESCOLAR DOCTOR SERGE RAYNAUD DE LA FERRIERE en vez de habilitar la entrada que es más accesible para cualquier ciudadano con o sin discapacidad, solo habilitaron la entrada por la iglesia, en la cual hay una gran cuesta para acceder al centro de votación. Dicha cuesta no estaba ni limpia, estaba llena de obstáculos y mucho tráfico de personas, lo cual dificultó el desplazamiento en silla de ruedas, con muletas o con niños en coche. La atención y la asistencia por parte de la mesa JRV, de los vigilantes de los partidos y los observadores, Sí FUE EXCELENTE.

POR OTRO LADO, pude observar tanto en mi centro de votación como en medios de comunicación que jóvenes y mujeres sí fueron incluidos para cuidar JRV, para estar como vigilantes de partidos políticos y observadores; pero, no así personas con diferentes discapacidades.

En algunos restaurantes de comida rápida y negocios CREARON PROMOCIONES PARA FOMENTAR EL DEBER A VOTAR DE SUS CLIENTES, PERO se olvidaron de sus clientes internos porque conozco casos de personas que tienen la dirección de residencia para votar en Santa Ana, pero trabajan en un restaurante de San Salvador y no pudieron ejercer su voto. No buscaron un sustituto que le hiciera el día o darle la tarde y el medio día libre para que fuera a cumplir con su derecho, y a la vez deber de elegir a sus representantes legislativos y municipales.

Entre las debilidades que observé durante y después de las elecciones están:

  1. Padrón en centros de votación no accesibles para personas no videntes
  2. Papeletas para votos legislativas deberían de ser más cortas y con ciertas adecuaciones para facilitar el voto, y el doblez de la hoja por parte de las personas con diferentes discapacidades.
  3. Considero que para las elecciones, el Consejo Nacional de Atención Integral para las Personas con Discapacidad debería ser el ente que dé la asistencia correspondiente a cada ciudadano con discapacidad para ejercer su voto, sin ninguna barrera.

El sitio web oficial para ver los resultados del escrutinio preliminar y final no cuenta con un mecanismo de audio, para que las personas no videntes puedan estar correctamente informadas como cualquier ciudadano.

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN

30 May 2018
Muchos problemas, muchas oportunidades
Política | Por: Erick Hernández

Muchos problemas, muchas oportunidades