Política

1 Mar 2016
Política | Por: Alexandra Monge

Estamos despertando

El sistema judicial de nuestro país ha demostrado ser corrupto y manipulado, muchas veces protegiendo aquellos que tienen los recursos para comprarlo y desamparando sin escrúpulos a quienes más lo necesitan.

“Contra el optimismo no hay vacunas”, dijo una vez el escritor y poeta uruguayo, Mario Benedetti. Y es que para los que todavía creemos en un mejor El Salvador se nos dificulta procesar la idea de que este país ya no tiene solución. Mucho menos ahora, que nuestra Sociedad Civil se fortalece cada vez más, porque está cansada de falsas promesas, tanta hipocresía política, y ahora están exigiendo respuestas. Estamos viviendo una nueva era en donde informaciones ilícitas se vuelven más difíciles de ocultar, donde tenemos el poder de comenzar un movimiento con tan solo tuitear y hacer viral todo aquello que nos indigne. Además, hoy más que nunca, se están dando acciones concretas de parte de instituciones democráticas como la Sala de lo Constitucional, la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), el comité de Probidad y el Instituto de Acceso a la Información Pública, tales como los siguientes casos.

El proceso legal en contra de dos exmandatarios por sospecha de enriquecimiento ilícito ha dado de qué hablar en las redes después que Mauricio Funes y Elías Antonio Saca, no lograron justificar cantidades de $639 mil y $6 millones, y ahora son dirigidos a juicio civil. A pesar de que el fin de estas historias sigue incierto, investigaciones continúan desenterrando cada vez más cabos sueltos al demostrar que Funes hizo gastos que sobrepasan las cantidades accesibles durante su gestión, pero aún así cerró con ahorros de 150 mil dólares, según ElFaro.net.

Desde que se emitió la ley sobre el enriquecimiento ilícito, Funes se vuelve otro expresidente en enfrentar dicho cargo. Por supuesto, aún queda mucho por comprobar de este caso respecto a viajes y gastos materiales, que por cierto, Casa Presidencial se ha contradicho al admitir tener dicho informe y después negarlo ante la solicitud de la Sala de lo Constitucional. Pero a pesar de que sigue habiendo tanta falta de transparencia de parte del Estado, nuestro país demuestra que quiere marcar un nuevo rumbo. Son eventos que las generaciones de nuestros padres y abuelos admitirán nunca haber visto antes, y eso demuestra que estamos despertando.

El sistema judicial de nuestro país ha demostrado ser corrupto y manipulado, muchas veces protegiendo aquellos que tienen los recursos para comprarlo y desamparando sin escrúpulos a quienes más lo necesitan. Sin embargo, si la justicia llegara a triunfar sobre los previos casos mencionados en contra de lo probo y ético, debemos exigirle a las instituciones democráticas que sigan independizándose de los partidos y no esperen a que pasen los años. Al contrario, que velen por la transparencia y el cumplimiento de la ley, porque ahora el pueblo si los observa.

Me enorgullece formar parte de una generación que poco a poco se va rebelando ante el conformismo y la ignorancia, que paulatinamente está realizando que somos nosotros quienes tenemos que detenernos a media corriente, y cuestionar por qué corre en esa dirección. Por esta razón vale la pena mantener la esperanza de que algo mejor vendrá. Ser optimistas no significa ignorar los problemas que afronta el país, sino creer que tienen solución y trabajar por ello.

 

 

 

 

 

 

  • Juan Perez

    Ni Saca ni Funes serán encontrados culpables ni irán a prisión tampoco de la misma manera que Paco Flores ni tuvo juicio ni tampoco fue encontrado culpable a pesar de su propia admisión de lo que se le acusaba. Estas campañas de desprestigio y destrucción de imagen son la última arma de los partidos políticos en contra de sus adversarios. No contribuye a eliminar la corrupción ni a prevenir casos similares en el futuro. Son simplemente cortinas de humo para cubrir los problemas reales que afectan a la sociedad y para los cuales los políticos no tienen ninguna solución desafortunadamente.

20 Nov 2017
El costo político de la corrupción
Política | Por: Fernando Colocho

El costo político de la corrupción

12 Abr 2017
Ya huele a elecciones
Política | Por: Juan Carlos Méndez

Ya huele a elecciones

3 Mar 2017
El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”
Política | Por: Mateo Villaherrera

El Salvador: “Si nos dormimos, los de arriba se despiertan”

27 Feb 2017
No es la polarización, es desatender la política
Política | Por: Juan Carlos Méndez

No es la polarización, es desatender la política