Política

4 Feb 2016
Política | Por: Joshua Alfaro

¿Es viable una política del hijo único en El Salvador?

Talvez en algunas décadas pueda ver un El Salvador lleno de gente muy educada, donde se elija voluntariamente postergar tener hijos o simplemente decidir no tenerlos, donde la pobreza y la delincuencia solo sean parte de un pasado oscuro.

El virus zika es la nueva amenaza a la salud pública que enfrenta El Salvador, un nuevo problema a la sanidad que se viene a sumar con el dengue y chikungunya, pero a diferencia de las dos enfermedades anteriores la fiebre zika puede estar relacionada al desarrollo de microcefalia en los fetos, un inusual defecto congénito en que los bebes nacen con cabezas pequeñas y el síndrome de Guillain-Barré, una parálisis progresiva que puede ser mortal.

Christian Lindmeier, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), no descartó el nexo entre éste virus y los 4,000 casos de microcefalia que han aparecido en Brasil, Colombia, Panamá y El Salvador, afirmando la enorme tarea que tiene la OMS de confirmar éste nexo. Por otra parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió un boletín a los países con posibles brotes del virus zika a implementar o intensificar la vigilancia de síndromes neurológicos en la población.

Ante tales amenazas el Ministerio de Salud (MINSAL) emitió un comunicado donde sugiere a las mujeres no embarazarse en éste año, una salida fácil para decir “no tenemos la capacidad para controlar una posible epidemia”, sin embargo en mi opinión estoy de acuerdo con la medida, no porque sea la mejor opción sino porque ante el temor colectivo puede crear conciencia en la población especialmente joven para recurrir a métodos anticonceptivos, puesto que en mi experiencia por los hospitales públicos es increíble observar la cantidad de embarazos en adolescentes y mujeres que no pasan de veinticinco años teniendo hasta cuatro hijos que alimentar, muchas veces sin ningún apoyo.

Aunque no pretendo que me malinterpreten, creo que cada persona es libre de escoger a su pareja y la cantidad de hijos que deseen tener, pero esa libertad conlleva una gran responsabilidad, somos uno de los países más densamente poblados de América Latina donde muchos jóvenes ante la falta de oportunidades caen en las garras de la delincuencia, es una realidad que causa indignación pero si queremos dejar de ver niños limpiando parabrisas en las calles como país debemos tener una cultura de responsabilidad reproductiva que solo se logra educando y concienciando a la gente, aunque son muchos los factores que han definido el éxito económico de los países desarrollados el denominador común es una población muy educada con bajos índices de natalidad, en contraste en los países subdesarrollados los altos índices de natalidad están íntimamente relaciones a las bajas tasas de alfabetización, educación y cultura de la población.

Hace poco tiempo China abolió la política del hijo único, en el país considerado más poblado del mundo experimento un auge económico sin precedentes en los últimos años, los chinos se educaron y compitieron con los grandes en los negocios y las ciencias, no obstante conllevó un terrible infanticidio causado por el aborto y la represión a las familias por ésta ley.

En un país libre el estado no puede ordenar a la gente la cantidad de hijos que puede tener o prohibir a las mujeres embarazarse, pero tales políticas represivas nunca son necesarias cuando la población es educada y tiene una cultura de responsabilidad reproductiva, la coyuntura actual de salud y el temor por la propagación del virus zika puede ser oportuna para que el Ministerio de Salud cree conciencia en la población porque la verdadera solución a nuestros problemas como nación siempre ha sido más que obvia, “fomentar la educación y la cultura de la gente” talvez en algunas décadas pueda ver un El Salvador lleno de gente muy educada, donde se elija voluntariamente postergar tener hijos o simplemente decidir no tenerlos, donde la pobreza y la delincuencia solo sean parte de un pasado oscuro, donde la corrupción ya no exista porque los políticos no pueden hacer lo que se les antoje con una población educada y exigente de la transparencia y probidad pública, pero sobre todo un país donde se pueda vivir en paz.

22 Ago 2018
Una confesión que no extraña a nadie
Política | Por: Karen López

Una confesión que no extraña a nadie

5 Jul 2018
El Maniqueísmo Político
Política | Por: Juan Carlos Menjívar

El Maniqueísmo Político

29 Jun 2018
¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?
Política | Por: Juan Carlos Méndez

¿Y qué corona tiene Nuevas Ideas?

4 Jun 2018
Noveno año de Gobierno del FMLN
Política | Por: Mario Hernández Villatoro

Noveno año de Gobierno del FMLN